Lunes, 4 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El Campo de Gibraltar en la historia del andalucismo

  • Las asambleas de Ronda y Córdoba y el Centro Andaluz de Guadiaro

    Guadiaro en la historia del andalucismo
    Guadiaro en la historia del andalucismo
    Historia

    Unas nuevas elecciones al Parlamento andaluz ponen de relieve el recurso -la mayoría de las veces coyuntural- al andalucismo de las formaciones que concurren, a excepción de Vox que no sólo lo rechaza sino que es el único partido posicionado en contra del estado autonómico. Cierto es que sí participan algunos grupos de exclusiva obediencia andaluza y ello nos da pie a adentrarnos en otro capítulo de la historia campogibraltareña: la presencia del llamado andalucismo histórico.

    Comenzamos por la histórica Asamblea de Ronda de 1918. Dicha reunión contó con la presencia de los campogibraltareños Andrés Ojeda Fernández, industrial sanroqueño, y los tarifeños Manuel Ruffo Reyes, de profesión impresor, y Andrés Picazo Fernández, barbero.

    Andrés Ojeda Fernández era hijo de Luis Ojeda Martín, quien había sido parlamentario republicano (diputado (1893-1898 y 1901) y senador (1910). Andrés Ojeda militaría en el maurismo, si bien prevaleció su labor empresarial a la política. En marzo de 1934 solicitaba del Ayuntamiento de San Roque el arrendamiento de la Casa Panera del Pósito Público, con el fin de establecer en dicho local una fábrica de sustancias alimenticias”. Vivía en la Plaza de Armas, 3. Falleció en la ciudad el 11 de septiembre de 1958.

    Manuel Ruffo fue concejal del Ayuntamiento de Tarifa en diferentes períodos desde 1909. Durante la II República fue nombrado edil en septiembre de 1932 y, en un corto período, en 1934 –de septiembre a octubre– ocupó la alcaldía de manera accidental en representación del Partido Republicano Liberal.

    En su imprenta, que había sido la de su padre, Manuel Ruffo Pérez, se imprimieron periódicos como El Máuser, desaparecido a comienzos de 1902, o el semanario Unión de Tarifa, fundado por Carlos Núñez Manso, presidente local del partido Unión Patriótica, de Miguel Primo de Rivera.

    Por su parte, Antonio Picazo parece ser que se trasladó a Ceuta, sin que llevase actividad política alguna.  





    En cualquier caso, el Campo de Gibraltar estuvo representado en la Asamblea que durante los días 13 y 14 de enero de 1918 se desarrolló en el Café Imperial de la ciudad serrana. Pero no sería la única presencia comarcal en momentos claves de aquel andalucismo histórico.

    Posteriormente, en la Asamblea Regional de Córdoba, en 1933, volvemos a tener a representantes campogibraltareños. En esta ocasión fueron los ediles sanroqueños Antonio Galiardo Linares y Leocadio Rico Campuzano, así como el diputado linense Chacón de la Mata. Aunque el Ayuntamiento de La Línea no envió representante, si se adhirió a la Asamblea. En cuanto a Algeciras, delegó en la alcaldía de Sevilla su representación.

    En este histórico encuentro para el andalucismo, sería Antonio Galiardo el político de mayor protagonismo de los delegados de la comarca. Abogado de profesión y militante de Izquierda Republicana, se interesaría por los escritos de Blas Infante, de cuyo contacto nacería un compromiso claro en la lucha por una Andalucía autónoma. En Galiardo tiene el Campo de Gibraltar su más decidido andalucista de la época republicana.

    Galiardo, que después formaría parte de Acción Pro-Estatuto, fue encarcelado al igual que el resto de compañeros al producirse la guerra civil. En el caso de Chacón de la Mata sería fusilado por los rebeldes en 1936. La misma suerte que Blas Infante.

    Por otro lado, durante el período de extensión andalucista, en Guadiaro, perteneciente al municipio de San Roque, funcionó un Centro Andaluz al menos en los años 1920 y 1921, período del que hay constancia documental. Estuvo presidido por Narciso Soler Gallart y fueron sus secretarios Miguel Collado López y José Quijano. Llegó a contar, al menos, con 35 miembros. Hasta la publicación del libro Andalucismo en el Campo de Gibraltar (1918-1982), que escribí junto a Rubén Pérez Trujillano, este centro era completamente desconocido para los diferentes historiadores e investigadores del andalucismo histórico. El primer Centro Andaluz fue creado por Infante en Sevilla, en 1916.

    Fieles a las bases ideológicas del andalucismo, el problema del campo, la preocupación por el jornalero, la defensa de los montes propios fue norte de los andalucistas sanroqueños. Asimismo, intentó la creación de una cooperativa de consumo y se intervino para mejorar los servicios públicos de Guadiaro.

    Aunque los años de los que tenemos noticias son los mencionados, es muy probable que este núcleo andalucista existiera en años anteriores, y que fuera el propio Blas Infante el que lo impulsara con la colaboración de Soler Gallart. En este sentido, la colaboración con Infante fue muy estrecha, como lo demuestra que el 9 de noviembre de 1919, cuando se constituyó el Centro Andaluz de Cortes de la Frontera, en la provincia de Málaga, ambos fueron elegidos presidentes honorarios.




    Noticias relacionadas con: Política y Campo de Gibraltar

  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas