Miércoles, 23 de Junio de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La UE amenaza a Reino Unido con aranceles si no cumple con el acuerdo del Brexit

  • La reunión bilateral terminó sin acuerdo

    El 30 de junio expira el periodo de gracia. Foto Twt
    El 30 de junio expira el periodo de gracia. Foto Twt
    Noticias

    La UE amenaza a Reino Unido con imponer aranceles si continúa incumpliendo el acuerdo de Brexit. La Unión Europea ha advertido a Reino Unido de que se le está acabando la "paciencia" y de que podría terminar imponiendo aranceles si la parte británica no aplica los compromisos del Brexit relativos a Irlanda del Norte, al término de una reunión bilateral que ha concluido sin acuerdo

    La dos partes se han citado para examinar sus actuales discrepancias, que giran principalmente en torno a las dudas que plantea ahora Londres en relación sobre el protocolo que en su día acepto para Irlanda del Norte, según el cual este territorio se beneficia de un acceso diferenciado a la UE por tener frontera terrestre con Irlanda. 

    La nota de prensa emitida por el Gobierno británico es bien distinta a la reacción recogida por las agencias por el vicepresidente de la CE, Maros Sefcovic. "El Reino Unido y la Unión Europea han celebrado hoy en Londres la primera reunión del Consejo de Asociación. La reunión se ha desarrollado en un ambiente constructivo y marca un hito importante en nuestra nueva relación como socios comerciales amistosos y soberanos iguales". Todo en un tono muy relajado, en el que añadían que "hemos destacado la importancia de este Acuerdo de Comercio y Cooperación "para construir una relación estable y mutuamente beneficiosa. Hemos acordado un calendario indicativo para las próximas reuniones de los diversos Comités Mixtos establecidos en el marco del Acuerdo, y hemos alentado a que se siga trabajando en la creación de la Asamblea Parlamentaria de Asociación y del Foro de la Sociedad Civil".

    Se debatió la aplicación del Acuerdo en los ámbitos de las medidas sanitarias y fitosanitarias y de las aduanas, la pesca, la aplicación de la ley y la cooperación judicial, así como la participación del Reino Unido en los programas de la Unión. También se discutió sobre las tasas de visado de larga duración, aunque el Reino Unido no considera que esto sea formalmente un asunto cubierto por el Acuerdo.

    En cuanto al fondo, el Reino Unido destacó la necesidad de continuar y profundizar nuestra estrecha cooperación en materia de aduanas y de medidas sanitarias y fitosanitarias, y alentó el pragmatismo, por ambas partes, para reducir al mínimo los obstáculos al comercio que se enfrentan. En cuanto a la pesca, el Reino Unido dejó claro que ejercerá la autonomía reguladora en sus aguas, al tiempo que seguirá adoptando medidas pragmáticas para facilitar la transición a las nuevas disposiciones para los pescadores de la UE, incluidas las relativas a las licencias. El Reino Unido observó los buenos progresos en el ámbito de la aplicación de la ley en general, pero que era necesario adoptar nuevas medidas antes de que todos los Estados miembros pudieran cumplir los compromisos del Acuerdo. El Reino Unido animó a que se avanzara rápidamente en la asociación del Reino Unido a Horizon, Euratom y Copernicus. El Reino Unido también planteó los problemas a los que se enfrentan los artistas itinerantes y señaló el trabajo en curso con los Estados miembros para tratar de resolver estos problemas. Los copresidentes acordaron mantener un contacto regular.





    Sin embargo, Sefcovic era mucho más directo. "Estamos en una encrucijada de nuestra relación con Reino Unido", ha advertido en una comparecencia pública el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de vigilar el cumplimiento del acuerdo del Brexit, Maros Sefcovic, al término de una fallida reunión en Londres con el ministro británico David Frost, que vigila igualmente el actual marco de relaciones. Para el bloque comunitario, "la paciencia está llegando a su fin", lo que en términos prácticos podría traducirse en la suspensión de la cooperación en ciertos sectores o en la imposición de aranceles si Londres sigue tomando decisiones de forma unilateral. "No es demasiado tarde", ha querido matizar a continuación.

    Así, pese al anuncio, al ser preguntado por más detalles sobre la posibilidad de aranceles, el vicepresidente comunitario ha matizado que este tipo de decisiones "no se toman a la ligera" y que Bruselas no es amiga de medidas unilaterales. "No tenemos un calendario o un paquete de medidas previstos porque seguimos pensando que puede haber una solución", ha dicho.

    La Comisión Europea ya ha abierto un expediente sancionador y, pese a que Bruselas ha dado más tiempo a Londres para responder, los británicos siguen sin ceder. Sefcovic ha recordado que la legislación comunitaria prevé un segundo aviso para resolver las divergencias, pero que en última instancia el caso podría ser elevado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

    Frost espera encontrar una solución "pragmática" a corto plazo, habida cuenta de que el 30 de junio expira el periodo de gracia por el que se sigue produciendo la entrada de productos desde la isla de Gran Bretaña a Irlanda del Norte sin cumplir los controles fijados en el acuerdo de divorcio. Pasado este día, los productos procesados quedarán vetados porque la UE no podrá certificar su seguridad, razón por la cual algunos medios británicos hablan ya de la 'guerra de las salchichas'.

    La parte comunitaria confía en recuperar la "confianza" perdida y la británica resalta que, aunque "no ha habido logros", tampoco hay ninguna "ruptura" que impida seguir hablando durante las próximas semanas. Frost ha insistido en que el protocolo de Irlanda del Norte sigue siendo un "problema" y que Londres ha sido "bastante franco" al respecto este miércoles.

    El tema previsiblemente llegará también a la cumbre del G7 en Cornualles, a la que acudirá el propio Frost. El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, mantendrá encuentros bilaterales con líderes de la UE y también con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que tampoco oculta su preocupación en relación a la crisis abierta tras el Brexit.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas