Domingo, 17 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    La frontera seguirá igual

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval

    No acabo de entender el interés que existe por anunciar cosas extrañas en cuanto al paso de la verja tanto para los trabajadores españoles como para los gibraltareños que vienen a la comarca.

     

    He llegado a leer que el propio ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo ha anunciado hasta la posibilidad de que los gibraltareños tengan que tener preparados sus pasaportes por si al final del camino, resulta que tenemos un Brexit duro sin acuerdo. También desde esta parte de la verja se habla con bastantes dudas sobre este tema del paso de la verja.

     

    No sé realmente quién tiene interés en levantar estas dudas que provocan un desasosiego entre todas las personas que han de trabajar en Gibraltar y los que de allí vienen a diario. Quizás el motivo no sea otro que el de decir, al final de este proceso que, gracias  a su presión, se ha logrado que se normalice el paso diario a través de la verja con Gibraltar. Y digo esto porque no entiendo otro motivo para que, casi a diario, nos encontremos con declaraciones que no hacen sino calentar el ambiente y provocar ese malestar que les comentaba al principio de este artículo.

     

    Se trata de un tema que ha quedado ya bastante claro independientemente de que haya un Brexit duro o blando. Y es el Acuerdo de España con Gran Bretaña respecto a Gibraltar que deja bien a las claras que se facilitará el paso fronterizo de la verja por ambos lados. Pero esto no es solo por el Acuerdo España-Gran Bretaña sino también porque España no se puede permitir el lujo de poner trabas a una frontera que lo que puede provocar es que tengamos nueve mil parados más, además de que muchas empresas de la comarca y de la provincia se queden sin su cartera de trabajo en Gibraltar.

     

    Así que vamos a buscar apoyos para otros temas, porque el de la frontera está más que claro.