Domingo, 16 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La humanidad no puede ser moneda de cambio

  • Imagen de Ignacio Holgado
    Por Ignacio Holgado
    Ex-concejal de Ciudadanos del Ayuntamiento de Algeciras
    Foro
    Esta semana hemos recibido la dura noticia del fallecimiento de una persona sin hogar en plena calle de Algeciras en la noche más fría de lo que llevamos de otoño, este desafortunado incidente ha provocado que se vuelva a abrir el debate de la imperiosa necesidad de tener un albergue en nuestra ciudad.

    Rápidamente el alcalde reaccionó diciendo que la obligación de tener un albergue no era competencia del consistorio algecireño pero que estaban trabajando en "un centro de puertas abiertas en horario nocturno" para los más necesitados en el barrio de la Caridad, suena a improvisación de última hora.





    Nos volvemos a preguntar ¿por qué la casa La Esperanza sigue sin funcionar?, un albergue situado en los Pastores que cerró en septiembre de 2014 por la aparición de una serie de desperfectos que posteriormente fueron arreglados pero que debido a discrepancias burocráticas entre el obispado y el Ayuntamiento no se ha vuelto a abrir. ¿De verdad que no se puede arreglar esas diferencias administrativas?

    Hace unas semanas, la delegada de urbanismo comunicó a la prensa que estaba trabajando para que el edificio abandonado de lo que iba a ser la nueva jefatura de policía local en San José Artesano se convirtiera en las instalaciones de un Hogar Marillac. Ojalá sea verdad y no se convierta en otro brindis al sol como nos tienen acostumbrados.

    No podemos olvidar el gran trabajo que realizan diferentes colectivos algecireños que se encargan de ayudar a estas personas tan necesitadas, colectivos como el Comedor Padre Cruceira, Ambae o Cruz Blanca, entre otros, y debo recordar al Ayuntamiento y a la Junta que deben ponerse al día con los pagos de subvenciones ya que son estas organizaciones las que verdaderamente están al pie del cañón en la lucha contra la indigencia, aunque haya activistas de extrema derecha que intenten convencer a la gente de lo contrario.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial