Sábado, 19 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

¿A qué le teme Picardo?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Fabián Picardo debe estar temiendo que aquellos que cuestionan el bienestar financiero de Gibraltar puedan tener razón. Su ataque feroz al líder de la oposición Keith Azopardi por sus críticas a la gestión de las finanzas públicas de Gibraltar por parte del gobierno del GSLP indica que la oposición GSD ha tocado la raíz del problema. El hecho de que la reacción de Picardo sea personal magnifica esa conclusión.

    Después de todo, Azopardi simplemente se hacía eco de mucho de lo que, la figura principal del GSLP, Sir Joe Bossano había dicho; en resumen, que nuestros gastos fijos son insostenibles. Inevitablemente, el capital gastado por el Gobierno, conseguido a través de préstamos, ha llevado y llevará a aumentar ese gasto insostenible.

    Además, Azopardi refleja mucho de lo que el propio Picardo ha admitido. Picardo ha dicho que es el fin de la era de las ayudas sociales y el comienzo de la era de la responsabilidad, que el 2020 será un año de grandes retos, y que es necesario fortalecer nuestras finanzas públicas, así como hacer un sacrificio estoico por parte de todos nosotros.

    Sr. Picardo, está usted pisando un terreno peligroso.

    Usted defiende todos los gastos de capital y fijos de su Gobierno y no acepta críticas al respecto, pero no explica cómo se pagará todo. Especialmente cuando su propio gurú económico, Sir Joe, ha dicho que es insostenible. Esta valoración se ve agravada por lo que nos espera de aquí a 11 meses, con el Brexit.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    Usted no ha pronunciado ni una sola palabra que sirva para que los que le votaron puedan quedarse tranquilos pensando que Gibraltar puede permitirse lo que usted ha gastado en su nombre. Lo que se sabe es que los préstamos y gastos públicos se han disparado durante el tiempo de su gobierno del GSLP. Usted es el ministro de finanzas, pero no da ninguna explicación de cómo vamos a pagar esta enorme deuda pública.

    Lo que sabemos es que su gurú económico, Sir Joe, dice que es insostenible y que usted dice, ahora, que hay desafíos por delante que significarán que todos tendremos que hacer sacrificios.

    Ha habido quienes, incluyendo el GSD, han pedido una gestión financiera pública más prudente. Usted no los ha escuchado. De hecho, los ha ridiculizado. Pero, recuerden, el que ríe el último ríe mejor. Lamentablemente, no habrá mucho de qué reírse, porque Gibraltar sufrirá y ninguno de nosotros quiere eso.

    Esperemos que el espléndido estilo de vida que usted ha fomentado en Gibraltar, mediante las extravagantes políticas financieras de su Gobierno, no sea nuestra perdición. Esperemos que su gasto público excesivamente entusiasta combinado con su discurso populista de venta de todo lo que usted considera bueno, motivado por el deseo de permanecer en el poder, no obligue a hacer concesiones sobre nuestra soberanía, jurisdicción y control.

    Sus decisiones sobre el tratado fiscal y los cuatro Memorandos de Entendimiento con España, concediendo el gobierno por comités, indican que usted ya está cruzando sus propias "líneas rojas".