Sábado, 26 de Noviembre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

España recuerda que la ONU deplora la existencia de bases militares en colonias como Gibraltar o Chagos

  • Pide la restitución del istmo, ocupado ilegalmente por el Reino Unido

    El embajador español en la ONU, Santos Maraver
    El embajador español en la ONU, Santos Maraver
    Noticias

    El embajador español en la ONU, Agustín Santos Maraver, ha recordado al Comité de Descolonización que distintas resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas deploran la existencia de bases militares en colonias, como son el caso de Gibraltar o Chagos. “Aunque sea mencionar lo obvio –dijo-- no quiero dejar de señalar también que, tanto en el caso del archipiélago de Chagos como en el caso de Gibraltar, encontramos unas instalaciones militares en el fondo de la cuestión, lo que es contrario a lo establecido en diversas Resoluciones”.

    Santos Maraver intervino en el Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas “sin que, desgraciadamente, y a pesar de los esfuerzos de Naciones Unidas y de sus reiteradas recomendaciones y resoluciones, se haya solucionado una situación colonial anacrónica que mi país sigue sufriendo en pleno siglo XXI y que se traduce en el mantenimiento de la única colonia existente en el continente europeo”.

    “La situación colonial de Gibraltar menoscaba la integridad territorial de España –señaló el embajador--. España comparte plenamente la doctrina establecida reiteradamente por esta Organización [Naciones Unidas] en relación con la cuestión de Gibraltar. En consecuencia, mi país mantiene que la solución definitiva pasa por una restitución del territorio, tanto del cedido conforme al Tratado de Utrecht, como del que fue ocupado posteriormente de forma ilegal y sin título alguno por el Reino Unido”.

    LA OCUPACIÓN ILEGAL DEL ISTMO Y LAS AGUAS

    Santos Maraver explicó en su intervención cómo el istmo, que une el Peñón con La Línea (y donde ahora se ubican, entre otras instalaciones, el aeródromo militar y el cuartel del Regimiento de Gibraltar), fue ocupado ilegalmente por el Reino Unido aprovechando el gesto humanitario de España de permitir la instalación de unos campamentos provisionales contra una epidemia de fiebre amarilla. “La epidemia pasó, pero los británicos, lejos de agradecer el gesto humanitario de España, no se retiraron del Istmo y, en 1909, el Reino Unido construyó una Verja, acotando la zona e intentando consolidar así la ocupación ilegal de territorio español”.





    Recordó también otro elemento de conflicto habitual, las aguas, que nunca fueron cedidas por España. “El Tratado de Utrecht define con total claridad los espacios cedidos al Reino Unido: sólo se cedieron la ciudad y el castillo de Gibraltar junto con su puerto (con sus aguas interiores únicamente), defensas y fortalezas. Las aguas que rodean Gibraltar nunca se cedieron, por lo que permanecieron y permanecen bajo soberanía española. Lo mismo debe decirse del espacio aéreo que se sitúa sobre Gibraltar”.

    NACIONES UNIDAS PIDE LA DESCOLONIZACION DESDE 1965

    Planteó que desde 1965 la Asamblea General de Naciones Unidas viene pronunciándose cada año sobre “el contencioso de Gibraltar, pidiendo a España y Reino Unido llegar a un acuerdo sobre su descolonización”.

    “La Asamblea General, en fin, viene instando desde hace más de 50 años a la Potencia administradora y a España a que resuelvan todas sus diferencias en torno a esta cuestión mediante una solución negociada bilateralmente entre España y el Reino Unido. Año tras año, una Decisión, adoptada por consenso por la Asamblea General, viene recogiendo este mandato de diálogo bilateral. La misma señala también el marco en el que debe producirse dicha solución negociada, es decir, el de la Declaración hispano-británica realizada en Bruselas el 27 de noviembre de 1984, en la que España y Reino Unido acuerdan el establecimiento de un proceso negociador a fin de solucionar todas sus diferencias sobre Gibraltar”.

    “Por tanto –concluye el embajador Santos Maraver--, lo que pide España es el cumplimiento cabal de lo que Naciones Unidas ha dispuesto: entablar negociaciones con el Reino Unido para poner fin a esta situación colonial, en las que se tendrán en cuenta los intereses de la población del Territorio. Hoy reiteramos, de nuevo, nuestro llamamiento al Reino Unido para ello”.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas