Lunes, 20 de Agosto de 2018

Formulario de búsqueda

    Picardo: es usted el ministro principal, el responsable ahora de todas las decisiones, incluso el aeropuerto

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño

    La prensa internacional ha publicado un artículo en el que se sugiere que Fabián Picardo, ministro principal de Gibraltar, está dispuesto a permitir que el control del aeropuerto de Gibraltar se comparta con España. Picardo ha emitido un comunicado de prensa aclarando la posición sobre el uso "mejorado" del aeropuerto.

    Picardo, la base de lo que llevó a ese informe que usted trata de aclarar recae justa y directamente sobre sus hombros.

    Su costumbre de revolver las cosas para desviar la atención de su propia responsabilidad y, en este caso, intentar pasar la culpa a la administración anterior de GSD, le ha metido en este problema con toda la razón.

    Es un problema que se agravará a medida que siga sin asumir su responsabilidad: usted es el ministro principal de Gibraltar. Ahora son usted y su gobierno los responsables de todo lo que ocurre en el aeropuerto con respecto a España y de las decisiones que se tomen como consecuencia del Brexit, así como de todo lo demás de lo que siguen culpando a la pasada administración del GSD.

    Hoy, usted y su gobierno toman decisiones en Gibraltar. Usted tiene poder para cambiar lo que no le guste o de estar de acuerdo con lo que hizo el gobierno anterior. Si no lo cambia es porque no puede o no quiere hacerlo.

    Si depende de usted, es mejor si no quiere. Si usted no puede, es porque otros están ejerciendo un nivel de soberanía en Gibraltar que contradice la transferencia de poder al Parlamento de Gibraltar que muchos se jactan de que se logró en virtud de la Constitución de 2006.

    Es probable que el artículo en la prensa internacional se base en lo que se dice en el comunicado de prensa de su Gobierno del 26 de febrero.

    "La gestión conjunta de la terminal aérea, sobre una base puramente comercial", pasa a aludir al comunicado de Córdoba de 2006 "entre los entonces Gobiernos de Gibraltar, el Reino Unido y España".

    Desgraciadamente, es imposible tratar de reducir a un par de líneas las complejas y cuidadosas disposiciones establecidas en el Comunicado de Córdoba, que forma parte de lo que se denomina el "Proceso Tripartito". Dará y ha dado a la prensa internacional una impresión equivocada.

    El Comunicado de Córdoba hizo un recorrido muy preciso para evitar cualquier cuestión de "soberanía", "jurisdicción" o "control".

    Desde su comienzo, el Comunicado es enfático.

    "Estos acuerdos manifiestan nuestro compromiso para solucionar problemas concretos, pero no tienen implicación alguna en cuanto a soberanía y jurisdicción, ni en cuanto a las cuestiones que de ellos se deriven, y cualquier actividad o medida emprendida para aplicarlos, o como consecuencia de ellos, se entiende adoptada sin perjuicio de las respectivas posiciones en materia de soberanía y jurisdicción".

    A continuación, se establecen varias medidas.

    En primer lugar, se habla de "disposiciones que facilitarán un mejor uso" del aeropuerto.

    En segundo lugar, de "la construcción de una nueva terminal aérea única".

    Tercero, que "no tendrá ninguna implicación para la soberanía y la jurisdicción o el control".

    Cuarto, el establecimiento de "un Comité Permanente Conjunto de Enlace de los participantes... para considerar a nivel técnico cualquier problema o cuestión relacionada con el funcionamiento de los acuerdos".

    En quinto lugar, se refiere a los acuerdos mediante los cuales "todos los servicios de pasajeros y vuelos y las funciones relativas a la zona de operaciones y aeronaves, la facturación de los pasajeros, la manipulación de equipajes y la seguridad de los pasajeros y del equipaje se prestarán en la terminal y a través de ella". Sujeto a las directivas de la UE, el Gobierno de Gibraltar dará una concesión contractual para operar la terminal y prestar estos servicios sobre una base comercial a una empresa conjunta propiedad de intereses comerciales españoles y de Gibraltar".

    Este quinto punto se refiere a la "explotación" de la terminal y a la prestación conjunta de servicios de terminal definidos, no a la "gestión conjunta de la terminal aérea, sobre una base puramente comercial".

    Es importante destacar que, en este contexto, el comunicado reconoce "que el aeropuerto de Gibraltar es un aeródromo militar disponible para vuelos civiles". Nadie puede dudar de que se trata de un "aeródromo militar" británico.

    El Comunicado de Córdoba se basa en determinados acuerdos de la UE y Schengen en lo que respecta a las disposiciones para facilitar la inmigración en la práctica y otras cuestiones. Es muy probable que, con la salida del Reino Unido de la UE, haya que revisarlas.

    Veamos qué dicen los manifiestos GSLP/Liberales de 2011 y 2015 sobre el Proceso Tripartito (recordando que el Comunicado de Córdoba es parte de ese proceso).

    En 2011, prometió que "nuestra participación en el Proceso Tripartito se basa en que, según sus términos de referencia, se trata de un proceso de diálogo, NO de NEGOCIACIÓN".

    En 2015 confirmó que "nuestra posición sobre la participación de Gibraltar en el Foro Trilateral permanece inalterada."

    Ni una palabra en contra del Comunicado de Córdoba; todo lo contrario, su gobierno de la alianza GSLP/Liberal adopta como política el proceso trilateral que resultó en el Comunicado de Córdoba.

    Ahora, Picardo, a pesar de estar de acuerdo con el proceso en sus manifiestos, ¿intenta pasar la pelota al GSD?

    Picardo no intente eso, usted y su partido adoptaron el Comunicado de Córdoba en esos dos manifiestos como política de su partido.

    Además, todo el mundo sabe que cualquier cosa que ocurra en Gibraltar desde 2011 depende de usted y de su Gobierno GSLP/Liberal.

    Si se equivocan con los acuerdos del aeropuerto, no intente poner ahora los fundamentos para poder culpar al GSD. Si se equivoca, el electorado le culpará a usted y a nadie más.

    El pueblo de Gibraltar es demasiado listo para caer en eso: levántese y enfréntese a sus responsabilidades, pase lo que pase implicará sólo su participación y la de su gobierno. Usted ha excluido por completo al GSD de las actuales conversaciones con el Reino Unido.

    Afortunadamente no somos el Congo, el electorado puede hacer que nuestros políticos, en este caso usted y su gobierno, rindan cuentas en las elecciones.