Sábado, 4 de Febrero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

¿Resultado favorable de la repentina reunión ministerial de Madrid?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Aeropuerto y Peñón de Gibraltar. Foto NG
    Foro
    *Las crípticas declaraciones sobre Gibraltar tras la reunión ministerial de Madrid revelan mucho

    *Sin embargo, no se ha hecho ningún anuncio importante

    *Compromiso total y positivo para alcanzar un «acuerdo» sobre el Gibexit

    *El objetivo es la libre circulación de personas, bienes y servicios

    *El optimismo, el espíritu constructivo de todos y los avances significativos apuntan a un tratado

    *Se escucha a Albares decir «YA LO HEMOS HECHO» pero lo que hicieron, por ahora es confuso

    *Podría haberse buscado cierto distanciamiento de los ministros de Gibraltar

    *Picardo convoca una rueda de prensa y emite un comunicado de prensa

    *Mucho de lo que es público apunta a que ya está hecho un «acuerdo» del Gibexit

     

    REUNIÓN EN MADRID

    La reunión en Madrid entre José María Albares, Ministro español de Asuntos Exteriores, Europeos y de Cooperación, y el Ministro de Asuntos Exteriores, de la Commonwealth y de Desarrollo del Reino Unido, James Cleverly, ha llegado y se ha ido con sólo continuas declaraciones crípticas sobre Gibraltar. No se hizo ningún anuncio importante, que podría ser el caso como se sugirió en el blog inmediatamente anterior.

    El mensaje transmitido al unísono por ambos ministros de Asuntos Exteriores es que existe un compromiso pleno y positivo para alcanzar un «acuerdo» sobre el Gibexit, a pesar de que algunas cuestiones, dicen, siguen sin estar definitivamente acordadas. Es una promesa que todas las partes han hecho públicamente durante muchos meses y ningún ministro de Asuntos Exteriores se mostraría con un ánimo tan positivo si no hubiera ya un tratado en ciernes.

    El «acuerdo» pretende lograr una zona común de viajes con el espacio Schengen, objetivo en el que todos están de acuerdo. El Sr. Cleverly lo expresó en los siguientes términos: «Lo que todos deseamos es un acuerdo de movilidad con el espacio Schengen que facilite el flujo de personas, bienes y servicios sin esfuerzo, fácil y mutuamente beneficioso, porque a todos nos interesa conseguirlo.»

    SIGUE REINANDO EL OPTIMISMO

    El optimismo sobre la consecución del objetivo final aumenta a un ritmo que sólo apunta a una conclusión, la de acordar un tratado, pero como se suele decir, nada está acordado hasta que todo está acordado.

    El Sr. Albares se mostró todo lo entusiasta que puede mostrarse un Ministro de Asuntos Exteriores, afirmando que se está avanzando a buen ritmo. Destacó el «espíritu constructivo» del Reino Unido para llegar a un acuerdo sobre disposiciones mutuamente beneficiosas para todos. No ve mala fe ni falta de progresos creíbles que justifiquen el fin de las negociaciones.

    Sin embargo, la reciprocidad exige compromiso, especialmente cuando se reconocen las complejidades y dificultades. Un progreso creíble indica que se está alcanzando cierto compromiso, como reconoció el Sr. Albares al afirmar que «hoy estamos más cerca que al principio de la reunión». Las áreas de ese toma y daca siguen siendo secretas, pero sí dijo «YA LO HEMOS CONSEGUIDO», aunque puede que no se refiriera a Gibraltar.

    El Sr. Cleverly se mostró de acuerdo al afirmar que «se han logrado avances significativos» hacia un tratado que «podría desencadenar un nivel de crecimiento económico sin precedentes para todos los habitantes de la región». Se refirió a las diferencias existentes, pero dijo que eran «diferencias modestas».

    Subrayó el deseo compartido de llegar a un tratado, un deseo que «comparte el Ministro Principal de Gibraltar, que por supuesto es parte integrante del proceso». Su condición de parte integrante se ve debilitada por no haber sido informado de dicha reunión de alto nivel hasta el último minuto.

    ¿QUÉ HICIERON?

    Muchos han oído decir al Sr. Albares «YA LO HEMOS HECHO», dirigiéndose al Sr. Cleverly. Es posible que eso no sea una referencia a Gibraltar, sino a los muchos otros asuntos que trataron.

    Lo que sigue sin saberse es qué es lo que hicieron, cuando las cuestiones tanto del uso conjunto del aeropuerto como la del Community Care parece que siguen siendo líneas rojas españolas. Las duras fuerzas políticas españolas no dejan mucho margen de maniobra al Sr. Albares en estas cuestiones. ¿Han llegado a un «acuerdo» al respecto?



    Iti Cádiz
    Iti Cádiz


    El Sr. Picardo habla de «uso reforzado del aeropuerto», que es difícil de distinguir del «uso conjunto». Parece que está adoptando los argumentos semánticos por los que se hizo famoso Sir Peter Caruana. Señala el limitado alcance de la influencia cedida por nuestros ministros a ese nivel. Insiste en que Gibraltar no discrimina en materia de pensiones y que el Community Care, que podría ser el caso, no da lugar a discriminación alguna.

    Una interpretación alternativa del «YA LO HEMOS HECHO» es que el Reino Unido y España han resuelto cuestiones bilaterales que permitirán un tratado a nivel de la UE. De ser así, no podría producirse ningún anuncio tras la reunión de Madrid, ya que el tratado es un asunto de la UE que debe anunciarse a ese nivel. Otra posibilidad es que se refiriera a otros asuntos y no a Gibraltar.

    PARTICIPACIÓN POR VIDEOCONFERENCIA

    La participación de los representantes de Gibraltar, el Ministro Principal, el Viceministro Principal y el Fiscal General, en esa reunión ministerial fue por videoconferencia. ¿Por qué? Si se hubieran enterado, no habría sido difícil organizar un viaje a Madrid.

    Parece que primaba un elemento de distanciamiento, por lo que es probable que los asuntos de Gibraltar fueran tratados por los dos ministros de Asuntos Exteriores sin la participación de los representantes de Gibraltar. Su participación fue un espectáculo secundario posterior pero políticamente necesario.

    LA REACCIÓN DE PICARDO

    La otra rareza es que, aparentemente, en Gibraltar no se supo nada de la reunión de Madrid hasta el último minuto. ¿Por qué? Una de las razones podría ser que se trataron temas mucho más amplios que afectan tanto al Reino Unido como a España. Sin embargo, las autoridades debían saber que Gibraltar iba a estar presente.

    La convocatoria de una rueda de prensa por parte del Ministro Principal, Fabian Picardo, para un momento inmediatamente posterior a cualquier acción en Madrid también es posiblemente reveladora. ¿Qué anuncio esperaba que requiriera tal conferencia de prensa?

    ¿Posiblemente la temida revelación de un «acuerdo»? El caso es que su compromiso con la prensa tras la reunión de Madrid podría considerarse una chapuza, pero ¿lo fue?

    RUEDA DE PRENSA DE PICARDO

    El Sr. Picardo se mostró muy optimista al rechazar la opinión de que la rueda de prensa del ministro de Asuntos Exteriores indicaba un estancamiento. «No creo que esto sea más de lo mismo, creo que nos estamos acercando», con «grandes áreas de acuerdo».

    Tan confiado está en el «acuerdo» que llegó a declarar: «Lo que estamos haciendo es acercarnos cada vez más y llegar a la fase final de este proceso, cuando podamos declarar que tenemos un acuerdo... todos estamos comprometidos a garantizar que ninguna de las partes de la mesa pierda y que todas ganen».

    Insistió en que «el fracaso no es una opción... Todos tenemos que mirar hacia delante, tenemos que mirar hacia delante juntos». «A pesar de... las áreas de desacuerdo, ahora tenemos muchas más áreas de acuerdo». También insinuó que un «acuerdo» este año, aunque improbable, no era imposible.

    EL COMUNICADO DE PICARDO INDICA ACUERDO

    El impulso hacia un tratado queda aún más patente en el comunicado emitido por el Sr. Picardo inmediatamente después de su conferencia de prensa.

    Señala «los excelentes progresos realizados en las conversaciones entre el Reino Unido y la UE, así como el resultado muy positivo de las conversaciones conexas entre el Reino Unido, España y Gibraltar para la implementación del Tratado propuesto entre el Reino Unido y la UE». Sí, has leído bien «implementación» no «acuerdo», la implementación suele seguir al acuerdo.

    Refleja la opinión del Ministro del Reino Unido de que, un Tratado entre el Reino Unido y la UE puede promover un crecimiento sin precedentes en Gibraltar y en la Comarca del Campo de Gibraltar, generando una riqueza sin parangón para los habitantes de ambos lados de la frontera». Sigue sin explicarse por qué esa riqueza para el Campo de Gibraltar no se ha producido durante nuestra pertenencia mutua a la UE y, sin embargo, se producirá si hay un tratado del Gibexit.

    Lo que es evidente son las dificultades que se causarán a Gibraltar si no hay tratado. La comisión presidida por el Viceministro Principal, Joseph García, las pone de manifiesto en los Avisos que ha publicado. Su lectura no es agradable.

    El Sr. Picardo confirma «el firme compromiso también del Gobierno de Su Majestad de Gibraltar de continuar las negociaciones para la conclusión definitiva y satisfactoria de un Tratado beneficioso, seguro y protegido entre el Reino Unido y la UE en relación con Gibraltar lo antes posible en el nuevo año».

    «El Ministro Principal acogió con satisfacción la excelente dinámica que se estaba desarrollando en el proceso de búsqueda de un acuerdo global y confió en que condujera a menos malentendidos en el futuro, así como a resolver potencialmente tanto cuestiones de larga data como nuevos problemas que surjan como consecuencia de la salida del Reino Unido de la UE»

    ¿«TRATADO» HECHO?

    Todo apunta a un acuerdo sobre un tratado. Cualquier otra conclusión supondría que todos los ministros del Reino Unido, España y Gibraltar se quedarían con un palmo de narices. Políticamente, ninguno de ellos querría eso.

    ¿Por qué no se ha anunciado? Hay muchas razones posibles. Una es que le corresponda a la UE hacer el anuncio. La otra es que la UE quiera asegurarse de que nada salga mal, así que querrá que se seque la tinta del texto del tratado y que se firme. Esto lleva tiempo organizarlo.

    Aún no ha pasado suficiente tiempo entre la reunión de Madrid en la que «LO HICIERON» y la comunicación necesaria con la UE para ultimar la redacción entre ésta y el Reino Unido y organizar una «ceremonia» pública de firma.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas