Sábado, 28 de Noviembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Los santos de la puerta de al lado

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    Se me fue ayer ver el programa de Évole sobre el Papa Francisco, me lo ha recordado un cura amigo mío y gracias a MoviStar he podido recuperarlo en esta tarde del lunes.

    Me ha encantado. Me ha encantado su sencillez, su cercanía y sus definiciones.

    Ante esos obispos y esos curas que pretenden, todavía, en el momento en que estamos, que siga habiendo misas, el Papa ha dicho que la veamos por televisión, ¿Se han enterado?

    Hablando de la enorme tragedia que está sucediendo con el coronavirus, el Papa ha extraído el positivismo y este no es otro que la enorme solidaridad, la enorme humanidad que ha despertado y que en muchísimas ocasiones se encontraba dormida.



    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía
    Campaña Vacunación Gripe - Junta de Andalucía


    Son los grandes ejemplos de humanidad que se están viendo, que se están viviendo. Las ayudas entre los propios vecinos, las ayudas a los mayores confinados en sus viviendas. Los sanitarios, los cuerpos de seguridad del Estado y policías locales, los supermercados, las farmacias, los transportistas, los puertos con todos sus trabajadores… Todos los que, con sus enormes riesgos, con su falta de medios, con sus llantos por las muertes de los enfermos que se nos van cada día. Los que entretienen a través de las redes sociales. Ellos, y, así lo ha dicho, son los que nos están salvando la vida a miles y miles de personas.

    A todos ellos, el Papa los ha definido de una manera sensacional y que resume todo lo que se puede decir sobre ellos: LOS SANTOS DE LA PUERTA DE AL LADO.

    ¿Se puede decir tanto en tan pocas palabras? Hoy, en mi confinamiento, en ese confinamiento en el que se tienen altibajos a diario y que se endurecerán conforme pasen los días hasta cumplir esa cuarentena que todos debemos cumplir, me he quitado gran parte del enfado que tenía con miembros de la Iglesia.

    Es el poder de las palabras, ¡qué maravilla!, ¡qué definición! Hoy me he reconfortado.

    Ya lo saben, LOS SANTOS DE LA PUERTA DE AL LADO.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas