Martes, 11 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

Juan Franco y Picardo presumen de “convivencia” 50 años después del cierre de la Verja

  • Franco y Picardo también coincidieron el pasado jueves en Gibraltar
    Franco y Picardo también coincidieron el pasado jueves en Gibraltar
    Noticias

    Con una comparecencia conjunta en la que ambos han vuelto a demostrar sus buenas relaciones personales e institucionales, el alcalde de La Línea, Juan Franco, y el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, han dado por concluido el calendario de actos conmemorativos del 50 aniversario del cierre de la Verja que separa a ambos territorios. Una efeméride que cumplió medio siglo de vida el pasado sábado 8 de junio.

     

    Ambos dirigentes, que ya coincidieron también hace unos días en la colonia británica, han mostrado su mejor cara frente a los que quieren “enturbiar” la “buena convivencia” que existe a ambos lados de la Verja. Frenar las consecuencias del Brexit, que mantienen en vilo a linenses y gibraltareños, es ahora el reto que ambos tienen por delante, según admiten uno y otro.

     

    Picardo ha asegurado que el fascismo "fracasó" en su idea de acabar con la población gibraltareña, destacando que Gibraltar es “hoy, una comunidad mucho más fuerte a todos los niveles”, también en lo que se refiere a la creación de empleo con mano de obra española. “Hace cincuenta años Gibraltar tenía un déficit de 350.000 libras. España decía que caeríamos pero se equivocó, porque medio siglo después tenemos un superávit de 85 millones de libras y tenemos más trabajadores españoles que en ese momento”, subrayó.





     

    “No éramos vegetales o fruta que estaba por madurar. Éramos personas con corazones que se rompieron. El fascismo no ganó en su intento de forzar a los gibraltareños a que cambiaran su percepción sobre las cosas”, dijo Picardo en relación a la negativa histórica de la población llanita de ser parte del estado español. El ministro principal de Gibraltar cree que la situación “ha mejorado” pero ha lamentado que ante aquellos “políticos que solo quiere enfrentarnos” la mejor respuesta es la “unidad” y las “buenas relaciones” entre ambas comunidades.

     

    Juan Franco, por su parte, ha recordado que La Línea todavía “no se ha repuesto de aquella decisión” pero ha reconocido los “esfuerzos realizados por las poblaciones” de ambos lados de la Verja “en normalizar una relaciones que solo enturbian, en ocasiones, dirigentes políticos que a más de 600 kilómetros de distancia desconocen la realidad de su municipio”.

     

    Afortunadamente tenemos un paso aduanero abierto totalmente al tránsito y con una normalidad palpable en lo referente a relaciones familiares”, aseguró Franco, quien lamentó que la economía de La Línea “se dislocó por completo” y originó que la vida de “miles de linenses” sufriera “un antes y un después”.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial