Sábado, 21 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El que Frontex se sienta honrado no es noticia

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    El anuncio de que Frontex se sentiría «honrado» si se encarga de los controles fronterizos en nuestro puerto y aeropuerto no es una verdadera noticia. La noticia sigue siendo que el mandato preparado por la Comisión de la UE incluye demandas que no son aceptables para el Reino Unido ni para Gibraltar, y ambos lo han dicho.

    Pero un colapso, antes de que se inicien las negociaciones para llegar a un tratado, no interesa a ninguna de las principales partes implicadas, Gibraltar, el Reino Unido o España, a pesar de que, a día de hoy, es el resultado más probable.

    LA UE NO SE AJUSTA AL ACUERDO MARCO

    La situación actual es que el Reino Unido y Gibraltar no creen que el mandato de la UE sea una plataforma desde la que se pueda negociar un tratado.

    El argumento de Reino Unido/Gibraltar, en pocas palabras, es que el mandato no se ajusta a lo pactado en el acuerdo marco del 31 de diciembre de 2020. Se dice que es así, a pesar de que el esquema que contiene no cubre todos los puntos ni determina todas las cuestiones relevantes que el mandato de la UE sí amplía.

    La posición de disconformidad con el acuerdo marco va acompañada de declaraciones de España, que sigue apostando por ese acuerdo, por ser la piedra angular para alcanzar una posición negociada con la UE.

    ¿REINO UNIDO, GIBRALTAR Y ESPAÑA EN EL MISMO BANDO?

    Por una vez, aparentemente, el Reino Unido, Gibraltar y España están del mismo lado, frente a la UE.

    Pero la cuestión fundamental es si eso refleja la realidad o si la realidad es que España está haciendo de «poli bueno» y la UE de «poli malo». Sólo se sabrá en los próximos meses.

    ¿QUÉ PROPONDRÁ EL CONSEJO DE MINISTROS DE LA UE?

    Los meses de septiembre y octubre serán cruciales. Durante esos meses la Comisión de la UE debatirá el mandato con los Estados miembros.

    Un proceso que consistirá en deliberaciones con los embajadores de cada estado miembro en la UE. Tras esos debates, será el Consejo de Ministros de la UE el que adopte el mandato, con o sin los cambios acordados.

    ¿SE MANTENDRÁN LOS ACUERDOS FRONTERIZOS PROVISIONALES?

    Lo que no se sabe, por ahora, es si los acuerdos provisionales en nuestra frontera, que facilitan los cruces, continuarán después de finales de octubre. Es de suponer que mucho dependerá de hasta dónde haya llegado la UE con sus propuestas, junto con la reacción del Reino Unido y Gibraltar.

    Si la UE finaliza el mandato, la siguiente pregunta será: ¿estarán ambos o alguno de ellos dispuestos a iniciar negociaciones con la UE sobre el mandato de la UE tal y como ha sido finalizado y publicado? Si una u otra parte decide que las conversaciones no son posibles sobre la base del mandato, entonces se producirá la salida definitiva de Gibraltar sin «acuerdo», con todas las consecuencias que ello conlleva.

    EL TRATADO REQUERIRÁ LEYES

    No cabe duda de que, si se llega a un tratado, será necesario que la legislación de Gibraltar lo haga efectivo. La cuestión es si esa legislación será responsabilidad de nuestro Parlamento o del Reino Unido, a través de la oficina del Gobernador, siendo un «asunto externo», ya que esas leyes surgirán de un tratado internacional y se regirán por él.

    Es una cuestión que no se planteará en la práctica si tanto el Reino Unido como Gibraltar acuerdan los términos de un tratado. Sólo se plantearía si el Reino Unido, en el ejercicio de su responsabilidad constitucional sobre los asuntos exteriores, acordara un tratado contrario a los deseos de Gibraltar y luego decidiera aplicarlo mediante un «mandato directo».

    El Reino Unido ya ha pasado por esta situación y no ha aplicado los acuerdos internacionales anteriores en los que participaba España. Por lo tanto, la posibilidad de que esto ocurra, en la práctica es probablemente pequeña. Por lo que ha dicho nuestro Ministro Principal, Fabián Picardo, parece que descarta esta posibilidad





    MANTENER LA SOBERANÍA

    La cuestión central es que la soberanía británica debe mantenerse en cualquier Gibexit. Esa «soberanía británica» es un concepto que se expresa a menudo como un eslogan pero que rara vez se define.

    Sin embargo, la soberanía debe considerarse en el contexto de lo que es la UE.

    Si se ve en los términos de la justificación del Brexit, entonces se ceden elementos de soberanía a la UE, por lo que es inaceptable.

    Pero no es así como se vio en la votación de Gibraltar en el referéndum de la UE. Gibraltar estaba dispuesto a aceptar elementos de soberanía de la UE, aunque bajo el Reino Unido.

    ¿Estará Gibraltar dispuesto a aceptar elementos de soberanía de la UE fuera de esa conexión «británica»? Esto será crucial en cualquier negociación, sin la cual un tratado será probablemente inaceptable para Gibraltar.

    LA POSICIÓN DE PICARDO

    Pues bien, la opinión del Sr. Picardo es que nuestro Parlamento tendría que aprobar leyes para hacer efectivas las disposiciones de cualquier tratado, incluyendo la concesión a Frontex de las competencias y autoridad necesarias dentro de nuestro territorio.

    Es eso, según él, lo que afirma nuestra soberanía (y por tanto la británica).

    LA UE HACE IMPOSIBLE UN TRATADO

    Sin embargo, la posición actual de la UE, contenida en el proyecto de mandato de la Comisión Europea, hace imposible un tratado. El Sr. Picardo ha sugerido que «... la UE tiene que convertirse en un socio del proceso y no seguir siendo un obstáculo para el mismo».

    Los aspectos que se consideran un obstáculo incluyen cuestiones relativas a la responsabilidad de los acuerdos comerciales, el asilo, las devoluciones, los visados, los permisos de residencia y, la cooperación policial operativa junto con el intercambio de información pero, sobre todo, implican el deseo expresado por la UE de que España participe en todos los asuntos que vinculen a Gibraltar con la UE.

    La otra cara de la moneda es, ¿qué evaluación hará la UE de las opciones disponibles para Gibraltar, aparte de acordar un tratado? Si la UE decide que Gibraltar tiene pocas alternativas, si es que tiene alguna, entonces probablemente se mantendrá firme. Eso significa que no cambiará mucho o nada de lo fundamental que ahora está en el mandato de la UE.

    POCOS AVANCES POR AHORA

    Sí, las pequeñas noticias, como lo honrado que se siente Frontex, son interesantes, pero hay una realidad abrumadora; la pelota está actualmente en el campo de la UE.

    Se verán pocos movimientos mientras esté sin finalizar el mandato de negociación de la UE.

    Si la UE finaliza su mandato en los mismos términos en que la Comisión Europea lo ha publicado, ¿tendremos un final abrupto del proceso? Normalmente no es así como avanza una negociación. Inicialmente se adoptan posiciones extremas y, a partir de ellas, pueden esperarse movimientos.

    Además, la UE debería reconocer que los cimientos son el acuerdo marco. Un edificio diferente construido sobre esos cimientos sólo estará destinado a derrumbarse.

    Un colapso no beneficia a ninguno de los dos lados de la frontera de Gibraltar. Esperemos que todas las partes trabajen para evitarlo. Pero la UE es una institución pesada e inflexible, no muy apta o acostumbrada al compromiso.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas