Lunes, 6 de Diciembre de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Aproximación a la historia de la Policía Local de San Roque

  • Próxima festividad de los Ángeles Custodios

    Plantilla a principios de los setenta del siglo pasado (Archivo del autor)
    Plantilla a principios de los setenta del siglo pasado (Archivo del autor)
    Historia

    El próximo sábado 2 de octubre está señalado en el santoral como día de los Ángeles Custodios, festividad de los cuerpos policiales, entre ellos el de la Policía Local. En el caso de San Roque no se comenzó a conmemorar hasta finales de los noventa del siglo pasado. Fue iniciativa de los propios agentes y hoy ya constituye el día más especial de los uniformados locales. En el transcurso del acto oficial se entregarán las medallas y galardones concedidos a miembros de la plantilla.

    Algunos autores afirman que el origen de la Policía Local se encuentra en la Milicia Nacional. A tal efecto, la Milicia Nacional está considerada como el primer cuerpo de policía de carácter civil y su creación tenía como objeto la defensa del régimen liberal. La Constitución de Cádiz establecía en su artículo 362: “Habrá en cada provincia cuerpos de milicias nacionales, compuestos de habitantes de cada una de ellas, con proporción a su población y circunstancias”. Sin embargo, no sería hasta el Trienio Liberal cuando la Milicia adquiriese su sentido de ser. Al final del Trienio las Milicias Nacionales fueron sustituidas por las Milicias Realistas, al servicio del régimen absolutista. Una nueva versión serían los Voluntarios de la Libertad, fuerza civil creada por el gobierno de la I República.

    También se ha señalado como origen de la Policía Local, los antiguos alguaciles encargados de la vigilancia en las calles. Sin embargo tiene más cercanía y mayor conexión con los cuerpos de las milicias.

    Sobre la historia de este cuerpo en San Roque, junto a Salvador Rico, tuve la oportunidad de recopilar una pequeña historia que se editó hace unos años, y de la que ofrezco algunos datos. El primer agente fallecido como consecuencia de un acto de servicio fue Domingo Tudela Manzorro. Como ya se comentó en otro artículo, murió en abril de 1900 por las heridas sufridas tras ser empitonado durante el encierro del Toro de la Cuerda o Toro del Aguardiente. Ocurrió en la céntrica calle San Felipe.

    Hasta los años setenta del siglo pasado a los agentes, popularmente conocidos por los “municipales”, también se les llamaba “serenos”. No porque ejercieran este puesto ya desaparecido en pueblos y ciudades, más bien por la reminiscencia que persistía proveniente de las generaciones más antiguas. Y lo cierto es que la función de sereno o vigilante nocturno era compartida en San Roque hasta que desapareció, probablemente en los años treinta del siglo XX.  Ello lo demuestra el que el 4 de octubre de 1912, se daba cuenta en sesión municipal, del nombramiento de Antonio Rico Carmona como “agente municipal y sereno de la barriada de la Estación Férrea”, con un sueldo anual de 200 pesetas.



    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA
    CAMPAÑA ACEITES VEGETALES USADOS II- ARCGISA


    Otro ejemplo de ello es que en 1875 existía una plantilla de cuatro números a la orden de un cabo. La celebración del Carnaval de ese año contó con dos serenos más, a pesar de la escasez en las arcas municipales. Por ello, aprovechando un escrito de los mandos de la Guardia Civil para conocer las necesidades de la población, el Ayuntamiento, solicitó un aumento de la fuerza de la Benemérita en diez números mandados por un cabo o sargento y, de paso, la creación de nuevos puestos en Campamento, Puente Mayorga y Guadiaro.

    La cuestión de la seguridad preocupaba mucho a las autoridades locales. El asesinato, el 4 de febrero de 1875, del artesano Mateo Ojeda Luna por tres desconocidos causó gran alarma entre los vecinos. Los mismos bandidos intentaron descerrajar otras puertas de personas adineradas sin conseguirlo.

    Y quién lo iba a decir, ya en los años veinte se planteaba en el municipio problemas de tráfico. En 1922 el alcalde de la Estación de San Roque Manuel Torres mostraba su preocupación por el exceso de velocidad, “con que entran en esta Barriada muchos autos, carruajes y caballerías que circulan por la calle Ancha para la Estación…”, según recogía en un oficio dirigido a la Alcaldía el 20 de abril de ese año.

    Del mismo modo, en el propio San Roque, en abril de 1922, se debatió el tránsito de cargas a través de las calles de la ciudad, cada vez más deterioradas por esta circunstancia. Aunque el asunto estaba regulado de manera provisional, el Consistorio quiso dejarlo cerrado de manera definitiva.

    La década de los treinta estaría marcada por la proclamación de la II República y la guerra civil. Entre las realizaciones de la época republicana se incluyó la reordenación del tráfico a cargo del cabo-jefe Juan Mata Campos, quien había ingresado en el cuerpo en 1927 y destacó por su competencia. Desgraciadamente, su adscripción republicana le llevó a ser represaliado.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas