Domingo, 2 de Octubre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Los controles Schengen bloquean en Gibraltar a un general estadounidense destinado en Portugal

  • El jefe de Estado Mayor Marcus Annibale, sin autorización para cruzar la Verja

    Paso de peatones y vehículos por la Verja de Gibraltar. Foto NG
    Paso de peatones y vehículos por la Verja de Gibraltar. Foto NG
    Noticias

    El general de brigada, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Navales de Apoyo y Ataque de la OTAN (STRIKFORNATO) en Oeiras, Portugal, Marcus Bryant Annibale, se quedó bloqueado la pasada Semana Santa en Gibraltar, al carecer de autorización específica y no cumplir los requisitos que exigen los controles Schengen para cruzar la Verja en dirección a España.

    Aunque el caso del general Annibale es, hasta ahora, el más llamativo por la alta graduación de su protagonista y por proceder de Portugal, no es el único, sino uno más de los numerosos movimientos de militares estadounidenses destinados en las bases peninsulares (sobre todo Morón y Rota), que pretenden cruzar la Verja de Gibraltar sin cumplir las normas fronterizas de la Unión Europea o contar con alguna autorización expresa del Estado español.

    Como se conoce, la aplicación de los controles Schengen en la Verja de Gibraltar está afectando, de momento y a la espera de alguna conclusión en las negociaciones, sólo a las personas que no pueden mostrar una identificación como ciudadano gibraltareño y que, por tanto, lo son de terceros países y deben cumplir los requisitos exigidos.

    EL GENERAL “ESTEROIDE” ANNIBALE

    El caso más notorio hasta ahora, aunque de ninguna manera el único, lo protagonizó el  jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Navales de Apoyo y Ataque de la OTAN en Oeiras (Portugal), general “Esteroide” Annibale (ver su biografía profesional aquí). El general quiso forzar, sin conseguirlo, su paso por la Verja de Gibraltar, a pesar de haber sido advertido previamente por la policía española de que no cumplía los requisitos.





    La presencia de este general estadounidense en Gibraltar ha coincidido con el submarino nuclear de Estados Unidos USS Georgia, atracado en los muelles de la Base Naval gibraltareña desde el 13 de abril, mismo día que el militar americano cruzó la Verja.

    El general entró en coche matrícula portuguesa en Gibraltar, procedente de España, el Miércoles Santo. Ya entonces, los agentes españoles con destino en la Verja le advirtieron de que no podría regresar por el mismo paso de peatones y vehículos, al no cumplir las normas Schengen ni contar con alguna autorización específica.

    No obstante, el Viernes Santo el general se presentó de regreso a España por el mismo paso de la Verja, impidiéndosele la entrada como se le había advertido y generando una tensa situación.

    MOVIMIENTOS SIN EXPLICACIONES

    Las autoridades españolas vienen detectando, desde hace tiempo, un inusual movimiento de militares estadounidenses que pretenden entrar y salir de Gibraltar por la Verja sin explicaciones y sin cumplir los requisitos que aplica la Unión Europea en el territorio Schengen.

    Tampoco consta que la Embajada de Estados Unidos haya comunicado, en ningún momento, a la Administración española la necesidad de tales movimientos para que estos militares puedan gozar de una autorización específica sin generar tensiones innecesarias en la Verja de Gibraltar.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas