Jueves, 1 de Diciembre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

La investigación de McGrail se escapa

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Fabián Picardo, el Ministro Principal del GSLP, en muchos asuntos utiliza la táctica de no mantener los compromisos políticos una vez que la memoria, la opinión y los comentarios públicos se han apagado, incluso, en el caso que implica al ex comisario de policía Ian McGrail, un compromiso adoptado ante el Parlamento.

    Dijo al Parlamento que se realizaría una investigación independiente sobre la «jubilación» anticipada del comisario McGrail. Ha pasado más de un año y todavía no hay noticias de que se haya puesto en marcha. Todo está en un segundo plano siendo las intenciones exactamente las contrarias, según las recientes declaraciones públicas del Sr. Picardo.

    El silencio es ensordecedor. ¿Será por las «sensibilidades» que rodean el tema? Seguramente lo contrario es cierto, las «sensibilidades» son un detonante aún mayor para realizar una investigación independiente.

    O podría ser que el Sr. Picardo se embarcó en otra reacción populista inmediata e improvisada para acallar el descontento público inmediato en el momento en que el Comisario McGrail pidió una investigación pública. Luego, cuando el fuego se apaga, el Sr. Picardo se olvida o cambia su opinión y la de su Gobierno.

    La inesperada «jubilación» del Comisario McGrail es sólo un ejemplo; un caso que suena fuerte, especialmente por el momento en que se anunció. Se hizo el día anterior a la llegada del nuevo Gobernador a Gibraltar. ¿No podría haberse esperado uno o dos días para que el nuevo Gobernador considerara un asunto tan serio?

    POPULISMO POR EXCELENCIA

    La táctica del Sr. Picardo parece ser que se adapta de forma inmediata a la situación conforme va cambiando, haciendo promesas y mensajes populistas. A continuación, espera cuidadosamente que el tiempo lleve al olvido general. Entonces puede retractarse de sus promesas y mensajes sin consecuencias electorales perjudiciales, hostiles o desfavorables, especialmente con una prensa acrítica.

    Esta estratagema le sale bien a menudo y en muchos temas. Esto es así, especialmente, en un entorno en el que los recordatorios públicos por parte de la oposición son escasos y los de la prensa casi inexistentes, por lo que la mala opinión pública, que puede haber existido en el momento de cualquier pronunciamiento del Sr. Picardo, se ve como algo lejano. De este modo, a largo plazo, no se le perjudica a él ni a su Gobierno, política o electoralmente.

    Alguien o algo desconocido ha escondido la investigación McGrail debajo de la alfombra, al igual que tantos otros asuntos desaparecen en el éter. La habilidad del Sr. Picardo para complacer al populismo, sin consecuencias a largo plazo, conoce pocos límites. Veamos, además, qué ocurre con las acusaciones del profesor Derek Burke sobre la GHA. Parece que, por ahora, el Sr. Picardo no controla que éstas puedan desaparecer.

    JUBILACIÓN

    El Comisario McGrail anunció su «jubilación» el 9 de junio de 2020. Había servido en la Royal Gibraltar Police (RGP) durante 36 años. La «jubilación» se produjo a los dos años de un nombramiento por cuatro años. Sólo por eso, junto con la implicación admitida por parte de la Autoridad Policial de Gibraltar (GPA), el Gobierno y el entonces Gobernador en funciones, indican una dimisión y no una «jubilación».

    El Comisario McGrail no dio entonces ninguna razón. Hasta la fecha no se conocen las razones por las que ha dejado su puesto tan pronto. Su salida sigue sin explicación.

    Un informe del periódico «Panorama», en ese momento, indicaba que había habido tensiones entre el Comisario McGrail y el Gobierno. El Gobierno, en un comunicado de prensa circunspecto, aunque le deseaba lo mejor, dijo que no comentaría la sugerencia de la existencia de tensiones hecha por «Panorama».

    Resulta significativo que el Comisario McGrail, en su última charla con la RGP, subrayara que lo que no había cambiado a lo largo de su servicio eran su ética, su moral y sus principios, indicando que su marcha se debía a cuestiones relacionadas con su deseo de no comprometerlos. También en ese momento sugirió que había razones de fondo para su salida, pero sin más explicaciones ni revelaciones, lo que sigue siendo así hasta la fecha, a pesar de su posterior petición de una investigación pública.

    EL GOBERNADOR NO ESTÁ EN SU SITIO

    Curiosamente, el anuncio de la «jubilación» del Comisario McGrail se hizo el día antes de la llegada del nuevo Gobernador, Su Excelencia Sir David Steel. La extrañeza de que se haya provocado un anuncio tan impactante, justo antes de esta llegada, es en sí misma una cuestión digna de mención. Seguramente se podría y debería haber esperado a que el nuevo Gobernador estuviera en su puesto y se hubiera ocupado del tema.

    Sir David dijo en el programa GBC «Viewpoint», el 16 de julio de 2020, que tanto la «jubilación», como el nombramiento de Richard Ullger como su relevo como comisario de policía, con carácter temporal, eran «cuestiones muy delicadas». Es una opinión que, entre otras pero tomada por sí sola también, apoya la necesidad de una investigación o al menos, de alguna explicación pública adicional. Lo que eran o son esas «sensibilidades» sigue siendo un misterio.

    CONVOCATORIA DE UNA INVESTIGACIÓN PÚBLICA

    El 28 de julio de 2020, el comisario McGrail pidió que se abriera una investigación. Solicitó que un juez del Tribunal Supremo investigara la «jubilación» anticipada de su puesto como funcionario de alto rango de la Corona.

    Otro aspecto preocupante es que la declaración en la que se hacía esa petición revela que se había retirado una invitación de la GPA para que el Comisario McGrail se jubilara anticipadamente (mediante notificación en virtud del artículo 34 de la Ley de Policía). Habiendo sucedido esto, ¿qué hacían el Gobierno y el entonces Gobernador siguiendo con cuestiones que comprometían al Comisario McGrail?





    Además, el Gobierno hizo una contribución a sus gastos legales para hacer frente a esa invitación de la GPA. Otra rareza es que el Gobierno y el Gobernador se involucraron en la actuación de una GPA que debería haberse mantenido independiente y en las decisiones que tomó de forma independiente.

    Esta implicación se agrava si se tiene en cuenta la declaración del Comisario McGrail de que, sin una investigación, existe un riesgo real para la reputación de Gibraltar como una democracia parlamentaria avanzada bajo el imperio de la ley. Además, dijo que no podía quedarse de brazos cruzados ante el posible perjuicio a la reputación de Gibraltar por este suceso. Todas son sugerencias graves, pero no se da ninguna pista de a qué se refiere exactamente el Comisario McGrail.

    DECLARACIÓN DEL GOBIERNO SOBRE LA INVESTIGACIÓN

    El 31 de julio de 2020, el Sr. Picardo hizo una declaración ante el Parlamento.

    Rechazó la petición de McGrail de una investigación, diciendo que la consideraba innecesaria, basando su opinión en que el Gobierno estaba convencido de que todos los implicados habían actuado correctamente. Pero esa es precisamente la opinión subjetiva que necesita una evaluación independiente.

    A continuación, admite que «... no se ganaba nada exponiendo más los hechos y asuntos que surgieron y condujeron a la «jubilación» del Sr. McGrail». Así pues, admite que hubo cuestiones específicas que condujeron a la «jubilación»: una admisión de que el Comisario McGrail no se fue voluntariamente. Parece que no fue una «jubilación» en el sentido normal de la palabra.

    Sin embargo, continuó diciendo que sería «... contrario al interés público en este momento» dar todos los detalles de la «jubilación». Una decisión basada en que no era el momento adecuado porque los hechos comprometían la investigación del incidente que provocó la muerte de dos españoles en el mar, sin ninguna referencia a la posibilidad de cualquier otro motivo que el Comisario McGrail pudiera haber tenido para dar lugar a su «jubilación» anticipada, que podría salir a la luz cuando se celebrara una investigación.

    Ya ha pasado más de un año. ¿Cuál es la situación actual? ¿Adónde ha llevado esa investigación a nuestras autoridades? No lo sabemos.

    Además, ¿quién decide si es de interés público o no? ¿Es nuestro Gobierno o es el Gobernador, por tratarse de un asunto con connotaciones externas, especialmente porque el Sr. Picardo admite que «Este asunto... tiene importantes connotaciones políticas y diplomáticas fuera de Gibraltar»?

    Además, eso de que «indiscutiblemente NO es de interés público... » es un juicio de valor subjetivo sólo de los que están en el secreto, que parece limitarse al Gobernador y al Ministro Principal.

    Seguramente, si hubo cuestiones que llevaron a la «jubilación» de un funcionario público de tan alto nivel al que se le exige independencia, con la admitida injerencia del Gobierno y del entonces Gobernador en funciones, entonces lo contrario es lo cierto. El interés público exige que se descubran los motivos de forma abierta y transparente para, al menos, salvaguardar esa independencia tan importante. Ha pasado el tiempo y aún no hay nada claro al respecto.

    Y luego, en la misma declaración al Parlamento, el giro de 180 grados. El Sr. Picardo aceptó convocar una investigación, en contradicción con todo lo que había dicho hasta ese momento.

    Una investigación «... para garantizar que se contemplan todos los aspectos de todos los asuntos que puedan ser relevantes para que se forme la opinión de cada uno de los miembros de la GPA, la Oficina del Gobernador, el Sr. McGrail y el Gobierno... No trataremos de excluir nada que el Sr. McGrail pueda desear que se revise en la investigación. Pero tampoco aceptaremos excluir nada que el Sr. McGrail no desee que la investigación revise. No trataremos de encubrir nada... [ni] toleraremos ningún intento de encubrimiento por parte de nadie».

    A continuación, una promesa de iniciar inmediatamente «... el proceso de formulación de las preguntas pertinentes y los parámetros de la investigación».

    Seguido por el argumento de que costará millones, pero con la réplica de que «... es un precio que estamos dispuestos a pagar, para que la verdad y nada más que la verdad salga a la luz... el Gobierno y la Oficina del Gobernador no tolerarán ninguna sugerencia... de que haya habido alguna decisión inapropiada... en este asunto».

    Bueno, ¿dónde están esas preguntas y parámetros? ¿Dónde está la investigación prometida, y el nombramiento de «... un juez superior de fuera de la jurisdicción»? ¿Dónde está la investigación que «... garantizará que toda la verdad salga a la luz»? ¿Dónde está el Gobernador, que se dice que ha declarado que no tolerará ninguna sugerencia de actuación impropia? Ha pasado más de un año y no hay investigación.

    ENCUBRIMIENTO POR PARTE DEL GOBIERNO

    Luego, en agosto de 2021, recibimos informes de que ahora la posición del Gobierno es que no se ha comprometido a una fecha para la investigación.

    Ahora se dice que su posición es que hará una declaración cuando pueda hacerlo y que no era de interés público decir más. Sí, Covid-19 es una excusa para un cierto retraso, pero seguramente no más.

    Lo siento, señor Picardo, usted dijo al Parlamento que empezaría inmediatamente: ha pasado más de un año y nada. Si algo huele a encubrimiento por parte del Gobierno, es esto.

    Por el contrario, se informó que los Social Demócratas de Gibraltar, el 17 de agosto de 2021, dijeron que, si son elegidos para formar Gobierno, realizarían una investigación pública sobre las cuestiones relacionadas con la jubilación anticipada del Comisario McGrail.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas