Martes, 20 de Octubre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

El final del periodo transitorio del Brexit está cerca

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Hoy (15 de octubre de 2020) es la fecha señalada como la de ruptura o límite de las conversaciones del Brexit. Veremos si esto se traduce en algo real y qué es lo que de verdad saldrá de ella. Si es la fecha «final», podremos saber, por fin, cuáles son los acuerdos entre el Reino Unido y España con los que se tratarán todos o algunos asuntos de Gibraltar, incluyendo la fluidez en la frontera. También puede poner en tensión la combinación actual de nuestros partidos políticos en el Parlamento e incluso la cohesión de los miembros dentro de cada uno de ellos.

    Nuestro Parlamento se reunirá en la tarde de mañana, 16 de octubre de 2020. Es posible que entonces se haga algún tipo de anuncio. Aunque no sea así, no pasará mucho tiempo antes de que se haga público algún tipo de información sobre las conversaciones en curso con España.

    CONVERSACIONES SOBRE EL BREXIT

    Se nos dice que las conversaciones se están llevando a cabo a un alto nivel político y a un nivel más técnico. Todas son entre el Reino Unido y España, en las que participan el Ministro Principal y hasta cierto punto el Viceministro Principal, acompañados por el Fiscal General y el Secretario Financiero. El hecho de que haya conversaciones técnicas indica que hay algún acuerdo, aunque no sea mucho, a un alto nivel político. Puede ser que esto se traduzca o no en un acuerdo final.

    POLÍTICOS SILENCIOSOS

    Actualmente todas las fuerzas políticas están virtualmente en silencio. El silencio puede ser razonable. Nuestro Ministro Principal nos ha prometido que no habrá concesiones relativas a la «soberanía, jurisdicción o control», que están sin definir. Asumir todos y cada uno de estos puntos será precisamente lo que provocará reacciones. Reacciones de los partidos políticos, de los individuos dentro de los partidos políticos y de la gente normal en la calle.

    POTENCIAL DE REACCIÓN

    Cualquier reacción frente a lo no anunciado da ventaja, simplemente, a los que están al tanto, a saber, el Ministro Principal y el Viceministro Principal. Este último, Joseph García, está atrapado por su participación en la negociación. No podrá divorciarse de los acuerdos que puedan concluirse. Eso deja a todos los demás abiertos a la posibilidad de reaccionar.

    ¿REACCIÓN DE LA ALIANZA?

    Será interesante la reacción de los otros miembros de la Alianza GSLP/Liberal. Uno asume que, si hay algún acuerdo que anunciar, el Ministro Principal y el Viceministro Principal buscarán primero la aprobación de todos los diputados electos de la Alianza.

    Es en ese momento cuando veremos la aceptabilidad. Si no hay una reacción adversa de otros miembros de la Alianza, entonces me descubro ante el Ministro Principal y el Viceministro Principal, ya que habrán logrado lo que en cualquier negociación internacional es imposible: conseguir algo a cambio de nada. Sin embargo, es difícil imaginarse que Gibraltar acumule todos los beneficios sin implicación alguna en materia de soberanía, jurisdicción o control.



    BONO TURISTICO ANDALUZ
    BONO TURISTICO ANDALUZ


    SE NECESITA UNA FRÍA CONSIDERACIÓN

    El hecho de que pueda haber implicaciones en la soberanía, jurisdicción o control requiere una fría y cuidadosa consideración. Es muy posible que esas consecuencias no lleguen al núcleo de lo que es la soberanía, la jurisdicción o el control y de lo que es británico en Gibraltar.

    Una cuestión es que muchas personas consideran que, incluso lo que, en Gibraltar, eran incursiones aceptables de la UE en la soberanía, la jurisdicción o el control de Gibraltar, no son aceptables dentro de los límites de un acuerdo entre el Reino Unido y la UE sobre Gibraltar que cuente con la bendición de España y se haga a petición suya. Esto es así especialmente cuando el Reino Unido ya no es un miembro de la UE que pueda proteger los intereses de Gibraltar dentro de la UE. Si esa fuera la reacción, habría fuertes elementos de contradicción que objetivamente serían difíciles de aceptar por un jurado internacional, incluidos el Gobierno y el público del Reino Unido.

    Todos los políticos y los partidos políticos deben evitar una reacción visceral. Una consideración importante para el resto de los políticos: respirar profundamente antes de reaccionar y no hacerlo por razones individuales o de partido. En su corazón, todos ustedes deben desear lo mejor en el interés de Gibraltar y deben formular con fuerza esa idea para influir en la situación.

    REPERCUSIONES DE LAS REACCIONES

    Cualquier reacción mal pensada podría tener profundas repercusiones tanto a nivel internacional como nacional.

    Internacionalmente porque existe la posibilidad de alienar al Reino Unido en un momento en el que su apoyo es más necesario que nunca. Además, porque la respuesta de España a una reacción adversa de ese tipo puede ser brutal en unas circunstancias en las que evitar la reacción no es tan perjudicial para los principios básicos de la soberanía, el control o la jurisdicción de Gibraltar.

    A nivel nacional porque irá al núcleo de la coyuntura política actual, cambiando y socavando la democracia tal y como la hemos conocido durante décadas. Podría poner, individualmente, a los políticos de cada partido en pugna con otros de su mismo partido. Si eso ocurriera, en ausencia de nuevos acuerdos entre los partidos, unas elecciones generales darían lugar a un marasmo desorganizado de fuerzas políticas, por no decir un vacío.

    ¿DESPLOME DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS?

    Con todo, el Ministro Principal y el Viceministro Principal están caminando por la cuerda floja, por encima del electorado. Una cuerda floja que ellos mismos han tendido porque no han proporcionado la información que debían. Esperemos que ese secreto no se mantenga entre sus propios diputados, especialmente Sir Joe Bossano. El Ministro Principal puede ser el líder del GSLP, pero el núcleo del GSLP sigue siendo leal a Sir Joe. Es una fuerza a tener en cuenta, que podría movilizarse para resistir cualquier acuerdo de fluidez en la frontera acordado con España por el Brexit.

    En cuanto al GSD, uno espera que Keith Azopardi mantenga a todos sus diputados informados de lo que le digan en sus reuniones con el Ministro Principal. Tiene que trabajar para conducirlos como una fuerza cohesionada a través de esta situación provocada por el Brexit. Si alguien considera que la soberanía, la jurisdicción o el control se ven comprometidos en un grado significativo con el conocimiento (y por lo tanto con el consentimiento tácito del Sr. Azopardi), entonces las consecuencias para la unidad de la GSD pueden ser adversas.

    Jugamos una partida de esperar y ver. Esperemos que los responsables, incluido el Reino Unido, asuman sus obligaciones con inteligencia y dentro de los límites de lo que se verá y se considerará aceptable. Todos los acuerdos hechos con España sobre Gibraltar tendrán consecuencias a largo plazo que Gibraltar no podrá dar por terminadas, por lo que la ausencia de avances en los principios básicos de la soberanía, la jurisdicción o el control debe ser clara. 




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas