Jueves, 11 de Agosto de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Dos años sin Feria Real de San Roque (I)

  • 1920, una feria muy especial con homicidio incluido

    Portada del número extraordinario de La Farándula con ocasión de la Feria Real de 1920
    Portada del número extraordinario de La Farándula con ocasión de la Feria Real de 1920
    Historia

    La Feria Real de San Roque de 1920 fue especial en muchos sentidos. Constituyó todo un éxito, pero también tuvo su lado trágico con la muerte de un vecino, aunque el hecho luctuoso ocurriese en lo que hoy se llamaría “lunes de resaca”.

    Un protagonista destacado fue el periodismo, pues dejó constancia del acontecimiento festivo de manera muy especial. Como estudioso de la prensa local pude localizar un ejemplar del semanario La Farándula, que con motivo de la feria lanzó un número extraordinario de características inéditas en el mundo de la prensa campogibraltareña.

    Ese número aparecido el 31 de agosto contaba con doce páginas a tres tintas y portada a color. Toda una proeza dentro del periodismo de la comarca, marcada por múltiples dificultades.

    En el editorial “He aquí el traje de la feria de La Farándula”, escribía: “Cuando en el pueblo es todo regocijo y todo lujo, nuestra publicación no debe ni quiere ser menos, y llegadas que son las fiestas, abre la vieja arca familiar, sale a la vez de compras, y, tirando la casa por la ventana, ya que un día es un día, según la indiscutible y castiza expresión, se viste con las mejores galas que guardaba o ha podido adquirir en los bazares”.

    Un esfuerzo titánico, “un triunfo de fe y de voluntad, ya que no de pericia ni de acierto, que sólo podrán apreciar en su totalidad los del oficio. Mas si el esfuerzo es grande, mayores son aún nuestro patriotismo, nuestro sanroqueñismo y nuestro amor a este sagrado arte del periódico”.

    Pero recogiendo el pulso de la última hora, ya impreso el periódico, cuando el mencionado número salió a la calle se incluía una hojilla suelta en su interior firmada por la dirección. En ella se relataban las múltiples dificultades presentadas ante el reto planteado, lo que había provocado el retraso en la aparición de la revista. “Su terminación nos ha costado ímprobos esfuerzos, verdaderos sacrificios, junto a los cuales nos parecen nada los que ya ponderábamos en nuestro editorial, y ante cuya perspectiva, cualquiera voluntad que no fuese la nuestra, tenemos por seguro que se hubiera rendido”, anunciaba la nota.



    Algeciras - Cabaret Festival
    Algeciras - Cabaret Festival


    Como añadía había sido un verdadero vía crucis: “de imprenta en imprenta, resolviendo hoy problemas que mañana volvían a surgir más difíciles, hemos pasado días de verdadera angustia para dar cima a esta pequeña obra”.

    La redacción quedó extenuada ante un proyecto que nunca se había llevado a cabo en la comarca. Hasta el punto que para finalizar la nota, en un rasgo de sinceridad, se decía que “si vuelve a aletear entre nosotros, será seguramente pasado mucho tiempo. Nosotros cuando menos lo pensaremos mucho antes de reincidir”.

    Entre las informaciones ofrecidas se incluía la actuación de los toreros Freg y Pastor y una novillada de Checa y Granero.

    De otro lado, por tan sólo unas horas no se empañó la alegría propia de la fiesta. Al lunes siguiente tuvo lugar el homicidio del conocido como Cateto por el llamado Jimenato. En la calle Batallón Cazadores de Tarifa discutieron los hermanos José y Diego Cortés Molina con Francisco Reyes Reyes, apodado Jimenato, Diego Cortés Cateto sufrió una profunda herida de arma blanca en el costado izquierdo, muriendo después en el Hospital de Caridad.

    Suceso de la que dio cumplida información el mencionado número de La Farándula.

    Merece rendir homenaje a esta publicación, que fue pionera en el Campo de Gibraltar en cuanto a las avanzadas características del número que se ha comentado.

    La Farándula surgió en el seno de la sociedad dramática del mismo nombre. José López Amor y José Domingo de Mena serían el alma de esta asociación cultural. El primero director de la misma, el segundo, el inquieto periodista, que impulsaría el primer y único diario sanroqueño hasta el momento. La Farándula, “diario independiente” nació el 3 de enero de 1920, y al mes siguiente se convirtió en revista ilustrada. Dirigida por el propio Domingo de Mena, contaría entre sus colaboradores con José Ruiz Cañizares, A. R. Caballero, el sacerdote Jara –redactor eclesiástico- Adolfo Muñoz López y los pseudónimos Pepe-Hillo, Pepe Cariño, Celemín, Mister Yo y Chartell. Las caricaturas de personajes locales realizadas por el propio director frecuentaban las páginas de esta primera revista ilustrada.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas