Viernes, 27 de Enero de 2023
Twitter
Facebook
Youtube

Tiempos de desasosiego

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Protagonistas de la serie Twin Peaks. Foto: NG
    Foro
    Los que ya somos un poco mayores fuímos testigos de una serie de televisión Twin Peaks cuya música nos producía escalofrío. Esta semana el compositor Angelo Badalamenti, cuyo nombre queda unido para siempre a 'Twin Peaks', donde Badalamenti regaló a los oídos piezas que forman parte del imaginario musical y también del fílmico, pues casi todos recordamos las imágenes de la primera temporada de la serie con las piezas sonoras que las acompañaban.

    Y aquella banda sonora encajó como un guante de seda en el desasosiego que pretendía generar y generaba en el espectador la trama de la serie, sus turbios personajes y también el aterrador desenlace (insisto, hablamos de la primera temporada, pues lo que vino después fue otra cosa).

    Viendo cómo está este país en los últimos tiempos quizás algunos de esos cortes sonoros de Twin Peaks valdrían para el desasosiego que genera escuchar las sesiones del Congreso de los Diputados, así como las declaraciones de los dirigentes políticos dentro y fuera del edificio de la Carrera de San Jerónimo.

    Hubo quienes se pusieron a hacer comparaciones entre este tiempo presente y los golpes de Estado del 36 y el 81 del siglo pasado:¿De verdad que hace falta llegar a ese paroxismo? ¿Cuándo se perdió el tino entre quienes, por su condición de electos, son representantes de la soberanía popular?





    Tiempos de desasosiego, tiempos de personajes turbios y la sensación de que hay intenciones ocultas que no tienen un pase democrático... Todo eso quedaría bien con la música de Badalamenti si no fuera porque ni un guionista tan enrevesado podría parir una historia tan penosa como la que vive este país.

    Y cuesta decir qué es peor, si hacerle un traje a la medida a los que fueron condenados por el episodio independentista de Cataluña o encontrarnos con que se le pide al Constitucional que frene una votación de la asamblea legislativa, de manera que tendríamos a ese órgano judicial colocándose por encima de las Cortes en una especie de supervisión preventiva (como mínimo, el asunto da para una reflexión sosegada).

    En Twin Peaks el espectador acababa descubriendo que el mal residía puertas adentro; en nuestra política, tres cuartos de lo mismo. De verdad que es desolador lo que estamos viviendo.

    ¿Cómo era aquello de que de la pandemia íbamos a salir más unidos? Pues parece que no.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas