Domingo, 16 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

El ministro Borrell estaba molesto con Picardo porque ‘iba a sus espaldas’

  • Las memorias políticas de Duncan desvelan detalles de las negociaciones en 2018

    González Laya y Borrell, ministros de Exteriores de España actual y anterior
    González Laya y Borrell, ministros de Exteriores de España actual y anterior
    Noticias

    El ministro español de Asuntos Exteriores en 2018, Josep Borrell, se encontraba molesto con la actitud del ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, durante las negociaciones hispano-británicas del Brexit, porque “iba a sus espaldas” y “tocaba todas las capas del Gobierno español” después de cada reunión.

    Así lo desvela Sir Alan Duncan, delegado de Boris Johnson en el Foreign Office en aquella etapa, en unas memorias políticas recientemente publicadas y a las que hace referencia A. Rojo en una información publicada en La Razón.

    “La cosa se pone pegajosa con Gibraltar con Borrell quejándose de Picardo” puede leerse en las memorias del dirigente británico “In The Thick Of It”. Esto escribe el político inglés el 27 de octubre de 2018, cuando comenta el encuentro entre británicos y españoles llevado a cabo en Málaga por esas fechas bajo la denominación informal de “Tertulias Hispano Británicas”.





    Estaban los ministros David Liddington y Josep Borrell, el secretario de Estado español para Europa Marco Aguiriano y el propio Alan Duncan y, durante el desayuno, comentaban la marcha de las negociaciones en aquel momento: «La mayoría de los puntos de un acuerdo de salida están delineados pero los españoles no consienten un acuerdo a tres bandas que incluya a Gibraltar; solo estarán de acuerdo con un apretón de manos entre ellos y nosotros».

    «Aun quedan flecos –continúa el relato de Duncan-- sobre cómo diseñar un acuerdo sobre el compromiso en referencia a los precios del tabaco en Gibraltar de manera que no recorte los ingresos fiscales de España; sobre como superar las objeciones españolas al bajo impuesto de sociedades en Gibraltar, donde tienen temores de que empresas españolas se radiquen en la colonia y, de esa manera, se utilice como un vehículo para reducir sus obligaciones fiscales personales, negando a España sus ingresos; también sobre cómo lograr un compromiso de los gibraltareños para que cesen los vertidos para ganar terreno al mar de tal manera que Fabian [Picardo] no tenga que reconocerlo públicamente y así parezca que se ha vendido”.

    El alto funcionario británico explica también en sus memorias la recuperación de la denominación de colonia para Gibraltar: “Los españoles van a introducir la denominación “colonia” en el intercambio de documentos preparatorios para una posible salida sin pacto. Esto es provocativo pero no son estúpidos. Pueden sentir nuestra debilidad en referencia al Brexit y no van a perder su oportunidad. Dicen que no variaran el lenguaje actual sobre soberanía mientras nos quedemos en la UE pero si salimos sin acuerdo entonces la relación cambiará y por lo tanto también lo hará el lenguaje”.

    Finalmente, Duncan también se refiere a Boris Johnson, de quien hace el siguiente juicio: “Es un payaso, un egocéntrico, un bufón vergonzante, con una mente desordenada y un juicio diplomático ‘subcero’”.




  • Magazine empresarial
    Magazine empresarial