Domingo, 2 de Octubre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

Militares y civiles norteamericanos vuelven a crear tensiones en la Verja de Gibraltar

  • Con el verano se interceptan nuevos casos de indocumentados

    Bandera de España en la aduana de la verja de La Línea. Foto NG
    Bandera de España en la aduana de la verja de La Línea. Foto NG
    Noticias

    Los militares norteamericanos siguen creando tensiones en el paso por la Verja de Gibraltar, al intentar forzar su entrada en el Peñón a pesar de no contar con la documentación que exigen los controles de Schengen y que España es responsable de aplicar. El más reciente ha sido el de toda una tripulación de un vuelo civil, pero al servicio de las fuerzas militares, que intentó sin éxito pasar a Gibraltar.

    Después del incidente más importante, el del general de brigada y jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Navales de Apoyo y Ataque de la OTAN (STRIKFORNATO) en Oeiras, Portugal, Marcus Bryant Annibale (del que Noticias Gibraltar informó el pasado 22 de abril y puede leerse aquí) junto con la recomendación del mando americano de las fuerzas en Rota, desaconsejando viajar a Gibraltar, los incidentes disminuyeron pero, en estos meses, con el verano, los casos han vuelto a hacerse frecuentes.

    Ha habido problemas con militares que han intentado entrar en Gibraltar aunque venían desde su base en Alemania, lo que es completamente irregular porque las acreditaciones sólo sirven para desplazarse en el país donde se encuentre el destino militar. De hecho, eso es lo que siguen intentando militares norteamericanos destinados en Rota y cuyos permisos les acredita para moverse por el territorio español, pero en ningún caso para salir de él y, menos, por una frontera exterior de Schengen, como es el caso concreto del paso por la Verja de Gibraltar.





    UNA TRIPULACIÓN COMPLETA

    Otro de los casos singulares, ocurrido la semana pasada, fue el de una tripulación completa de un vuelo procedente de Estados Unidos que, tras aterrizar en Rota y alojarse en Jerez, alquilaron un vehículo para intentar pasar a Gibraltar. Estos cinco tripulantes norteamericanos fueron interceptados por los agentes españoles en la Verja ya que carecían del sello de entrada en España y, por tanto, no podían salir del territorio.

    Esta tripulación corresponde a un vuelo de la compañía civil Atlas, pero que presta servicio de transporte a las fuerzas militares de Estados Unidos en Rota.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas