Viernes, 17 de Septiembre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La metáfora de la rata

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    Una metáfora es la forma de decir una cosa utilizando otra con la que guarda una relación (intelectual).

    Ya sé que tal y como lo estoy diciendo no es demasiado académica la explicación sobre qué es la metáfora aunque puede servir para que todos nos enteremos bien. Así si uno quiere intentar explicar cómo es una persona y dijera de ella que ‘tiene un corazón negro y duro como una piedra volcánica’, lo que querría decir con esto es que se trata de una mala persona,  o, incluso,  algo peor.

    Ayer en el Parlamento andaluz se ha colado una rata (una que se sepa). La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Ciudadanos) no había terminado su intervención y de pronto lanzó un grito que paralizó todo el hemiciclo.

    Se trataba de una rata que se había colado por allí y la verdad es que la ha liado a todos los parlamentarios. Unos han salido corriendo y otros se han subido encima de sus asientos (menos mal que no era Tejero). La rata ha alborotado todo, les ha hecho sentir miedo. Ha entrado veloz sin que nadie se explique la razón (¿estará el Parlamento desinfectado?), ha pasado bajo el escaño de una diputada de Vox, se ha dado un paseo por la bancada del Gobierno andaluz,  y ha conseguido que la actividad parlamentaria se convirtiera en un circo lleno de sonrisas y lágrimas y, sin avisar, tal y como llegó, se ha ido, ha salido corriendo en dirección a nadie sabe qué lugar.



    Verano Cultural La Línea
    Verano Cultural La Línea
    Advertisement


    Poco a poco, la calma ha vuelto y los representantes del pueblo andaluz han podido volver a votar si Susana Díaz debía convertirse en senadora o si se aprobaba la Ley del Suelo. Y nadie sabe si alguno de los presentes ha llegado a votar de forma equivocada por los nervios.

    Este pequeño relato verdadero de lo que ha sucedido ayer en el Parlamento andaluz lo podríamos convertir en una metáfora. De hecho, creo que es la gran metáfora que ha llegado para culminar el cierre de este curso político que se celebraba.

    A partir de aquí les dejo pensar en las posibilidades que más les gusten, en las que ustedes quieran.

    Yo la tengo muy clara, pero mejor me la callo porque no es lo mismo utilizar una metáfora en un poema que hacer un chiste mediocre y faltón. Y con estos mimbres me salen más chistes que imágenes poderosas y expresivas. Serían metáforas dolorosas y vergonzantes como las de los carguitos que decía Susana Díaz, ahora senadora gracias a lo mismo que ella echaba en cara a sus compañeros.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial