Martes, 18 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El acuerdo del Brexit, ‘esencialmente imposible’

  • Londres amenaza con suspender la cooperación en seguridad

    Boris Johnson y Ángela Merkel, en una comparecencia anterior
    Boris Johnson y Ángela Merkel, en una comparecencia anterior
    Noticias

    Downing Street se ha lanzado ya a una campaña de acusación contra la Unión Europea, después de que Ángela Merkel le haya comunicado por teléfono a Boris Johnson que el acuerdo sobre el Brexit es “esencialmente imposible”. Donald Tusk ha tenido que advertir a Londres que deje su “estúpido juego de culpas”.

    Tras las últimas propuestas británicas, que fueron acogidas con frialdad por los negociadores comunitarios al considerarlas poco realistas y muy alejadas de las bases para renegociar, el fracaso que se perfila en las conversaciones entre Londres y Bruselas estaba anunciando. El problema es que, ahora, ya no queda más plazo, la Cumbre Europea será la semana próxima y, para entonces, el tema Brexit debería estar resuelto, lo que parece materialmente imposible.

    Así pues, y siguiendo el guion que tenía previsto Downing Street, Gran Bretaña ha adoptado una postura agresiva contra la Unión Europea, según constata incluso la agencia de noticias Reuters. “Gran Bretaña adoptará una postura agresiva hacia la Unión Europea si las conversaciones de Brexit se interrumpen, amenazando con suspender la cooperación en materia de seguridad para convencer al bloque de que no permita más demoras, según una fuente británica”, escribe Reuters.





    En realidad, la táctica negociadora de Johnson ha quedado en evidencia, siempre quiso la salida de la Unión Europea con su propio acuerdo o sin acuerdo, como de hecho afirmaba, especialmente una vez que había conseguido los compromisos bilaterales más críticos para sus intereses con los países socios, pero debe parecer que el no acuerdo se debe a la intransigencia de Bruselas y no a la evidente falta de intención negociadora de Londres, para evitar los problemas con el Parlamento.

    Una fuente gubernamental británica reconoció que las negociaciones acabarían esta misma semana de una u otra forma, ya adelantó que quienes pensaban que Ángela Merkel les ayudaría estaban “engañados” y anunció que "este gobierno no negociará más, por lo que cualquier retraso sería totalmente inútil … o nos vamos sin trato el 31 de octubre o habrá elecciones y luego nos iremos sin trato."

    El problema sigue siendo la frontera entre las dos irlandas, ya que Johnson insiste en que Irlanda del Norte abandone el mercado único europeo y la Unión Europea exige que ese territorio se mantenga tanto en el mercado único como en la unión aduanera hasta que Londres y Bruselas lleguen a un acuerdo sobre su futura relación comercial.

    Es la misma diferencia que hay entre las partes desde el principio de las negociaciones, que Theresa May aceptó en su día como mal menor pero que el Parlamento británico rechazó hasta en tres ocasiones, forzando su dimisión. Ahora, las nuevas propuestas británicas vuelven a ser las mismas, por lo que el acuerdo, como le ha dicho Ángela Merkel al primer ministro inglés, es ‘esencialmente imposible’.




    Noticias relacionadas con: Brexit y Unión Europea

  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz