Domingo, 4 de Diciembre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

La oposición se queda corta

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Sede del Parlamento de Gibraltar
    Foro
    * Una oposición se opone, critica y busca sustituir al gobierno

    * La democracia de Gibraltar es inferior a la del Reino Unido debido a los defectos sistémicos de la oposición

    * El GSD es la oposición oficial, con Keith Azopardi como líder de la oposición.

    * El líder de la oposición nombra al gabinete en la sombra

    * El GSD y TG son alternativas a la espera de formar gobierno

    * La realidad es que no caerá ningún gobierno

    * La oposición sólo sustituirá al gobierno si gana unas elecciones generales

    * La oposición está limitada en el Parlamento por la mayoría del gobierno y los poderes del Ministro Principal

    * La capacidad de la oposición en los medios de comunicación está limitada por la realidad financiera

    * La oposición debe engatusar a los medios de comunicación con más comunicados de prensa y cobertura en las redes sociales

    * Las redes sociales son un arma útil, pero se ven obstaculizadas por las noticias falsas

    * Las reformas de nuestra democracia prometidas por todos los partidos no se han llevado a cabo

    * Reformemos y tengamos realmente una democracia británica como la del Reino Unido

     

    NO ES UNA VERDADERA DEMOCRACIA BRITÁNICA

    Es importante entender el papel de un partido de la oposición en una democracia al estilo de la del Reino Unido, que es «oponerse al gobierno, criticarlo y tratar de sustituirlo». En resumen, controlar al gobierno dentro y fuera del parlamento.

    El sistema debe permitirlo; en Gibraltar el sistema se queda corto, pero también lo hacen el GSD y el TG, que son los partidos de la oposición representados en el Parlamento.

    Gibraltar tiene, supuestamente, una democracia al estilo de la del Reino Unido. Supuestamente porque la realidad es que no es comparable con la del Reino Unido. El sistema de votación reduce la libertad de derrotar a un partido político en el Gobierno en las urnas a un nivel inferior al que deja el sistema electoral del Reino Unido.

    No tenemos circunscripciones electorales. Tenemos diez votos, uno para cada uno de los diez individuos que se presentan a las elecciones, lo que en la práctica se convierte en un único voto para un solo partido. El sistema favorece en gran medida que los votantes voten según las líneas políticas de los partidos.

    LA OPOSICIÓN

    Actualmente, la oposición oficial es el GSD ya que, por su número de parlamentarios, es el segundo partido del Parlamento. Keith Azopardi tiene el título de líder de la oposición.

    Nombra ministros en la sombra cuya función es vigilar y criticar al gobierno. El gobierno está formado por el mayor partido del Parlamento, que actualmente es el de los GSLP-Liberales bajo el liderazgo del Ministro Principal Fabián Picardo.





    Los ministros en la sombra forman colectivamente el gabinete en la sombra, que en Gibraltar está formado por todos los diputados de la oposición. En el Reino Unido hay más diputados de la oposición que ministros en la sombra, lo que mejora la democracia, ya que pueden presionar individual y colectivamente al líder de la oposición y al gabinete en la sombra para que presenten políticas de oposición más amplias y diferentes que las determinadas por una camarilla más pequeña de personas.

    Gibraltar carece de ese elemento democrático por la falta de parlamentarios sin responsabilidad gubernamental, en los bancos del gobierno y en los de la oposición. Esto se agrava por el hecho de que todos los diputados del gobierno son también ministros (con una rara excepción en la actualidad) y todos ellos forman el gabinete. Por tanto, no hay separación de poderes entre el legislativo y el ejecutivo.

    LA OPOSICIÓN, ¿UN GOBIERNO A LA ESPERA?

    El GSD es una alternativa a la espera del Gobierno GSLP- Liberal, al igual que TG, pero este último con mucha menos presencia en el Parlamento, actualmente.

    Es a la oposición oficial a la que el soberano acude para formar gobierno en caso de que fracase un gobierno en ejercicio. Si la oposición no puede formar gobierno, el Parlamento se disuelve y se convocan elecciones generales. En el Reino Unido, la Ley del Parlamento de Duración Fija de 2011 ha cambiado esto. En Gibraltar no existe una ley similar.

    La realidad en Gibraltar es que ningún gobierno en el poder puede fracasar. Todos los diputados están motivados por los altos salarios para permanecer leales al Ministro Principal y «estar del lado» del gobierno. Además, debido al sistema electoral y a la composición del Parlamento, es probable que ninguna oposición sustituya a ningún gobierno, salvo si un gobierno en el poder mete la pata hasta el fondo.

    Para que una oposición llegue al gobierno debe ganar unas elecciones generales. Sólo puede hacerlo si el fracaso de un gobierno es tan grande que provoca la deserción de los votantes. Nuestro sistema de diez votos por persona, que se traduce en un voto para que un individuo dominante sea Ministro Principal, hace que eso sea mucho más difícil que en el Reino Unido, donde se vota a un miembro individual de diferentes partidos políticos o a un independiente en una circunscripción.

    LA OPOSICIÓN AL GOBIERNO EN EL PARLAMENTO

    En el Reino Unido, la oposición se opone al gobierno en el Parlamento formulando preguntas, participando en comisiones y presidiendo comités selectos. La oposición también participa en los debates sobre proyectos de ley y enmiendas, y vota en contra del gobierno.

    Las sesiones del Parlamento y la creación de comités selectos en Gibraltar están en manos del Ministro Principal. La capacidad de la oposición para utilizar el parlamento y los comités parlamentarios es, por tanto, más limitada que la que existe en el Reino Unido, debido principalmente a la falta de reuniones del Parlamento. En el Reino Unido, el Parlamento se reúne muchos más días y con mayor frecuencia.

    Los comités selectos en el Reino Unido están formados por diputados de todos los partidos y presididos por un diputado de la oposición. Su función es examinar los diferentes departamentos del gobierno o los asuntos que determinan sus competencias. Uno de los principales es el Comité de Cuentas Públicas. En Gibraltar no existe este tipo de comité.

    FRACASOS EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

    Fuera del Parlamento, la oposición se opone a través de los medios de comunicación, es decir, la prensa y las redes sociales.

    Gran parte de los medios de comunicación de Gibraltar, si no todos, se financian directa o indirectamente con dinero público controlado por el Gobierno en ejercicio de cada momento. Lamentablemente, de ese modo la prensa se ve influenciada en su capacidad de criticar al gobierno en ejercicio, y a menudo no informa plenamente de las actividades de la oposición en el Parlamento.

    Los medios de prensa no cubren adecuadamente lo que la oposición dice en el Parlamento. Esos frustrados esfuerzos en el Parlamento deben animar al GSD y al TG a superar las deficiencias del sistema por cualquier medio que esté a su alcance.

    Se me ocurren inmediatamente dos formas: más comunicados de prensa para difundir lo que ha ocurrido en el Parlamento y los fallos del Gobierno, y un mayor y mejor uso de las redes sociales. Desgraciadamente, tanto el GSD como el TG fracasan en esos frentes a pesar de que sus diputados cobran un sueldo por hacer oposición.

    Se deja mucho en manos de otros que no son diputados y que publican en las redes sociales, donde una gran parte de ese contenido procedente de fuentes no elegidas, con identidades a menudo ocultas tras seudónimos, no es fiable, lo que a su vez perjudica a las partes más fiables de las noticias y los comentarios online.

    Además, el GSD y el TG no utilizan las redes sociales con todo el efecto que podrían tener en su beneficio, y que beneficiaría a la democracia en Gibraltar. Es una situación verdaderamente triste.

    DEFICIENCIAS DEL SISTEMA

    No cabe duda de que la democracia de Gibraltar está limitada por deficiencias generales de tipo electoral, parlamentario y de procedimiento.

    A lo largo de los años, en sus programas electorales, todos los partidos políticos han prometido reformas para mejorar la democracia. Todos han fracasado sin realizar los cambios necesarios. Todos presumen de mejorar la democracia. Es falso. Todo lo que hacen es juguetear con ella, pero la realidad del poder una vez elegidos les desvía del deseo de devolver algo al pueblo.

    La cruda realidad es que la pretensión de Gibraltar de tener una democracia al estilo de la del Reino Unido sigue su camino corrupto. Es muy poco probable que se corrija, pero algunos de nosotros continuamos la campaña ante el enorme abuso online basado en falsedades. Los que llevamos a cabo esa lucha lo hacemos con la esperanza de conseguir algún día las tan necesarias mejoras de nuestra democracia.

    Mientras tanto, podemos seguir presumiendo de que seguimos al Reino Unido en su totalidad y esa es una razón importante por la que deseamos seguir siendo británicos. Seamos fieles a ese deseo introduciendo realmente en Gibraltar una democracia al estilo de la del Reino Unido.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas