Lunes, 26 de Octubre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

¿Semana Santa en septiembre?

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    El Vaticano a través de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos  ha emitido un comunicado en el que plantea sugerencias para celebrar la Semana Santa ante la difusión del coronavirus y sugiere que las procesiones puedan celebrarse el 14 y 15 de septiembre.

    Esta institución vaticana, cuyo prefecto es el cardenal Robert Sarah, explica en el documento hecho público que las "expresiones de piedad popular y las procesiones que enriquecen los días de la Semana Santa y del Triduo Pascual, si así lo decide el obispo diocesano, podrán ser trasladadas a otros días convenientes, por ejemplo, el 14 y 15 de septiembre".

    Por tanto, las procesiones que ya  están suspendidas para esta próxima Semana Santa podrían salir a la calle en esas fechas, si así lo decide el obispo.

    El documento da libertad a los obispos para decidir, pero establece una serie de indicaciones "en este difícil tiempo en el que estamos viviendo a causa de la pandemia del Covid-19 considerando el impedimento para celebrar la liturgia comunitariamente".

    Explica que sólo la misa crismal, en la que se bendicen los óleos que se utilizarán para los sacramentos durante el año, puede ser pospuesta, mientras que no es posible en el resto de los actos de la Semana Santa.





    Piden que, aunque las misas del llamado Triduo Pascual se hagan sin gente, "se avise a los fieles de su comienzo para que puedan unirse en oración desde sus propias casas" y se apoya en el uso de los medios de comunicación y tecnologías para difundirlas.

    En el Jueves Santo se pide celebrar la misa, aunque sea sin fieles, pero omitir la ceremonia del lavado de los pies, así como la procesión final que se celebra al término de la ceremonia.

    Mientras que el Viernes Santo también se insta a los sacerdotes a decir la misa igualmente y "establecer una especial intención por los enfermos, los muertos y quienes han sufrido alguna pérdida".

    En la misa de la Vigilia que se celebra el sábado se omite también la procesión que se realiza tras encender el cirio.

    En el Vaticano, aunque ya se comunicó que los actos de la Semana Santa se realizarían sin fieles, aún no se ha comunicado en qué modalidades el Papa Francisco decidirá celebrarlos y si se producirá la tradicional bendición Urbi et Orbi o qué ocurrirá con el Vía Crucisque tradicionalmente se llevaba a cabo en el Coliseo de Roma.

    Esta Semana Santa será mucho más interior, mucho más espiritual y recogida en nuestras propias casas, por las circunstancias excepcionales de la pandemia del coronavirus que estamos padeciendo. En septiembre y reducida a dos días, podría llevarse a cabo, precisamente por esos motivos excepcionales, una Procesión Magna en nuestra ciudad (opinión muy personal). Sería bueno para el propio sentimiento cristiano en una época tristísima como la que estamos viviendo.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas