Viernes, 18 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Picardo tiene el Brexit bajo control

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    El ministro principal, Fabián Picardo, ha subrayado los beneficios de los acuerdos transitorios que entrarán en vigor con el Brexit, pero ha hecho hincapié en que existen peligros y que Gibraltar no debe temer alejarse de un acuerdo comercial con la UE. El ministro principal lo dio a conocer en una declaración al Parlamento, tras el triunfo de los conservadores en las elecciones generales en el Reino Unido.

    Extrañamente, en ningún momento sugirió que Gibraltar pueda llegar a acuerdos sobre asuntos diferentes a los del Reino Unido. Los acuerdos de transición incluyen un Protocolo sobre Gibraltar. Además, no mencionó el Tratado Fiscal español ni los cuatro Memorandos de Entendimiento (MoUs), que llevaron a la inclusión de Gibraltar en el Acuerdo Transitorio de Retirada del Reino Unido.

    El haber admitido el Tratado Fiscal español y estando de acuerdo con los MoUs (sólo para unos meses) a cambio de la inclusión en el régimen transitorio, deja pocas razones para resistirse a las sugerencias de que los MoUs no deben ser una característica permanente de la relación que se negocia de Gibraltar con España.

    Así, pues, lo que Fabián Picardo destacó fue:

    Sobre la salida de Gibraltar de la UE, subrayó que el Brexit representa un reto. Confirmó que Gibraltar sale el 31 de enero de 2020, con el beneficio del régimen transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020. Aseguró a todos que nada cambiaría de inmediato, ya que el gran éxito de su Gobierno al lograr la inclusión de Gibraltar en los acuerdos transitorios había evitado una situación potencialmente muy difícil.

    En cuanto a las cuestiones futuras, subrayó que tenemos que examinar cuidadosamente la aplicación a Gibraltar de las partes de cualquier futuro Acuerdo de Libre Comercio (ALC) entre el Reino Unido y la Unión Europea. Dijo que Gibraltar no tiene por qué ser parte de cualquier ALC, ya que puede no incluir cosas que nos beneficien, pero tener muchas obligaciones de las que seamos responsables, especialmente si se contemplan los servicios financieros. Insistió en que Gibraltar debe participar, pero si el equilibrio de derechos y obligaciones es malo para Gibraltar y su pueblo, entonces debemos estar dispuestos a alejarnos, haciendo hincapié en que es mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    Explicó que, bajo las disposiciones del Tratado de la UE, los miembros de la UE tienen derecho de veto sobre los acuerdos internacionales, aclarando correctamente que España no ha logrado un veto particular sobre Gibraltar. Sin embargo, no nos recordó que la UE ha indicado que el Reino Unido y España deben acordar los asuntos relacionados con Gibraltar.

    Fue firme en que, mientras Gibraltar quiere una relación fuerte con UE, nuestro vecino más cercano (extrañamente sin nombrar a España), Gibraltar nunca comprometería los asuntos de soberanía a cambio del ALC o nuestros derechos inalienables a cambio de ventajas comerciales.

    Reafirmó que Gibraltar se ha asegurado excelentes condiciones para continuar nuestro comercio de servicios con nuestro mercado más importante, el Reino Unido, que se verá incrementado con el tiempo. Prometió que el Gobierno seguirá trabajando para lograr la aplicación a Gibraltar de las renovaciones y futuros acuerdos comerciales del Reino Unido con terceros países.

    En resumen, el ministro principal esbozó los logros obtenidos por su Gobierno en el pasado en el ámbito de Brexit y los objetivos futuros del Brexit. Lo que no se mencionó es cómo se pondrán en marcha o se cumplirán en el futuro. De hecho, parece que ningún político va a aventurar una opinión sobre su desarrollo en el futuro.

    Su omisión de cualquier mención al Tratado Fiscal español y a los cuatro MoUs puede ser significativa. El Tratado Fiscal es una concesión permanente. Los cuatro MoUs expiran el 31 de diciembre de 2020.

    ¿Existe alguna razón de peso en contra de la idea de que los MoUs no consigan cierta permanencia? El Gobierno del GSLP de Fabián Picardo ha argumentado que ninguno de los MoUs, ni el Tratado Fiscal, tienen implicaciones de soberanía (por lo que no contradicen su declaración ante el Parlamento), diciendo, además, que tratan de asuntos de interés mutuo. Como estos memorándums fueron aceptados para obtener la bendición de España a la inclusión de Gibraltar en el régimen transitorio, parece que hay pocas razones consistentes para negar estos a España.

    La capacidad de analizar y comentar el futuro de Gibraltar después del Brexit se limita a este momento. Hay que esperar el desarrollo de la situación, que cambia rápidamente. En este sentido, el Brexit es como las arenas movedizas. Estas arenas movedizas pueden estabilizarse con el tiempo, lo que puede medirse en días o semanas. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, está dejando claro que él no va a esperar. Entonces, el análisis y los comentarios pueden resultar más fáciles.