Sábado, 19 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

No nos enteramos

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    El tema de la gestión de la crisis sanitaria que está haciendo el Gobierno tiene un enorme peluseo, con el agravante de que no se trata de acciones que nos puedan gustar más o menos, sino que se trata de que, mientras se aclaran con muchísimas de las cuestiones, siguen muriendo personas, además de lo que pueda pasar en el periodo postcrisis y ya hablando de la crisis económica, que nos va a llevar a una situación sin precedentes en los últimos años en España.

    Todo eso es así pero lo que es indudable es que la única manera de que el coronavirus empiece a bajar la curva de infectados y de fallecidos es, sin lugar a dudas, el que los ciudadanos cumplamos de manera efectiva con el confinamiento en nuestras casas. Es duro esto, pero la solución de esta crisis sanitaria está en manos de nosotros mismos, de nuestra responsabilidad. No esperemos otra cosa porque no la hay. El Gobierno sólo nos habla de estadísticas para todo: para el transporte, para los contagiados, para los fallecidos (ya los fallecidos son números). Por tanto, la solución es de los ciudadanos.

    El quedarnos en casa no es un derecho, es un deber. Si yo salgo estando asintomático, puedo infectarte a ti sin saberlo y tú hacerlo a tu familia y así, de manera exponencial, tu familia a otra gente. Esa es la forma en la que se está expandiendo el virus, pero parece que mucha gente no se entera y empieza a funcionar la picaresca, hasta alquilando perros para salir a pasear, porque el Gobierno habla de estadísticas en los transportes en los traslados de unas grandes ciudades a otras, pero lo que ocurre en ciudades medias o en pequeñas ciudades o pueblos, es diferente. Están ocurriendo demasiados casos en los que se incumple el confinamiento.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    Ya el mismo ministro Ábalos empieza a hablar de que el decreto de alarma habrá que prolongarlo, por lo que es difícil que el día 3 de abril se acabe el confinamiento en España. Se nos dice también que nos acercamos a los días más duros pero todavía siguen comprando mascarillas  porque faltan por todos lados y todavía no se hacen todas las pruebas que habría que hacer para saber exactamente quienes dan positivo.

    Se nos dice que están trabajando para solucionar el gravísimo problema de las residencias de mayores pero siguen muriendo a chorro en ellas.

    Por tanto, somos nosotros, como siempre hemos hecho, los que tenemos que cortar, de alguna manera, este proceso. Y la manera de hacerlo es el quedarnos en nuestra casa. Cada día que pasa será más duro, pero tenemos que pensar en positivo y el simple hecho de que nos quedemos en casa puede salvar muchas vidas. Esto es muy grave. Quédate en casa.