Sábado, 19 de Junio de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

A tres horas de la salida

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    Sí, quedan tres horas para salir del Estado de Alarma. Esta noche (por el sábado) a las doce ya habremos salidos del Estado de Alarma. Y, así, sin anestesia alguna, mañana aterrizarán en los aeropuertos españoles más de cien aviones provenientes de la Unión Europea, además de que también se han abierto los aeropuertos a vuelos provenientes de Gran Bretaña a pesar de que los británicos siguen manteniendo la cuarentena a los vuelos procedentes de España. Seguimos teniendo pequeños brotes de contagios por toda España. Al abrir las fronteras no sé qué va a pasar pero, desde luego, esta posibilidad va a subir de manera exponencial porque sigue sin existir esa conciencia de que lo que nos ha pasado y sigue pasando no es ninguna broma sino una tragedia de dimensiones tremendas con más de 43.000 muertos, aunque el Gobierno se niegue hasta este momento a reconocer las cifras reales.





    Hoy mismo, la Guardia Civil ha tenido que restringir las entradas a las playas de Bolonia (aquí en nuestro Campo de Gibraltar), a la de Zahara de los Atunes, la de Cala del Aceite, Zahora y Caños de Meca, por exceso de público. Mañana domingo puede ser tremendo. Ya el pasado fin de semana hubo colas desde Algeciras hasta las playas de Tarifa. Imagínense mañana. Y en todos los lados viene ocurriendo lo mismo. El ansia por salir, nos está llevando a perder el objetivo de la responsabilidad y es necesario recordar que el virus sigue ahí y que mañana, cuando la libertad de movimiento sea un hecho y se pueda viajar libremente por toda España hay que tener mucho cuidado. Mascarilla y distancia social siempre. Hemos estado NOVENTA Y SIETE DÍAS DE CONFINAMIENTO Y ESTADO DE ALARMA como para que, ahora, lo echemos todo a perder. Y lo podemos echar a perder porque el 40% de la gente no lleva puesta la mascarilla y después de esta larguísima cuarentena (quizás la más larga del mundo), la mascarilla es el elemento fundamental.

    Ayer recibí una llamada del Servicio Andaluz de Salud para que fuese a ponerme la vacuna de la neumonía. Por supuesto que fui inmediatamente porque soy de alto riesgo, pero quiero apostillar que también esta llamada urgente es significativa de que el bicho sigue ahí. Son muchas vidas las que se han perdido como para que nos tomemos esto como el final de una etapa. El bicho sigue ahí. Suerte a todos.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial