Viernes, 1 de Julio de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Londres exhibe soberanía británica en Gibraltar con una visita real en medio de las negociaciones

  • El gobernador Steel menosprecia la queja española como ‘bravuconería’

    Los condes de Wessex, durante una reciente y controvertida visita al Caribe
    Los condes de Wessex, durante una reciente y controvertida visita al Caribe
    Noticias

    El próximo martes llegarán a Gibraltar los condes de Wessex, una visita oficial que, tanto el gobernador del Reino Unido como el ministro principal gibraltareño, han calificado como de “soberanía británica”. Esta exhibición de soberanía británica, mientras se negocia el futuro de Gibraltar en unas conversaciones interminables, han motivado una queja formal de España que, por su parte, el gobernador británico en el Peñón, sir David Steel, ha menospreciado calificándola de “bravuconería”.

    En marzo pasado, el Palacio de Buckingham en Londres y la Oficina del Gobernador en Gibraltar anunciaron la visita oficial de los condes de Wessex, príncipe Eduardo y Sofía, entre los días 7 y 9 de junio. El príncipe Eduardo es el cuarto hijo de la Reina Isabel II y ocupa un puesto en la línea de sucesión para el trono británico. Ha asumido la representación de la reina inglesa en varias ocasiones, especialmente en el extranjero.

    Esta visita se considera desde España, al menos, inoportuna y el propio ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, ha considerado que “éste no es el modelo de relación que nosotros buscamos”. El Gobierno español, de hecho, “ha trasladado su malestar” al Reino Unido a través del Ministerio de Asuntos Exteriores ya que no la considera “oportuna” cuando se están manteniendo unas importantes negociaciones que determinarán el futuro próximo de Gibraltar.

    EL GOBERNADOR LO CONSIDERA “BRAVUCONERÍA”

    En cambio, el gobernador del Reino Unido en Gibraltar, el vicealmirante David Steel, descalifica la protesta española como una simple “bravuconería”, según afirmó en una entrevista publicada en el Gibraltar Chronicle el pasado 30 de mayo.

    En esa entrevista dice que “sería un error negarle a Gibraltar otra visita Real después de 10 años, que es un período muy largo”; que “mientras que miembros de la familia Real han estado en otros Territorios de Ultramar, debido a [cuestiones] políticas no han venido aquí”; y que “los españoles estarán irritados por esto, pero no estoy seguro si se trata de una ‘irritación por bravuconería’ o de una ‘irritación de verdad’” (the Spanish will be upset about it, but i’m not sure whether that is ‘bravado upset’, or ‘really upset’).

    El gobernador Steel, no obstante, reconoce que la visita Real se produce “en el contexto de la delicada fase final de las negociaciones para lograr un tratado entre el Reino Unido y la Unión Europea, sobre las relaciones de la UE con el Peñón después del Brexit, pero las fechas son mera coincidencia”. Y acepta que “hemos reconocido que el calendario de la visita no es perfecto, pero es el momento correcto para hacerla”.





    NEGOCIACIONES INTERMINABLES

    Lo cierto es que las negociaciones respecto al futuro de Gibraltar parecen interminables, a pesar de los reiterados y optimistas mensajes de los interesados, especialmente el ministro de Exteriores español, Albares, y el ministro principal gibraltareño, Picardo.

    Tras el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) el 1 de febrero de 2020, quedaba pendiente la negociación de un Tratado sobre Gibraltar. Las conversaciones iniciales concluyeron en el denominado Acuerdo de Nochevieja, alcanzado el 31 de diciembre de 2020, y que era una declaración de voluntades de las partes, pendiente de adaptarse al cuerpo legal y regulatorio de las instituciones europeas.

    El 20 de julio de 2021, la Comisión Europea adoptó una Recomendación de Decisión del Consejo que autorizaba la apertura de negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido sobre Gibraltar.

    Hasta el día de hoy no hay acuerdo entre los negociadores británicos y comunitarios, ni han trascendido las causas y alcance de este desacuerdo, ni tampoco estimación alguna de cuánto tiempo más podrían durar estas negociaciones.

    “PREVIA APROBACIÓN DE ESPAÑA”

    La aplicación específica a Gibraltar del Acuerdo de Retirada (Brexit) se rige por el Protocolo sobre Gibraltar anejo a dicho Acuerdo. Este Protocolo recoge por primera vez en el derecho básico de la Unión Europea, unas disposiciones relativas a Gibraltar negociadas por España.

    En cuanto a la relación futura, la UE ha dejado claro que "Gibraltar no estará comprendido en el ámbito de aplicación de los futuros acuerdos entre la UE y Reino Unido" y que los "acuerdos separados entre la UE y Reino Unido sobre Gibraltar requerirán la previa aprobación de España".




    Noticias relacionadas con: Tratado sobre Gibraltar y Reino Unido

  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas