Sábado, 27 de Noviembre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Escupitajos para todos

  • Imagen de Juan Antonio Palacios
    Por Juan Antonio Palacios
    Escritor, profesor y político. Ha sido alcalde de Algeciras y vicepresidente de la Mancomunidad del Campo de Gibraltar.
    Foro
    Formaba parte de ese sector populista que iba escupiendo sus palabras a diestro y siniestro, fabricando desacuerdos, guerras y conflictos, en los que después era incapaz de colocar paces, diálogos y tender puentes. Su irritabilidad le impedía ver las cosas tal y como eran, y las distorsionaba como buen obediente tiránico.

    Eran necesarios cambios que dieran frutos positivos, sin perder poder y ganando libertad y tiempo. Hablaba compulsivamente de todo, pero a decir verdad, de nada entendía en profundidad . Su compromiso y responsabilidad, tenía que concentrarse en saber comunicar a los demás con claridad y concisión, y no dando circunloquios que no nos llevan a ninguna parte.

    Actualmente estamos padeciendo una deriva populista que sustituyen las palabras mágicas, por promesas para no cumplir e insultos y descalificaciones, que nos sitúa en una atmósfera política de falsas seguridades, de lecciones de salvación política a costa del trabajo de los demás.

    Entre soledades y abandonos, hay crisis que nos aplastan y otras que nos fortalecen, unas que nos invitan a reinventarnos y otras de las que pretendemos sacar la máxima ganancia y el mayor provecho, entre nuevos proyectos y atisbos de esperanza.

    Cuando los intereses sustituyen a los afectos , nos encontramos , que donde antes había manos tendidas y acogidas , ahora hoy nos enseña rechazos y dar la espalda con quienes podemos caminar en busca de un objetivo común.  Capaces de desbaratar cualquier gesto y actitud de generosidad, demoliendo los proyectos positivos en favor de los populismos y oportunismos.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA


    Escupitajos para todos y en todas las direcciones , para ofender y ofenderse, para generar caos e inestabilidad , para hacer incomprensible el diálogo y la estupidez humana, en una nube en la que se pierde la inteligencia y la comprensión de lo que nos está ocurriendo.

    Seguiremos imaginando un mundo mejor, mientras tendremos que hacer todos los sacrificios para que esto sea posible y se nos convierta en una realidad, fuera de excesos y abusos, que solo nos conducen a confundir las ficciones con realidades, los deseos con las inapetencias.

    No hay que abusar ni practicar las suficiencias cuando les llevamos ventajas a los otros, ni avanzar en las venganzas, ni ralentizar las preferencias. Exigir lo imposible a sabiendas que no vamos a llegar a la utopía, es una aspiración, que lejos de ser progresista se convierte en reaccionaria y termina por ser un discurso a escupitajos.

     Podemos aspirar a lograr y pretender conseguir hacer realidad nuestras ambiciones, lo que no debemos es intentar evitar que exista la pluralidad, pretendiendo que se establezca el pensamiento único y exista un solo modelo. No podemos ni debemos suprimir nuestro derecho a la protesta, al inconformismo o a la rebeldía.

    Cuando tomamos conciencias que todos somos humanos, con los mismos derechos, pero tan diferentes en nuestros pensamientos y actuaciones, gozamos de nuestra mismidad y apostamos por la polémica lejos de la uniformidad.

    En ese cosmos que configuramos entre todos, tenemos múltiples formas de hacer más divertidas nuestras vidas, de conseguir que algo complejo puede ser entretenido , de ponerle colores a la realidad , sin dejar de apreciar los perfiles de los blancos y negros, y los matices de los grises, si no seremos los receptores de todos nuestros escupitajos.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas