Martes, 26 de Octubre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Picardo evita las respuestas al Presupuesto: ¿espera al Gibexit?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Fabián Picardo, Ministro Principal de Gibraltar, no responde a las críticas que se han hecho al Presupuesto de 2021; lamentablemente para nuestra democracia, su respuesta es un ataque personal a las críticas de los diputados que no se sientan en los bancos del Gobierno, en el Parlamento. Son ataques basados en la historia y no en lo que hoy es relevante.

    El ejemplo mejor es que no da ninguna explicación sobre cómo afrontaremos un Brexit (o «Gibexit») sin un acuerdo entre el Reino Unido y la UE sobre Gibraltar. ¿Se pedirá un presupuesto adecuado en ese momento?

    DOS ERRORES EQUIVALEN A UN ACIERTO

    Lo que parece dictar la contribución del Sr. Picardo al debate en el Parlamento es el mantra «dos errores equivalen a un acierto». Sin embargo, lo que se hizo mal en el pasado no justifica lo que se hace mal hoy, o en el futuro.

    Esta creencia o argumento sobre los «dos errores» parece ser lo que impulsa a todos y cada uno de los Ministros Principales que nos gobiernan. Eso tiene que cambiar, necesitamos desesperadamente un buen gobierno. No conseguiremos un buen gobierno con el actual sistema electoral o parlamentario.

    Para ser justos, Keith Azopardi, el líder de la oposición del GSD, no lo hizo mucho mejor ya que su contribución, en su mayor parte, fue «te lo dijimos», olvidando, sin embargo, que había criticado igualmente y sobre la misma base, al Gobierno del GSD cuando lo abandonó por el PDP. En general, se merece las mismas críticas que el Sr. Picardo.

    OLVIDEN EL ANÁLISIS HISTÓRICO

    A Gibraltar se le intenta hacer un análisis histórico, que sólo sirve para justificar los errores que se cometen hoy, por los errores que otros dicen que habrían cometido de haber llegado al gobierno.

    Lo que Gibraltar quiere es un gobierno racional que lo gobierne para bien. Gibraltar no tiene eso. Gibraltar no tiene ese gobierno sensato que necesita porque nuestro sistema electoral y parlamentario no lo fomenta.

    Nuestro sistema fomenta lo que tenemos: la mediocridad, en el mejor de los casos. Beneficia a algunos, pero no a la comunidad que es Gibraltar.

    COMPLACEMOS A LOS VOTANTES

    Entonces, ¿qué obtenemos? Conseguimos que los gobernantes, sean del partido que sean, intenten mantenerse en el gobierno molestando al menor número posible de votantes, lo que no contribuye a reducir el peligro para la estabilidad de Gibraltar.

    Tenemos a los que no están en el gobierno, pero que intentan entrar en él, prometiendo más, por no decir la Tierra, para convencer a los votantes de que echen al gobierno de turno y les den a ellos una oportunidad. La realidad no influye en lo que haga ninguno de ellos.

    La historia que Picardo plantea en su respuesta al GSD y al TG puede ser cierta (dejando de lado todos los puntos en los que no quiere llegar, ya que no apoyan lo que su Gobierno GSLP está haciendo hoy) pero no justifica la forma en que Gibraltar está siendo gobernado financieramente hacia el futuro. Lo que hace diez años pudo ser una posición válida, de cualquier gobierno o partido, hoy es irrelevante. Lo que hoy es relevante es afrontar los problemas reales a los que se enfrenta Gibraltar ahora.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS - ARCGISA


    EL COVID Y EL GIBEXIT AHORA SON RELEVANTES

    Nos enfrentamos al coste del COVID. Sí, se nos dice y lo aceptamos, que el gasto en que se ha incurrido era y es inevitable. Sin embargo, ese bajón hay que pagarlo. Ha provocado un enorme déficit de gastos corrientes (138 millones de libras), un déficit que, según se nos dice, se repetirá el año que viene aunque con una cantidad inferior, 51 millones de libras.

    En ninguna parte del Presupuesto se menciona cómo se reducirá este déficit. Sin duda, si no se repite el COVID, no se repetirán los gastos añadidos del año pasado. Esperemos que sea así, pero si lo hubiera, el endeudamiento añadido parece ser la única vía.

    Un Gibexit, sin acuerdo, se presenta frente a nosotros. Ni una palabra sobre cómo se abordará cualquier inconveniente financiero que eso provoque. Sí se nos dice que dos pilares de la economía, los sectores del juego y de los servicios financieros, siguen yendo bien.

    Sin embargo, la pregunta es, por ejemplo, hasta qué punto estos sectores dependen de una frontera fluida para permitir el tránsito a sus empleados. ¿Los retrasos en la frontera reducirían estos sectores de forma significativa? Esta es una pregunta crucial.

    Otra es: ¿afectará también a estos sectores cualquier incertidumbre en torno al Gibexit? Es de esperar que no, pero no se ha argumentado al respecto.

    ¿UN GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL?

    La democracia no va bien con los gobiernos de unidad nacional. Esos gobiernos ejemplifican las creencias totalitarias de la derecha. La democracia se ocupa de las alternativas. Gobiernos alternativos, con ideas y políticas alternativas. Fallamos miserablemente en ese frente. Nuestro sistema, en esencia, sólo ofrece totalitarismo populista.

    Una de las razones de ese fracaso es que nuestro sistema democrático es deficiente. Sólo proporciona un gobierno totalitario que puede hacer lo que quiera mientras esté en el poder.

    Tan es así que los que están en el poder controlan la información y las finanzas, sin los debidos y adecuados controles y equilibrios. Nuestro sistema sólo puede, y lo hará, dar lugar a la difusión de información o a la obtención de beneficios financieros cuando convenga a las posibilidades electorales de los gobernantes.

    ¿EL GIBEXIT PROVOCARÁ UN CAMBIO?

    Seguro, pero probablemente no un cambio que sea popular. Los indicios apuntan a que cualquier cambio será hacia un acuerdo con la UE, si se puede superar el actual estancamiento. Cualquier acuerdo de este tipo coloca a España en una posición más predominante sobre Gibraltar.

    Además es un cambio que aliviará, pero no eliminará, los posibles inconvenientes que sufrirá nuestra economía.

    La predicción es que el Presupuesto actual es un ardid. El verdadero Presupuesto llegará cuando haya, o no haya, un acuerdo de Gibexit entre el Reino Unido y la UE. En ese momento, cualquier gobierno en el poder tendrá que tomar medidas financieras y presupuestarias para hacer frente a la realidad de las circunstancias a las que Gibraltar se enfrentará entonces.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas