Miércoles, 20 de Noviembre de 2019
Twitter
Facebook
Youtube
Junta de Andalucía - Gusto del Sur

La AGI es un bluf

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    Bluf es un término procedente del inglés, que está recogido en el Diccionario de la Lengua Española con los significados de “montaje propagandístico destinado a crear un prestigio que posteriormente se revela falso”, “persona o cosa revestida de un prestigio falto de fundamento” y “fanfarronada, acción intimidatoria hecha por quien no cuenta con los medios para cumplir su amenaza”.

    Pues eso, la AGI es un bluf. Ahora nos ha presentado la memoria del 2018 y las alabanzas de las catorce grandes empresas que forman parte de ella, pero que ya venían haciendo lo mismo muchísimo antes de que existiese la ASOCIACIÓN DE GRANDES INDUSTRIAS DEL CAMPO DE GIBRALTAR. 





    Las grandes industrias del Campo de Gibraltar vienen existiendo desde hace muchos años y cada una por su cuenta y en octubre de 1991 se crea la AGI cuyas finalidades principales eran las de promover y coordinar las iniciativas de las empresas asociadas en beneficio de la Comarca del Campo de Gibraltar, defender los intereses comunes de las empresas que la forman, y contribuir activamente al desarrollo y mejora del entorno.

    Bueno, pues nada de eso se ha hecho por parte de la AGI que podría haber sido y aún está a tiempo de serlo, el gran lobby empresarial de nuestra Comarca y que, sin embargo, permanece en un silencio casi cómplice con la falta de infraestructuras ferroviarias. No se ha escuchado una sola protesta, no ha llevado a cabo una sola acción reivindicativa de lo que todos los campogibraltareños y las empresas, sean o no sean de la AGI, anhelan y que no es otra cosa que el enlace ferroviario Algeciras-Bobadilla.

    Y lo que es peor, no ha habido ninguna propuesta de reunión, congreso o como quieran llamarlo, sobre este tema. Un lobby es lo que necesitamos aquí y eso, señores, no lo cumple en absoluto la AGI. Su único objetivo es la presentación anual de su memoria. Siento envidia sana de la AVE (Asociación Valenciana de Empresarios) que preside Vicente Boluda y que es, además, un importante empresario de nuestro puerto con los spabunkers. Y que, curiosamente, no pertenece a la AGI. Por ahí es por donde deberían ir los tiros. Invitar a Boluda a formar parte de la AGI y convertirnos en un verdadero lobby empresarial. Si la AGI sigue como hasta ahora nunca será un lobby, será un bluf.




  • Prolibertas