Sábado, 21 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El silencio de McGrail es tan extraño como la cronología

  • Imagen de Robert Vasquez
    Por Robert Vasquez
    Abogado y periodista gibraltareño
    Foro
    El ex Comisario de Policía Ian McGrail anunció su jubilación el 10 de junio de 2020, un día antes de que el Vicealmirante Sir David Steel se convirtiera en Gobernador de Gibraltar. Esa fecha es indicativa de la aparente urgencia con que se necesitaba esa jubilación tan temprana, acordada por el Gobernador en funciones, Nick Pyle.

    Ahora el GSD cuestiona el retraso en la convocatoria de la prometida investigación pública sobre los motivos de su jubilación anticipada. Se trata de un retraso que no encaja bien con la aparente urgencia que requirió que un Gobernador en funciones solicitara la dimisión de tan alto cargo apenas unas horas antes de que un Gobernador titular ocupase su puesto.

    No se ha nombrado a nadie para llevar a cabo la investigación, a pesar de que ha pasado más de un año. En su momento, el Ministro Principal, Fabian Picardo, dijo que tardaría sólo «algunas semanas» en ponerla en marcha. Sí, el Covid habrá provocado algún retraso, pero seguramente a estas alturas ya debería haber ocurrido algo.

    El Gobierno ha respondido al GSD diciendo simplemente que no se ha comprometido a fijar una fecha para la investigación, y que "hará una declaración cuando pueda". La facultad está en manos del Gobierno, así que ese uso del lenguaje, junto con el incumplimiento de la promesa de actuar "rápidamente", indica curiosamente un retraso intencionado.

    NO HAY URGENCIA PARA REALIZAR UNA INVESTIGACIÓN

    Lo que también parece extraño es el silencio del propio ex Comisario. Un silencio que podría interpretarse como un elemento de satisfacción por su parte con el retraso. Ciertamente, no se ha oído nada de él, desde que pidió la investigación hace más de un año, a través de su abogado, Charles Gómez.

    En el contexto de lo que el Sr. Picardo dijo al Parlamento, el silencio del Sr. McGrail podría ser preocupante. El Sr. Picardo ofreció mucha resistencia a que se realizara una investigación pública. ¿Ha desaparecido la necesidad percibida por el Sr. McGrail de realizar una investigación? Esperemos que no, por el bien de la democracia.

    DECLARACIONES DE PICARDO AL PARLAMENTO

    En contradicción con la opinión del Sr. Picardo, expresada en el Parlamento, de que no veía la necesidad de ninguna investigación, el Sr. Picardo dijo que la necesidad de realizar una investigación surgió de que el Sr. McGrail había indicado que la reputación de Gibraltar podría verse «empañada» si no se realizaba.

    El Sr. McGrail había afirmado que existía un «riesgo real» para la reputación de Gibraltar como democracia parlamentaria sometida al imperio de la ley si no se realizaba una investigación pública. Se trata de una afirmación muy seria.

    LAS POSTURAS CONTRARIAS DE PICARDO





    El acuerdo del Sr. Picardo sobre la realización de una investigación contradice aún más lo que dijo al Parlamento.

    En repetidas ocasiones dijo al Parlamento que no deseaba dar detalles sobre la jubilación de McGrail, debido a que se trata de un asunto muy delicado, por lo que los detalles no redundarían en interés de Gibraltar o de su población.

    Seguramente estos detalles se harán públicos después de cualquier investigación, así que ¿por qué su vacilación?

    EL GOBERNADOR EN FUNCIONES DISPUSO EL RETIRO DE McGRAIL

    Al parecer, las Autoridades Policiales retiraron en su momento la solicitud de dimisión del Comisario que se había emitido en virtud del artículo 34 de la Ley de Policía.

    Curiosamente, el Parlamento de Gibraltar fue informado de que el Sr. Pyle, el Vicegobernador, mientras actuaba como Gobernador en funciones había invitado al Sr. McGrail a retirarse. Una invitación que, se nos dice, fue respaldada por el Sr. Picardo.

    Las noticias de la prensa cercanas al momento comunican que el Parlamento fue informado de que el Sr. Pyle estaba dispuesto a ejercer los poderes del Gobernador para suspender o pedir la dimisión del Comisario de Policía. Estos poderes están recogidos en el artículo 13 de la Ley de Policía.

    MOMENTO DE LA JUBILACIÓN

    La jubilación «forzada» se anunció el día en que el nuevo Gobernador, Sir David, tomó posesión de su cargo. Esta coincidencia en el tiempo es sorprendente.

    La decisión de jubilar a un Comisario de Policía es de gran importancia. Seguramente debería haber esperado a que el nuevo Gobernador tomara posesión de su cargo y participara en una decisión tan trascendental. Eso no ocurrió, ¿por qué?

    Tal vez sea otra cuestión que deba considerar la investigación prevista.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas