Viernes, 19 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

No eran las luces de la Plaza Alta

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro

    Acabo de venir de la concentración por el tren que ha tenido lugar a las puertas de la eufemísticamente llamada estación del kilómetro cero del Corredor Mediterráneo. No sé lo que dirán los medios, pero allí no éramos más de cien personas. Y, curiosamente, los mismos de siempre.

    Cuando está en juego el futuro de nuestra comarca con el primer puerto de España y nos encontramos, no ya con un tren de principios del siglo XX, sino que ni siquiera tenemos tren y, posiblemente, no lo tengamos hasta dentro de seis meses. Y estoy hablando del tren de siempre, no del enlace ferroviario Algeciras-Bobadilla, sino simplemente de volver a tener el obsoleto tren que teníamos.

    La verdad es que siento una profunda decepción y me acordaba de aquella manifestación del Tireless en la que 65.000 personas salimos a la calle. Hoy, éramos no más de cien. Y así nos va. Fue muchísima más gente a la inauguración del alumbrado navideño en Plaza Alta que a esta concentración (por cierto, que esta noche, al venir de la concentración, esa Plaza Alta estaba totalmente apagada, quizás por la pena de lo que estaba ocurriendo quinientos metros más abajo en RENFE).

    Lo triste de todo es que, cuando volvamos a tener el obsoleto tren, éste será aún más obsoleto porque nos van a enviar los que no quieren en Extremadura. 

    Pero yo hoy tenía alguna esperanza porque se habían apuntado a concentraciones, pueblos como Cortes de la Frontera y otros que están totalmente aislados, pero no, ni siquiera la representación institucional que se esperaba. Solo el alcalde de Los Barrios y el presidente de la Mancomunidad, además de concejales barreños y de Algeciras, sindicatos, el presidente de la Autoridad Portuaria que es quien ha leído el Manifiesto en el que ha desgranado las reivindicaciones:

    “Es de todo punto inadmisible que la comarca, que tiene una parte fundamental de sus posibilidades de recuperación económica y social apostada a una conexión ferroviaria que permita fijar riqueza y generar empleo, esté en estos momentos viendo llegar y salir autobuses donde debería haber trenes, y moviendo las mercancías portuarias exclusivamente en camiones y barcos.

    Es inaudito que, una vez establecida la comunicación ferroviaria, ésta vaya a realizarse con trenes obsoletos. Es totalmente inaceptable que se tenga por bueno un proyecto de bajo coste como premio de consolación a décadas de retraso para cubrir el expediente ante la UE y ante la sociedad campogibraltareña.

    No merecemos esta situación ni la vamos a consentir. Los nuevos PGE, que en algún momento verán la luz, deben contener un cronograma cierto, con inversión plurianual seria y factible, que fije como objetivo la ejecución de una obra que es, a día de hoy, la infraestructura de transporte pendiente con mayor tasa de retorno de todo el país y que, por tanto, es una obra de Estado.

    La conexión ferroviaria entre Algeciras y Bobadilla, la finalización de la conexión interior hasta Madrid en base a los requerimientos europeos para su red de corredores básicos, y su puesta en carga en un horizonte temporal ajustado a lo comprometido con las instituciones de la Unión, es un deber y como tal no puede estar al albur de chalaneos ni es susceptible de compensaciones a la baja.

    Es nuestro futuro, el futuro de la creación de empleo, de nuestro Puerto, de nuestro Turismo, de nuestras empresas, y de nuestros jóvenes. Es además la revitalización de la economía de las ocho provincias andaluzas, la oportunidad de materializar la tantas veces explicada diversificación productiva y de aprovechar las oportunidades públicas y privadas que se vinculan a una cadena logística de la que de momento sólo hemos oído hablar”.

    Pero esto solo lo podemos hacer desde la unidad y toda la comarca adelante, porque si no lo hacemos así, tendremos solo lo que nos merecemos.


  • Publicidadcaritas
    Publicidadcruz roja
    PublicidadAyuntamiento de La Línea