Domingo, 3 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Cuando el Campo de Gibraltar ayudaba a Rusia en plena guerra

  • Solidaridad campogibraltreña con el pueblo ruso en 1922
    Solidaridad campogibraltreña con el pueblo ruso en 1922
    Historia

    “¿Habéis visto y leído los últimos periódicos? ¿Tenéis idea de lo ocurre en Rusia?”, se preguntaba la comisión organizadora en San Roque de ayuda a dicho pueblo. “¡Una limosna para los hambrientos rusos!” era el lema de la iniciativa puesta en marzo de 1922.

    La guerra civil enfrentaba a los revolucionarios bolcheviques en el poder y al Ejército Blanco de los exgenerales zaristas. Desde noviembre de 1917 hasta el verano de 1923 devastó el territorio de Rusia y provocó la muerte de nueve millones de personas.

    En la actualidad quien necesita esa ayuda es Ucrania tras ser invadida por el ejército ruso. En la actual situación también ha habido envíos solidarios desde la comarca al pueblo ucraniano.

    Pero retornando en el tiempo, la comisión organizadora del colectivo benéfico sanroqueño estaba presidida por el escritor local José Domingo de Mena, quien a través de una octavilla llamaba a la solidaridad: “Millones de personas enloquecen de hambre, muriendo entre las garras de los más espantosos sufrimientos (…) ¿Hay quien pueda ante ello mostrarse indiferente?”.

    En el escrito se destacaba que para remediar “hasta donde es posible esa tremenda y angustiosa catástrofe, es preciso que se acuda en socorro de Rusia, de los niños, de las mujeres, de los ancianos, de los hombres de Rusia, todo el mundo sin distinción de razas ni ideas”.

    Buscando la sensibilidad de los vecinos, resaltaba que “San Roque debe afirmar su personalidad de pueblo noble y culto, de pueblo europeo en la España europea, contribuyendo en la medida de su fuerza a esta obra de suprema humanidad”. Para ello, se añadía que ninguna suma era despreciable.





    Al igual que en San Roque también en Algeciras se formó un grupo para engrosar la ayuda española. El colectivo algecireño se denominó Profamélicos Rusos, siendo su portavoz otro escritor local, Manuel Pérez-Petinto, que ya en febrero de ese año daba pública cuenta de la recaudación de algo más de 253 pesetas.

    La comisión, que había sido promovida por la prensa local, al igual que en San Roque, tenía como objeto “mitigar en algo el hambre en Rusia”.

    Junto al inquieto Pérez-Petinto participaban en la comisión Emilio Morilla Salinas, Juan Lorente y Agustín Candel Cano.

    Por su parte el dinero obtenido había sido aportado por los vecinos José Paine Fernández, Manuel Ballesteros, Juan Rodríguez Vela, José Soto Rodríguez, Manuel Blandino Mora, Juan Martínez y un grupo de amigos, así como el matrimonio Agustín Candel Cano y Emilia López, y su hija Pilarica Candel López.

    Pérez-Petinto era secretario del Ayuntamiento de Algeciras, Su nombre está ligado a la primera Biblioteca Municipal. Fue director del periódico local La Reforma, cronista oficial de la ciudad y autor del libro Historia de Algeciras, que no se editó hasta muchos después de su fallecimiento, acaecida en 1953.

    José Domingo de Mena, periodista, poeta y cronista oficial de San Roque destacó por su actividad cultural en las primeras décadas del siglo XX, dedicando buena parte de sus escritos a la reivindicación de Gibraltar. Falleció en 1975.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas