Domingo, 16 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

¿Los mejores cerebros?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Las elecciones están encima. Una vez más, llega el momento de ver lo que los diferentes partidos y candidatos tienen para ofrecer. Es fundamental recordar que la decisión importante que debe tomar el electorado es a qué candidato individual decidirá apoyar cada votante. Esta decisión llega a pesar del repetido mantra de que lo mejor es un voto en bloque.

    La elección de candidatos individuales, basada en sus cualidades y habilidades específicas, es una forma de apoyar el llamamiento de muchos a votar por los «mejores cerebros».

    Sí, la mayoría de los candidatos son de los partidos políticos. Por ello, estos contendientes apoyan las políticas explicadas en los programas de los partidos. Por supuesto, muchos votantes estarán de acuerdo con más actuaciones políticas de las que se incluyen en uno u otro programa. Este proceso influirá en la decisión sobre cuál podría ser el voto general de un votante, en concreto a qué candidatos de uno u otro partido votar principalmente, pero no hay necesidad ni obligación de votar por los diez candidatos de cualquier partido.

    Hay otra decisión que permite el actual sistema de votación: nadie necesita votar en bloque. Usted tiene derecho a decidir qué cualidades pueden no gustarle de uno o más de los candidatos de cualquier partido y dejar caer a uno o más; eso o bien no emitir esos votos, o votar por alguien de otro partido al que considere que le representa mejor en el Parlamento.

    Al hacer esto, cada persona convierte su voto en una elección personal sobre los candidatos individuales basada en sus cualidades distintivas y en lo que cada uno puede aportar por el bien de Gibraltar en su conjunto.





    Un voto en bloque se traduce en un voto único para un Ministro Principal, independientemente de la valía (o la falta de capacidad) de los candidatos que lleve en la lista. Siempre recordando que las cualidades de cada candidato pueden ser juzgadas más fácilmente cuando han sido ministros en el Gobierno inmediatamente anterior, actualmente los GSLP-Liberales.

    De esta manera se puede dar credencial democrática a ese estribillo que dicen algunos, de que los «mejores cerebros» deberían estar en el Parlamento o en el gobierno. Es fácil hacer esta sugerencia. Es más difícil encontrar la forma de que esta elección satisfaga los requisitos de la democracia.

    Una democracia necesita que la gente sea libre para presentarse como candidatos a las elecciones. Esta opción voluntaria es un primer obstáculo para elegir al mejor o, de hecho, a cualquier cerebro en unas elecciones. Además, la democracia necesita que puedan participar todos en la votación, de lo contrario, la democracia cae en el primer obstáculo.

    Es en el ejercicio de ese voto en donde los votantes pueden asegurar la decisión requerida para elegir los mejores cerebros. Es cierto que es una elección subjetiva, pero la esencia de la democracia es precisamente eso, una elección subjetiva por parte de cada votante de quién considera apropiado para llevar a Gibraltar en la mejor dirección.

    El mensaje es que cada uno de nosotros debería utilizar nuestro voto sabiamente para elegir a las personas, independientemente de los partidos que representen, que consideren más adecuadas para influir en la dirección que Gibraltar debería tomar en los próximos cuatro años, recordando que con el Brexit nos enfrentamos a aguas turbulentas.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial