Miércoles, 29 de Junio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El comandante de la Flota de la Royal Navy viene a Gibraltar tras los incidentes en la Bahía

  • Una patrullera británica acosó otra española cuando auxiliaba un velero

    Vicealmirante Andrew Burns
    Vicealmirante Andrew Burns
    Noticias

    El comandante de la Flota de la Royal Navy ha llegado hoy a Gibraltar. Esta visita se produce pocos días después de que se conociera un nuevo caso de acoso por parte de una patrullera británica a otra española, cuando auxiliaba a un velero a la deriva en la Bahía de Algeciras.

    El vicealmirante Andrew Burns ha mostrado en sus redes sociales imágenes de lo que parece ser una jornada festiva en Gibraltar, con fotos suyas a los mandos del HMS Cutlass, acompañado de un sonriente comodoro Steve Dainton, comandante en jefe de las fuerzas británicas en Gibraltar y responsable, por tanto, de las operaciones de patrulla que realiza el escuadrón de la Royal Navy en el Peñón.

    El vicealmirante Burns afirma en sus redes sociales: “Es un placer conocer a muchos de los miembros del magnífico equipo de @MODGibraltar y ver la inversión en esta importante y estratégica base. Disfrutando de los mandos del HMS Cutlass, nuestro nuevo patrullero de la @RoyalNavy Gibraltar Squadron. @steve_dainton @MSTGroupGlobal”.





    Esta aparente jornada de inspección festiva por parte del vicealmirante Burns se produce, no obstante, pocos días después de que se conocieran los incidentes en la Bahía de Algeciras, que motivaron quejas españolas a Londres, por el acoso de una patrullera de la Royal Navy a otra española que auxiliaba a un velero particular que se encontraba a la deriva.

    Cabe recordar que, al margen de cualquier polémica o reivindicación sobre las aguas que rodean el Peñón, la denegación de auxilio en el mar es un delito previsto en el Código Penal español y también en toda la legislación internacional, por lo que la obligación de socorrer a una embarcación o persona en el mar no es facultativa, sino obligatoria.

    En este caso, el incidente se produjo el día 2 de febrero en las aguas alrededor del Peñón, cuando el velero “Spetes” lanzó una llamada de auxilio a la que acudió una patrullera española del Servicio de Vigilancia Aduanera que, mientras intentaba prestar ayuda, fue primero acosada y después embestida por una embarcación de la Royal Navy.

    Por otra parte, la inesperada visita del vicealmirante Burns a Gibraltar se produce en vísperas del aumento de tensión entre Rusia y Ucrania, con riesgo de una “guerra mundial” en palabras del presidente estadounidense Joe Biden, y donde el Reino Unido tiene desplazadas importantes fuerzas y unidades de la Flota de la Royal Navy bajo el mando de quien hoy estaba en Gibraltar.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas