Viernes, 18 de Septiembre de 2020
Twitter
Facebook
Youtube

Una flor en el culo

  • Imagen de Patricio González
    Por Patricio González
    Político y escritor. Alcalde de Algeciras tres legislaturas. Ingeniero técnico naval
    Foro
    Esta frase su utiliza mucho en fútbol, preferentemente cuando se refieren a Zidane como entrenador del Real Madrid, en sus dos etapas. Se le ha criticado por sus alineaciones, sus estrategias, su forma de jugar, pero al final en su primera etapa consiguió tres Champions. Entonces los comentaristas deportivos dijeron que tenía mucha suerte, que tenía UNA FLOR EN EL CULO.

    De igual manera, le está ocurriendo ahora en su segunda etapa en el Madrid. Ampliamente criticado, con un comienzo penoso, con unos sistemas que nadie entiende, resulta que esa flor en el culo le ha vuelto a salir y los comentaristas deportivos lo vuelven a decir.

    Y traigo esta frase a colación de Pedro Sánchez. Llegó, prácticamente, a ser expulsado de su propio partido y tuvo que empezar casi de cero con una campaña puerta a puerta con los militantes. Al final, la candidatura oficial de Susana Díaz a la Secretaría General perdió ante Pedro Sánchez que, luego, ha ido llevando a cabo su venganza con los perdedores y se convirtió en el nuevo secretario general del PSOE con una purga tremenda, ante el silencio casi vergonzante de los barones del PSOE.

    Y ahí siguió el tío “palante”. Y presentó una moción de censura que ni en sus mejores sueños pensaba que iba a ganar, pero que un error de cálculo de Rajoy y Santamaría, que en vez de dimitir y convocar elecciones se sometió a la moción, hizo que, en solo cuarenta y ocho horas, de la noche a la mañana, Pedro Sánchez se convirtiera en el nuevo presidente del Gobierno sin creérselo siquiera.



    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas


    Posteriormente, convocó elecciones y no pudo superar la investidura por lo que se ha tirado nueve meses gobernando en funciones, haciendo y deshaciendo a su antojo, a base de decretos leyes para los temas que a él le han interesado.

    Después, su gurú Iván Redondo, conocido en los mentideros como el quinto vicepresidente, le dijo que ganaría las elecciones con la suficiente holgura como para poder gobernar solo, pero no sucedió. Sin embargo, pasó la investidura con los votos nacionalistas, Bildu y los independentistas de Ezquerra Republicana de Cataluña, sometiéndose a todo tipo de humillaciones con estos y también con Torra y compañía, con unos acuerdos totalmente faltos de transparencia que solo ellos sabrán qué es lo que han firmado.

    Y ahora, soportando todo tipo de chulerías y humillaciones con respecto al apoyo a los Presupuestos tanto por ERC como JuntsperCat de forma pública, pues resulta que estos dos se pelean y dejan a ERC como apoyo a sus Presupuestos.

    Definitivamente, este tío tiene una FLOR EN EL CULO, aunque Zidane es infinitamente mejor.