Domingo, 16 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La “autodeterminación”: ¿cierta o no tan cierta?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Gibraltar no está, según parece, tan avanzado en el camino hacia la autodeterminación en virtud de la Constitución de 2006 como muchos de nuestros políticos han dicho que lo estamos. La descripción de la función del Gobernador, en el anuncio de convocatoria de un nuevo titular, va mucho más allá de la descripción de la función como si sólo consistiese en deberes militares, ceremoniales y sociales. Esto, a pesar de lo que nuestros políticos han hech ocreer a muchos.

    Ese es un mensaje que procede del conjunto de informaciones que acompaña el anuncio sobre el cargo de nuevo Gobernador de Gibraltar. Esto puede verse, entre otras cosas, porque los ciudadanos británicos gibraltareños quedan excluidos y no entran en consideración, a menos que el solicitante haya residido en el Reino Unido durante los últimos dos años.

    La «Bienvenida» de Lindsay Appleby, directora general para la Salida de la UE, F&CO, comienza describiendo el papel del Gobernador como «altamente político». ¿Dónde se quedan los que consideran que nuestra política está dentro del dominio de nuestros políticos electos, principalmente nuestro ministro principal y sus ministros?

    Continúa destacando los derechos y responsabilidades, por ambas partes, que supone la relación constitucional entre el Reino Unido y Gibraltar, pero hace hincapié en que es el Gobernador, y no quienes fueron elegidos, la clave para que esa relación funcione. Además, subraya la importancia de que el Gobernador identifique oportunidades estratégicas, defienda los valores británicos y tome decisiones políticas correctas. ¿No es esto lo que nuestro ministro principal, ministros y políticos electos, supuestamente, tienen el poder constitucional y el deber de hacer?





    Además, en la descripción de la función del Gobernador se especifican sus facultades ejecutivas en virtud de la Constitución de 2006. Estas «.... incluyen relaciones exteriores, defensa, seguridad interior y ciertas funciones en relación con el nombramiento para un cargo público en Gibraltar». Todas ellas son realidades constantemente minimizadas por nuestros políticos.

    Además, un Gobernador debe «... asegurar la comprensión de las políticas del Gobierno de Su Majestad en Gibraltar» y «... necesita excelentes capacidades políticas y juicio, ya que trabajará en un papel político muy visible». ¿Políticas? ¿Papel político?

    En el contexto del Brexit, el Gobernador «... desempeñará un papel central, trabajando con el ministro principal de Gibraltar y su equipo del Brexit para entender las implicaciones para Gibraltar, asegurando que los Departamentos de Whitehall entiendan las necesidades de Gibraltar». ¿Acaso nuestros políticos no nos han hecho creer que, de conformidad con la Constitución de 2006, este es el trabajo de nuestro ministro principaly de sus ministros?

    También se presta gran atención a la dependencia económica que tiene Gibraltar del sector de los servicios, que termina con la declaración: «Los ministros de Gibraltar tienen competencia en asuntos económicos». Sí, correcto, pero después viene la frase: «Sin embargo, [el Gobernador] desempeñará un papel de puente y facilitador entre los departamentos pertinentes de Whitehall y los ministros de Gibraltar». Una vez más, ¿no nos han hecho creer nuestros políticos que, en virtud de la Constitución de 2006, este es el trabajo de nuestro ministro principaly desus ministros?

    Tal vez, algunos de nosotros,que hemos tenido y expresado reservas (especialmente enla campaña del «NO» durante el referéndum constitucional de 2006) acerca de las críticas y las interpretaciones optimistas dadas a la Constitución de 2006 por nuestros políticos, todavía podemos demostrar que teníamos mucha razón. Una vez más, puede que no sea así, pero algunos de nosotros creemos en las palabras escritas de la Constitución de 2006, en lugar de en lo que el Reino Unido nos permite o no hacer basándose en una excepción no escrita y haciendo la vista gorda. Sólo el tiempo lo dirá.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas