Sábado, 21 de Mayo de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Dos años sin Feria Real de San Roque (y II)

  • 1927, a la búsqueda de dinero para montar una novillada

    Plaza de Alfonso XIII -actual de Andalucía- y Alameda en 1928. Imagen de Antonio Quijano. Archivo Municipal de San Roque
    Plaza de Alfonso XIII -actual de Andalucía- y Alameda en 1928. Imagen de Antonio Quijano. Archivo Municipal de San Roque
    Historia

    Dos años sin ferias en el municipio sanroqueño sirven para recordar la de otros tiempos. Con la Feria Real llegaban los toros, pero a veces no era tarea fácil conseguir su organización. La celebración de corridas era el espectáculo central y atraía a muchos visitantes, suponiendo un beneficio para bares y restaurantes.

    En 1927 se planteó esta cuestión con motivo de la Feria Real. El semanario local El Pueblo se constituyó en el verdadero animador de la iniciativa. El 15 de agosto de 1927 informaba de los preparativos: “Parece tomar cuerpo la idea de celebrar festejos a base de una buena novillada. Para tratar de tal objeto se llegó a una reunión el martes nueve para lo cual citó el señor alcalde a todos los industriales”. Sin embargo, la reunión contó con importantes ausencias: “los más pudientes y los que más se benefician indudablemente con la práctica de cualquier festejo o no pudieron o no quisieron ir. Lo cierto es que la ausencia era notable por el número y la calidad”.

    Los asistentes se erigieron en empresa, emitiendo acciones de veinticinco pesetas. Estas gestiones dieron como fruto un total de 61 acciones repartidas entre 61 industriales y comerciantes, con un total de 1.525 pesetas.

    Conseguido ese primer y primordial objetivo se nombró una junta de festejos, bajo la presidencia del alcalde José Fernández, figurando de vocales Manuel González, Fernando Marenco, José Valenzuela, Robustiano Martín y Andrés Díaz de la Quintana. El trabajo continuó con una reunión con los grandes propietarios. Volvió a registrarse poca asistencia entre este sector adinerado de la ciudad, pero se lograron 25 acciones más, sumando los fondos 2.150 pesetas. Una comisión quedó en visitar al resto de industriales que no habían acudido a la reunión.

    Estación de San Roque, salvadora de la novillada





    Los festejos estaban previstos del 4 al 11 de septiembre y ya se hallaban apalabradas más de 400 acciones. La comisión taurina simultaneó el cobro de las acciones con las gestiones para la novillada. Entre las barriadas fue la Estación de San Roque la que más se volcó aportando cuatro mil pesetas en acciones. Puente Mayorga y Campamento también respondieron, lo que fue reconocido por El Pueblo, el 22 de agosto: “y no es que los industriales de estas barriadas puedan esperar nada provechoso para su negocio; al contrario, han de venir y gastarse pesetas, mientras que a los de aquí, a los que se beneficia, qué trabajito cuesta hacerles mirar para más arriba del bolsillo del chaleco. El ejemplo de los vecinos de la Estación Férrea no puede ser            más edificante y merece nuestro más entusiasta aplauso”.

    Precisamente, los apuntes de tipos de feria con que se ilustraban las páginas de este número pertenecían al artista algecireño Ramón Puyol, del que se informaba había sido pensionado en el extranjero por el Ayuntamiento de dicha ciudad.

    Tantos esfuerzos dieron como fruto la celebración de la feria, mereciendo el seguimiento puntual del semanario. El 29 de agosto daba la noticia de que todo estaba listo para la novillada con cartel de Parrita, Perlacia y Mariano Rodríguez, con toros de Gregorio Campos. “La Sociedad Plaza de Toros con su presidente, que es un buen sanroqueño, a la cabeza, nos dicen se propone blanquear interior y exteriormente la plaza y presentar todo el edificio a la vista de los extraños que nos visiten lo mejorcito posible”, escribía el periódico. La publicación reconocía que la fecha para la feria no era la adecuada, hemos debido celebrarla el segundo o tercer domingo de agosto”.

    El resto de los festejos organizados fueron varios partidos de fútbol, conciertos musicales por las bandas de Pavía y de los Exploradores, carreras de cintas en bicicletas y bailes de sociedad, sin faltar una profusa iluminación.

    Coincidiendo con la novillada, el domingo 4 de septiembre, El Pueblo dedicó un número especial a los toros. Para la ocasión se buscó la firma de los especialistas Enrique Gómez de la Mata, Florián Pradilla y Modestito. Todo un despliegue periodístico para un medio modesto, pero muy atento de la actualidad local.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas