Jueves, 29 de Julio de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

¿Se sumarán a nuestros problemas los recortes de defensa?

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    Actualmente, están en estudio posibles cambios en relación con la presencia militar de Reino Unido en Gibraltar, una revisión que va desde su presencia histórica y continuada hasta su nivel actual. Al final, parece ser que el objetivo del análisis que se está llevando a cabo es cómo lograr satisfacer la necesidad actual (en lugar de la histórica, tradicional o emocional) de Reino Unido de mantener la base al menor coste posible.

    El Comandante saliente de las Fuerza británicas (“CBF”), Tim Henry, así lo ha señalado en su extensa entrevista en el Gibraltar Chronicle, en la que describió un horizonte cambiante.

    Aparentemente, el resultado de la revisión de Reino Unido, que abarca política exterior, defensa, seguridad y desarrollo internacional, tendrá como fin último una mayor eficacia y la reducción de los costes en vista del Brexit y, ahora, de la crisis del coronavirus

    La contribución de un 10% a la economía de Gibraltar por parte de la base militar parece que disminuirá en aras de una mayor eficiencia. Si se produce una caída en el gasto de defensa en Gibraltar, sucederá en un momento en el que, en líneas generales y a causa del Coronavirus, la actividad económica es mucho menor y, con ello, menores son también los ingresos del Gobierno.

    El Ministerio de Defensa es el segundo mayor empleador de Gibraltar. Si los gastos en defensa disminuyen, peligrarán puestos de trabajo en este sector. Esta caída se añadirá a los despidos actualmente sujetos a períodos de consulta en el sector privado

    En ambos casos, la disminución del empleo conducirá, por ejemplo, a una menor fiscalidad y una reducción de las contribuciones a la Seguridad Social. Más aun, una menor presencia militar resultará en una menor actividad económica, la cual de forma indirecta, producirá un nuevo revés en los ingresos gubernamentales.





    Estos golpes a los ingresos públicos llegan en un momento en el que podría ser necesaria la ayuda económica de Reino Unido. ¿Significa esto que RU intentará endurecer las condiciones para tal ayuda y así garantizar la capacidad de pago?

    La posible disminución de la presencia militar británica dependerá de cómo Reino Unido percibe su papel en el marco de la incesante y creciente inestabilidad provocada  tanto por los flujos migratorios provenientes del norte y oeste de África como por el terrorismo islámico.

    Sin embargo, esta cuestión en particular no es un problema exclusivo del RU sino un problema para la OTAN en su conjunto. Por ello, RU no debería de afrontarlo en soledad y a un coste desproporcionado.

    Además de la importancia estratégica y la utilidad de Gibraltar, RU está tomando en consideración otras cuestiones tales como el coste y su visión particular de cuáles son sus obligaciones y responsabilidades. Unos cambios en la percepción de las metas y objetivos militares y de defensa que, probablemente, provocarán cambios mucho más profundos

    El CBF saliente nos comenta que la revisión en curso parece estar centrada en el análisis de lo que se quería haber hecho y lo que finalmente se ha logrado hacer, y cuyo contexto responde más a las necesidades y objetivos de defensa que a lo que su presencia representa allí.

    El coste que supone  es también una cuestión que se tiene en consideración en este proceso para asegurar que los contribuyentes británicos vean que sus impuestos se invierten bien. Así se sucederán los cambios. El final del camino, sin embargo, todavía no se vislumbra.

    Por todo lo dicho, tras las declaraciones del CBF saliente, la conclusión a la que se llega es que cualquier cambio relativo a Gibraltar en la revisión de defensa actual, incluirá  una reducción del gasto. La experiencia nos muestra que, siempre que se producen cambios en este ámbito, la presencia militar en Gibraltar disminuye y, con ello, los ingresos de nuestro Gobierno.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas