Miércoles, 4 de Agosto de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La bofetada de la Comisión de la UE a España hace que la aprobación del Presupuesto sea un acto irrelevante

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    La publicación ayer del mandato de negociación de la Comisión de la UE («CE») es un duro varapalo a los acuerdos de España sobre Gibraltar, hechos públicos en el Acuerdo Marco. España, miembro de la UE, ha acordado una cosa, la CE la ignora, presionando para conseguir más, como Oliver. El Gobierno español ha sido puesto en ridículo por la CE, diciéndolo educadamente.

    La publicación de este mandato también eclipsa los Presupuestos, que de todas formas son irrelevantes pero más ante el desplante de la CE.

    Parece que no habrá negociación para un acuerdo UE-Reino Unido post-Brexit sobre Gibraltar. Siendo así, lo que también se ha anunciado ayer en el discurso  sobre el Presupuesto es irrelevante e inútil. Las disposiciones del Presupuesto no responderán a las circunstancias que se producirán si Gibraltar no se incluye de algún modo en la UE. Será necesario un segundo presupuesto.

    LA REACCIÓN DE GIBRALTAR

    El Gobierno del GSLP reaccionó sin demora al mandato de la CE.

    Destaca, con razón, que el mandato de la CE «se aleja de forma poco útil del Acuerdo Marco». Esto expresa suavemente la realidad.

    La delicadeza de esta declaración contrasta fuertemente con la siguiente afirmación del Gobierno: «Desafortunadamente, como resultado, el mandato no puede servir como base para la negociación de un acuerdo sobre un tratado del Reino Unido con la UE».

    El uso de la palabra «puede» es autoconsciente y traiciona la debilidad, a pesar de que el Ministro Principal, Fabián Picardo, continúa enfatizando que «sobre la base del proyecto actual, no hay posibilidad de que esto sirva como base para un acuerdo». En resumen, que una negociación no tiene sentido.

    NO HAY DISPOSICIÓN ALGUNA EN EL PRESUPUESTO PARA EL CASO DE QUE NO HAYA ACUERDO

    También se nos dice que «se sigue trabajando para estar preparados en el caso de que no haya un resultado negociado con la UE y que Gibraltar no disfrute de una relación con la UE definida por un tratado». Nada de eso se desprende de ninguna disposición anunciada por el Sr. Picardo en el Presupuesto de ayer. Continúa alegremente recorriendo un camino como si nada hubiera cambiado.

    Sólo puede significar que el Presupuesto anunciado es temporal, y que las verdaderas medidas presupuestarias se están tramando en secreto, con un segundo Presupuesto a continuación, en unas semanas o meses. La falta de «apertura y transparencia» prometida por el GSLP continúa de manera flagrante.

    REACCIÓN DEL REINO UNIDO

    La rapidez de la reacción de Gibraltar a la publicación del mandato de la CE fue igualada por el Reino Unido. La fuerza del rechazo al mandato por parte del Reino Unido fue incluso mayor que la de Gibraltar.

    El Secretario del Foreign Office del Reino Unido, Dominic Raab, aunque no tiene pelos en la lengua, afirma que «el mandato propuesto por la Comisión... entra en conflicto directo con el Acuerdo Marco», y llega a decir que «pretende socavar la soberanía del Reino Unido sobre Gibraltar, y no puede servir como base para la negociación».

    Sí, el Reino Unido es más directo que el Gobierno de Gibraltar del GSLP del Sr. Picardo. No ve ninguna base para una negociación, es decir, ¡no nos hagan perder el tiempo!

    ¿ALGUNA POSIBILIDAD DE NEGOCIACIÓN?

    De las posiciones adoptadas tanto por el Reino Unido como por Gibraltar se desprende una conclusión: no habrá ninguna negociación basada en el mandato de la CE tal y como está redactado actualmente. Será el Consejo de Ministros de la UE el que posiblemente repare el daño hecho por la CE.



    Verano Activo La Línea
    Verano Activo La Línea


    Una segunda conclusión es clara, el mandato de la CE es una bofetada en la cara de España que negoció el Acuerdo Marco. España debe estar tratando desesperadamente de recuperar algo de credibilidad intentando salvar los resultados previstos en el Acuerdo.

    Como se predijo en el artículo de ayer, no sólo el Acuerdo Marco ha puesto a España del lado del Reino Unido y Gibraltar, sino que «la prueba inicial para las próximas negociaciones se producirá cuando la CE haga público su mandato de negociación... Puede sentar las bases para poner a España como la nación buena, defendiendo la posición de Gibraltar, frente a la oposición de otros estados miembros de la UE».

    El momento para ello será cuando el mandato de la CE vaya al Consejo de Ministros de la UE para su aprobación; de nuevo, como se mencionó en el artículo de ayer, «España probablemente tendrá que pelear por Gibraltar a ese nivel».

    La posibilidad de salvar las negociaciones recae sobre los hombros de España. Tendrá que convencer al Consejo de Ministros de la UE para compaginar el mandato con el Acuerdo Marco.

    Si eso falla, olvídense del Presupuesto y empecemos a prepararnos para la vida en un mundo muy diferente al actual. Todas las interminables palabras del Sr. Picardo en su discurso sobre el Presupuesto serán, como dice el refrán español, «palabras al viento»[1].

    IRRELEVANCIA DEL PRESUPUESTO

    Sí, señor Picardo, usted ha dicho que este es el Presupuesto más duro desde el cierre de la frontera. ¿De verdad? No prevé absolutamente nada para aliviar o afrontar la realidad a la que se enfrenta o se enfrentará Gibraltar. Es un paso a un lado de proporciones gigantescas, como los de la Calzada de los Gigantes. Seguramente ese Presupuesto será mucho más difícil.

    Las enormes dificultades financieras a las que se enfrenta Gibraltar se deben al Sr. Picardo y a su Gobierno del GSLP. Hemos tenido años del GSLP de gastos excesivos, incorrectos y con un endeudamiento excesivo, sin precaución alguna teniendo en cuenta el tamaño de Gibraltar y su frágil posición internacional.

    Sí, por supuesto que el COVID ha llevado las dificultades financieras a un punto crítico. Pero Sr. Picardo, la mala gestión de su Gobierno GSLP ha dejado a Gibraltar en una posición mucho peor para afrontar esa situación. Gibraltar habría estado en mejores condiciones para afrontar las circunstancias si hubiera imperado una mayor prudencia financiera.

    EL GSLP TIENE LA CULPA DE LOS PROBLEMAS FINANCIEROS

    Sr. Picardo, usted no puede escapar de esa realidad. Usted ha provocado, más allá del efecto producido por el COVID, nuestra acrecentada debilidad financiera. Esa fragilidad minará nuestra capacidad para resistir las consecuencias financieras de la falta de acuerdo con la UE.

    Señor Picardo, usted prometió reducir la deuda pública a la mitad. La ha triplicado.

    El líder de la oposición, Keith Azopardi, hizo un gran trabajo al responder a sus vueltas alrededor del Presupuesto, que es lo que fue su discurso. Como dijo, su deuda, el despilfarro, el abuso y el exceso de gasto nos han puesto «en la UCI financiera». Es la imprudencia del Gobierno del GSLP, encabezado por usted, Sr. Picardo, la que ha creado una situación en la que somos sustancialmente más débiles financieramente para hacer frente al efecto del COVID y ahora, al probable inconveniente del Brexit sin un acuerdo sobre Gibraltar.

    Sr. Picardo, como dijo el Sr. Azopardi, «No es su dinero. Es el dinero del pueblo».

    Para empeorar las cosas, usted no se lo quita a los ricos, se lo quita a los pobres para cubrir su mala gestión financiera. La mayoría de sus medidas perjudican más a los pobres que a los ricos, por ejemplo, las subidas de la Seguridad Social y de las tarifas eléctricas.

    El Gobierno del GSLP, bajo el mando del Sr. Picardo, ha estado cinco años en un caos financiero sabiendo que el Brexit estaba por llegar. No ha hecho ninguna provisión para ello. Ha seguido gastando y endeudándose en exceso como si nunca fuéramos a darnos contra la pared.

    Bueno, ¿y ahora qué, Sr. Picardo? Estoy deseando escuchar sus soluciones. Sí, el COVID tiene algo de culpa, pero no le exime de su imprudencia financiera al tratar con el dinero del pueblo.

     
    [1] En español en el originalue




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas