Sábado, 9 de Diciembre de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Gobierno directo y responsabilidades

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar. Foto Sergio Rodríguez
    Foro
    *El Reino Unido tiene la responsabilidad última del buen gobierno

    *El Reino Unido puede imponer el gobierno directo, especialmente por recomendación de una Comisión

    *Puede suspender el gobierno ministerial

    *Los políticos locales se oponen y conservan poderes bajo la estrecha supervisión del Reino Unido y la amenaza del gobierno directo

    *No ha ocurrido en Gibraltar, pero sí en las Islas Vírgenes Británicas en junio de 2022

    *No hay excusa para que nuestros Ministros se laven las manos

    *La responsabilidad colectiva se aplica si los Ministros no dimiten

    *Reino Unido también es responsable ante la ley, constitucionalmente y como prestamista de última instancia

     

    RAZÓN Y PODER

    Como Territorio Británico de Ultramar, el Reino Unido conserva la responsabilidad última del buen gobierno y tiene poder para intervenir en los asuntos internos. En casi todas partes se ignoran los principios de apertura, transparencia y Estado de Derecho: la gobernanza es deficiente.

    Entre las recomendaciones formuladas por una Comisión figuraba la de imponer el gobierno directo del Reino Unido durante al menos dos años, para restablecer la buena gobernanza, al igual que se había hecho unos años antes en las Islas Turcas y Caicos, con la suspensión de los poderes legislativo y ministerial locales.

    DENUNCIAS Y RECOMENDACIONES





    Esa recomendación, junto con otras, se produce a raíz de las denuncias de posible corrupción, la forma de adjudicar contratos de construcción y desarrollo por parte del gobierno y la manipulación de organismos públicos independientes.

    Se recomendó el gobierno directo, con el Gobernador, potencialmente con un consejo asesor local, supervisando la reforma. Las reformas deben incluir una auditoría del gasto público y de todas las áreas de gobierno, con información potencialmente remitida a procedimientos penales y civiles, si se considerase apropiado.

    Otras recomendaciones incluyen una revisión de la Constitución para introducir enmiendas que protejan contra los abusos detectados, y una revisión y reducción de los poderes discrecionales de los ministros.

    OPOSICIÓN AL GOBIERNO DIRECTO

    Los políticos y organizaciones locales se han opuesto al gobierno directo y han creado una coalición multipartidista para liderar la reforma. Han propuesto al gobierno británico que los políticos colaboren con el gobernador designado por el Reino Unido para llevar a cabo las reformas necesarias.

    El Reino Unido ha aceptado esta propuesta, pero ha dicho que seguirá supervisando los avances. En consecuencia, no impondría un gobierno directo, por el momento. En cambio, el Reino Unido aceptó la propuesta de introducir las amplias reformas recomendadas. El Reino Unido conserva el derecho a intervenir si considera que no se avanza lo suficiente. Ha presentado al Consejo Privado la legislación que autoriza dicha intervención.

    ¿DÓNDE?

    No, no es una narración de nada de lo que ha ocurrido en Gibraltar hasta la fecha. Es un breve apunte de lo que ocurrió en las Islas Vírgenes Británicas en junio de 2022, según las conclusiones de una Comisión de Investigación publicadas en abril de 2022. La Comisión estaba investigando la supuesta corrupción y mala gestión allí.

    Sin embargo, es un duro recordatorio de la capacidad del Reino Unido para intervenir en Gibraltar si lo considera necesario. Todos nuestros ministros deberían ser muy conscientes de esta posibilidad. No es excusa para ninguno de ellos decir «no fui yo» o «no lo sabía».

    RESPONSABILIDAD COLECTIVA Y DEL REINO UNIDO

    La norma de la responsabilidad colectiva del Gabinete lo desmiente. Cada Ministro tiene la obligación constitucional ante cada uno de nosotros de garantizar «la paz, el orden y el buen gobierno».

    Si a algún Ministro no le gusta lo que está pasando, especialmente en el frente de las finanzas públicas, entonces tiene la obligación de dimitir del Gobierno y dar a conocer públicamente sus preocupaciones. Si alguno se queda como ministro y, que el cielo nos ayude, el consabido enciende el ventilador, entonces todos ellos comparten la responsabilidad. No hay forma de evitarlo.

    Si el Reino Unido es consciente de la posibilidad de un fracaso gubernamental y/o financiero en Gibraltar, también tiene responsabilidades y obligaciones, especialmente si no ha actuado. Para Gibraltar, el prestamista de última instancia es el Reino Unido. La responsabilidad última de garantizar «la paz, el orden y el buen gobierno», tanto según la ley como en virtud de la Constitución, recae en el Reino Unido.

     




  •  Campaña Mundo de Ecoembes
     Campaña Mundo de Ecoembes