Viernes, 19 de Julio de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

Nosotros no somos la colonia

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    Que quede claro que estoy siempre a favor de las buenas relaciones, de la cooperación con Gibraltar. Y que el tema del Brexit nos podía afectar a ambas partes de la verja y, por ello, debemos seguir trabajando conjuntamente para evitar en todo lo posible que nos afecte. Colaboración en todos los temas.

     

    Pero, efectivamente, la cooperación tiene que llevarse a cabo desde las dos partes de la verja, tiene que ser un puente de ida y vuelta y aquí parece que seguimos en los años sesenta y que se sigue a las órdenes de los dictados de Gibraltar.

     

    Y ya no estamos en los tiempos del Imperio y eso se ve viendo el bochornoso espectáculo que día a día nos viene ofreciendo la primera ministra británica, Theresa May y toda la Cámara británica. Cooperación sí, pero de ida y vuelta, con igualdad y no a las órdenes.



    Unicef

     

    Y digo todo esto porque no he escuchado en ningún momento un solo reproche del ministro principal de Gibraltar por el espectáculo del Brexit y, sin embargo, aprovecha la más mínima ocasión para hacer reproches de todo tipo a España, cuando es España la que busca la solución a un problema que se ha inventado, sí, inventado por David Cameron y del que no saben, ahora, cómo salir.

     

    Por eso digo que la colonia es Gibraltar, no nosotros. Pero por las actuaciones, los reproches continuos hacen pensar que la colonia somos nosotros. Y ya está bien, me gustaría que el ministro principal tuviese un mínimo de altura de miras e hiciese un ejercicio de realidad. Y la realidad no es otra que la de que España es la que está poniendo y, de paso, consiguiendo que podamos seguir teniendo ese puente de ida y vuelta.

     

    Por eso digo que cooperación toda, pero de ida y vuelta y desde el respeto y la igualdad. Los tiempos del Imperio se acabaron y la Colonia es Gibraltar y no nosotros. Y ya está bien de sumisión, porque todo no se puede comprar.