Sábado, 4 de Febrero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Los del GSLP y los Liberales creen en la continuidad del estatus colonial de Gibraltar

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Banderas en el National Day 2019. Foto Sergio Rodríguez
    Foro
    *Al principio, los del GSLP  y los Liberales se opusieron a la Constitución de 2006

    *Sólo el GSD consideró al referéndum constitucional como un acto de autodeterminación

    *El GSLP cambió de opinión sin que se modificase la Constitución o el Preámbulo

    *La crítica inicial del GSLP a la Constitución sigue siendo válida hoy día

    *Las palabras de Geoff Hoon se las llevó el viento, no están en la Constitución de 2006

    *Cualquier cambio de opinión del GSLP-Liberal no se basa en lo que está en la Constitución de 2006

    *En la Constitución de 2006 no se reconoce que Gibraltar haya alcanzado la autodeterminación

    *La lucha debe continuar al igual que la promesa del Reino Unido de no cambiar el estatus de soberanía

     

    PALABRAS EN EL VIENTO

    En marzo de 2006, los GSLP-Liberales estaban en contra de la propuesta de Constitución de 2006 porque, en su opinión, no era una Constitución descolonizadora.

    El pensamiento del GSLP-Liberal no cambió hasta después de que Geoff Hoon, el entonces Ministro del Reino Unido encargado de los asuntos relacionados con el cambio constitucional de Gibraltar, hiciera una declaración en septiembre de 2006, a pesar de que no se había hecho ningún cambio sustancial en la propia Constitución o en su Preámbulo.

    En consecuencia, la crítica de los GSLP-Liberales a la Constitución sigue siendo válida hoy día, a saber, que evidencia una relación colonial entre el Reino Unido y Gibraltar.

    Las palabras de Geoff Hoon siguen siendo palabras políticas que se las lleva el viento. No están plasmadas en la propia Constitución de 2006.

    La posición de las Naciones Unidas sigue siendo ese estatus colonial, concretamente de su Cuarta Comisión y del Comité de los 24, a pesar de las continuas protestas y alegaciones de Gibraltar, y de que el Reino Unido nos haya rebautizado como Territorio de Ultramar del Reino Unido.

    La lucha por la autodeterminación no debe olvidarse. Sin embargo, ya no está en el centro del escenario. Hoy en día son más importantes la feria y las fiestas.

    PRONUNCIAMIENTO DE LOS GSLP-LIBERALES

    El 28 de marzo de 2006, la posición de los GSLP-Liberales fue que no apoyarían la modernización propuesta en la Constitución de 2006 a menos que el Reino Unido reconociera que era un acto de descolonización.

    El Reino Unido no lo había hecho, por negarse a incluir un texto adecuado a tal efecto en el preámbulo de la Constitución.

    La declaración de los GSLP-Liberales al respecto terminaba diciendo que

    «ha dejado muy claro que no apoyará un referéndum que sólo el Sr. Caruana considera un acto de autodeterminación, pero que no lo considera así nadie más, ni siquiera el Gobierno británico. La modernización del funcionamiento de nuestro Parlamento y otras instituciones públicas es tan imposible de ser defendida en las Naciones Unidas como si fuese la terminación del estatus colonial de Gibraltar, como lo fueron las anteriores modernizaciones de 1964 y 1969.»

    NINGÚN CAMBIO CONSTITUCIONAL



    Iti Cádiz
    Iti Cádiz


    La realidad es que, tras el anuncio de la posición adoptada por los GSLP-Liberales, no se produjo ningún cambio en la propuesta de Constitución de 2006. Lo que vino fue una declaración de Geoff Hoon.

    En esa declaración hay que destacar que «la nueva Constitución prevé una relación moderna y madura entre el Reino Unido y Gibraltar. No creo que esta descripción se aplique a ninguna relación basada en el colonialismo». Es una reflexión, no un compromiso categórico.

    Además, está limitado por la referencia a las obligaciones derivadas de «las disposiciones de la Carta de la ONU y de cualquier otro tratado internacional aplicable», en definitiva, la opción española del artículo X del Tratado de Utrecht.

    ARTÍCULO X DEL TRATADO DE UTRECHT

    Para mayor claridad, hay que decir que Geoff Hoon añadió: «El derecho de autodeterminación de Gibraltar no está limitado por el Tratado de Utrecht, excepto en la medida en que el artículo X otorga a España el derecho de rechazo[i] en caso de que Gran Bretaña renuncie alguna vez a la soberanía. Así, la independencia sólo sería una opción con el consentimiento español».

    La limitación de la autodeterminación está claramente admitida y especificada; la autodeterminación no está disponible debido al artículo X del Tratado de Utrecht.

    ¿Cómo puede esto desvirtuar la realidad de que el estatus de Gibraltar sigue siendo el que los GSLP-Liberales destacaron en su declaración del 28 de marzo de 2006? Las palabras de Geoff Hoon no cambiaron nada. Confirmaron lo acertado que habían sido los GSLP-Liberales.

    DECLARACIÓN COMPLETA DE LOS GSLP-LIBERALES

    La declaración completa de los GSLP-Liberales dice: «la nueva constitución prevé una relación moderna y madura entre el Reino Unido y Gibraltar. No creo que esta descripción se aplique a ninguna relación basada en el colonialismo. La constitución confirma el derecho de autodeterminación del pueblo gibraltareño. La realización de ese derecho debe promoverse y respetarse de conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas y cualquier otro tratado internacional aplicable. El derecho de autodeterminación de Gibraltar no está limitado por el Tratado de Utrecht, excepto en la medida en que el artículo X otorga a España el derecho de rechazo en caso de que Gran Bretaña renuncie a la soberanía. Así, la independencia sólo sería una opción con el consentimiento de España. El Gobierno de Su Majestad reconoce que el acto de decidir sobre su aceptación de la nueva constitución en el próximo referéndum será un ejercicio del derecho de autodeterminación del pueblo gibraltareño en ese contexto.»

    LA CONSTITUCIÓN DE 2006 SE AJUSTA A UNA POSICIÓN COLONIAL

    La Constitución de 2006 no cambia la posición de los GSLP-Liberales tal y como se declaró el 28 de marzo de 2006. Lo extraño es que a los ojos de los medios de comunicación públicos, cambiaron su postura en el referéndum constitucional, aunque en privado se dijo que la gente debía votar «No».

    El preámbulo de la Constitución habla de que el pueblo de Gibraltar ha «aprobado y aceptado libremente la Constitución... que otorga al pueblo de Gibraltar ese grado de autogobierno que es compatible con la soberanía británica de Gibraltar y con el hecho de que el Reino Unido siga siendo plenamente responsable de las relaciones exteriores de Gibraltar».

    Fíjense en «ese grado de autogobierno que es compatible con la soberanía británica», no se menciona la autodeterminación. Se trata de un cuidadoso juego de palabras que se ajusta a una posición colonial para Gibraltar en el contexto del derecho internacional reconocido, y no de palabras utilizadas como su descripción como «Territorio de Ultramar del Reino Unido». Eso pertenece al ámbito de lo políticamente correcto, no a la realidad.

    Gran parte de la campaña del «NO» en el referéndum sobre la Constitución de 2006 expuso claramente este argumento. 

    DERECHO RECONOCIDO PERO NO CONCEDIDO

    El capítulo 1 sobre la «Protección de los Derechos y Libertades Fundamentales» habla de que «todos los pueblos tienen derecho a la autodeterminación y, en virtud de ese derecho, determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural, y pueden disponer libremente, para sus propios fines, de sus riquezas y recursos naturales, sin perjuicio de las obligaciones que se deriven de la cooperación económica internacional, basada en el principio del beneficio recíproco y en el derecho internacional».

    Es una declaración de la posición y el derecho de las personas en el derecho internacional. No es un reconocimiento de que Gibraltar haya alcanzado o se le haya concedido la autodeterminación.

    De hecho, el siguiente párrafo va a circunscribir eso por referencia a «la Carta de las Naciones Unidas y cualquier otro tratado internacional aplicable». El artículo X del Tratado de Utrecht es uno de esos tratados internacionales.

    ARGUMENTO COLONIAL SIN RESOLVER

    Las discusiones semánticas sobre si Gibraltar sigue siendo una colonia o no continuarán durante mucho tiempo, a menos que el esperado «acuerdo» entre el Reino Unido y la UE sobre el Gibexit que regula Gibraltar ponga fin a las mismas. Si no lo hace, la lucha por conseguir el reconocimiento de la autodeterminación debería continuar, aunque el esfuerzo se haya agotado en esa campaña.

    La probabilidad de que se reconozca la autodeterminación en algún tratado del Gibexit es ínfima. España ha declarado categóricamente que cualquier tratado no transgredirá su reclamación de soberanía. Es esa reivindicación, junto con las reafirmaciones del Reino Unido del artículo X del Tratado de Utrecht, lo que circunscribe la autodeterminación.

    Del mismo modo, el Reino Unido ha salvaguardado su promesa constitucional a Gibraltar en el sentido de que «el Gobierno de Su Majestad nunca llegará a acuerdos en virtud de los cuales el pueblo de Gibraltar pase a estar bajo la soberanía de otro Estado en contra de sus deseos expresados libre y democráticamente».

     
    [i] N. del T. «Right of refusal» en inglés, «derecho a la primera acción antes que a otros» en español




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas