Viernes, 4 de Diciembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Nuevo repunte por Covid-19 tras el desconfinamiento de los menores

  • Imagen de MariaTeresaFortea
    Por María Teresa Fortea Santander
    Perito Judicial Criminalista Forense, especializada en manejo de cadáveres por Covid-19
    Foro
    La Asociación Española de Pediatría (AEP) emitió el comunicado interno "Alerta sobre casos de shock pediátrico". Por casos caracterizados por fiebre, vómitos, dolor abdominal, exantema en la piel, los ojos enrojecidos y mal estado general.

    Los casos se han detectado en niños en edad escolar o adolescentes, algunos negativos por coronavirus. El dolor abdominal y los síntomas gastrointestinales se han asociado a inflamación cardiaca (miocarditis) y se ha observado en algunos niños con PCR positiva para SARS-CoV2 y también con PCR negativa. En algunos de estos pacientes con PCR negativa se ha detectado serología positiva de SARS-CoV2.

    En los hallazgos sobre COVID-19 hay una certeza, aún no son conocidos todos los mecanismos cómo afecta al organismo. A los síntomas habituales como fiebre, secreción nasal y tos, junto con vómitos y diarrea, hoy una nueva enfermedad inflamatoria multisistémica se ha detectado en niños.

    En el caso de los niños hay algunos críticamente enfermos que presentan un extraño cuadro clínico.

    Muchos de estos niños dieron positivo para COVID-19, mientras que algunos no lo tuvieron, pero tenían en común respuestas de síndrome de shock tóxico y enfermedad de Kawasaki atípica con parámetros sanguíneos compatibles con COVID-19 grave en niños. En ellos se presentó dolor abdominal y los síntomas gastrointestinales, junto con inflamación cardíaca.

    Los niños con COVID-19 que se presenta como Kawasaki ya se habían conocido. A principios de abril, se describía el caso de un bebé de 6 meses ingresado y diagnosticado con la enfermedad clásica de Kawasaki, que también dio positivo por Covid-19 con fiebre y síntomas respiratorios mínimos. Ese fue primer caso descrito de Kawasaki con infección concurrente de COVID-19. Kawasaki es una vasculitis aguda de la infancia y la principal causa de enfermedad cardíaca adquirida en niños en países desarrollados. El 50% de los casos ocurre en los menores de 2 años de edad, y el 80% en los menores de 5 años.

    Recientemente se ha producido una muerte de un menor en Huelva. Pero no solo ha habido una muerte de menores por COVID-19, en toda España han aumentado, desde el permiso de salida de los niños. Es por esto que, después del alivio por parte del Gobierno de España en la salida de los menores, en la fecha 30 abril, el padre o madre con el menor debe de extremar las precauciones o reducir la salida de los menores.



    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía
    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía


    Los datos de nuevos contagios e ingresos han aumentado de manera significativa, dato a tener en cuenta. Los padres deben ser conscientes y responsables, ya que este tipo de síndromes, y otro tipo de secuelas que puede ocasionar el COVID-19 a nuestros pequeños, nos debe hacer pensar si es buena idea sacarlos a pasear, más del tiempo indicado, en franja horaria diferente, a supermercados, o la mejor opción es paseos cortos y cuidarlos en casa.

    El aumento de contagiados después que los niños estén en la calle, se debe a que siendo portadores, han propagado el virus de manera asintomática, o con síntomas de catarros o alergias al resto de su familia. Lo que implica, que si los familiares del menor tienen que trabajar debido a la fase 0 en la que nos encontramos ahora mismo, esta persona puede llegar a otras 10 personas en su trabajo.

    Debemos evitar en la medida de lo posible la salida de los niños, dado que ahora no salen ellos, sino toda la población en diferentes horarios y corren mayor riesgo de contagio. Muchas personas están concienciadas de salir a la calle cumpliendo todos los protocolos de seguridad pero la mayoría, como todos podemos ver, actúan de manera como si ya no pasara nada, haciendo posible un mayor crecimiento de contagios.

    Este “EXPERIMENTO” de abrir las ciudades --y digo experimento porque nunca antes hemos vivido una pandemia semejante a no ser que usted haya vivido en 1918-- este experimento se mide en muertes. Me gustaría que se pusieran el la piel de otros tiempos en los que también hubo muertos. Hay políticos que se refieren al COVID-19 como una guerra, pues bien pónganse en situación.

    COVID-19 hasta este momento, ha matado a nivel mundial más de 70.000 personas. La Guerra de Afganistán 2.445 personas. Recordemos algo más reciente el 11-S, se acuerda usted qué hacía ese día? ¿Cómo reaccionó después de verlo por televisión?¿Cuánto tardó en subirse con normalidad a un avión? ¿Como se protegió después del 11-S?, pues para que usted se haga una idea ese día murieron 2.977 personas, y a día de hoy seguimos manteniendo medidas de seguridad en todos los vuelos. Ahora piense si por menos de 3.000 fallecidos a fecha de hoy pasados los años se siguen manteniendo medidas de seguridad, ¿por qué debemos tomarnos la salida de las personas y sobre todo de los niños a la ligera, cuando los muertos por COVID-19 a nivel mundial superamos los 70.000?

    Solo porque no vemos al virus COVID-19, igual que vimos a dos aviones impactando contra edificios, ¿debemos de menospreciar a este virus? Les aseguro que no. Debemos extremar las precauciones, y sobre todo con los niños, los principales portadores asintomáticos. Hay que volver a una cierta normalidad, pero de una manera inteligente. Tengamos en cuenta que no hay vacuna, y el número de contagiados curados a día de hoy no es suficiente para salir alegremente como dicen nuestros políticos. Hemos estado confinados y por eso no se ha producido una mayoría de contagios, no podemos relajar la seguridad con nuestros menores.

    En los próximos 15 días aumentarán los casos por contagio, por ingreso en planta, por ingreso en UCI, algunos se recuperan, no obstante con graves secuelas, y otros fallecerán. Esto no favorece a poder avanzar a la fase 1, por lo que puede haber un rebrote de COVID-19 antes de terminar el verano. Desde la salida de los niños ha aumentado el número de nuevos contagios y de muertes.




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz