Sábado, 8 de Octubre de 2022
Twitter
Facebook
Youtube

El principio de reciprocidad marca el proyecto de ley español respecto a Gibraltar

  • Derecho al desempleo de los transfronterizos hasta diciembre de 2022

    Monumento al trabajador transfronterizo ante la Verja de Gibraltar. Foto Sergio Rodríguez
    Monumento al trabajador transfronterizo ante la Verja de Gibraltar. Foto Sergio Rodríguez
    Noticias

    El principio de reciprocidad es la característica común en las referencias a Gibraltar y Reino Unido en el proyecto de ley de adaptación española, tras la salida británica de la Unión Europea y que se ha publicado en el Boletín Oficial de las Cortes. El proyecto de ley contempla, también, derechos por desempleo para los trabajadores transfronterizos hasta el 31 de diciembre de 2022.

    El viernes pasado se hizo público, en el Boletín Oficial de las Cortes del Congreso de los Diputados, el proyecto de ley por el que “se adoptan medidas de adaptación a la situación de estado tercero del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, tras la finalización del periodo transitorio previsto en el Acuerdo sobre la Retirada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea”.

    Este proyecto de ley recoge disposiciones específicas relativas a Gibraltar que se fundamentan, como ya anunció la ministra española de Asuntos Exteriores Arancha González Laya, en el principio de reciprocidad.

    El proyecto de ley contempla una serie de medidas de adaptación a la nueva situación por la salida británica de la UE, incluida la extensión hasta diciembre de 2022 de los derechos al desempleo de los trabajadores transfronterizos españoles que pudieran quedar desprotegidos al dejarse de aplicar los reglamentos comunitarios de coordinación.

    Esta medida es prácticamente la única excepción al principio de reciprocidad que caracteriza el resto de las disposiciones y que, de hecho, queda advertido desde el primer capítulo de las disposiciones generales cuando afirma que, después de dos meses de entrar en vigor el decreto-ley, se suspenderán todas las medidas si no se concede un tratamiento recíproco a las personas física o jurídicas españolas en Reino Unido o Gibraltar:

    “Transcurrido un plazo de dos meses desde la entrada en vigor del presente real decreto-ley, serán suspendidas las medidas reguladas en él, cuando así se prevea expresamente, si las autoridades competentes no conceden un tratamiento recíproco a las personas físicas o jurídicas de nacionalidad española en el Reino Unido o en Gibraltar en cada uno de los ámbitos afectados”.

    En cuanto a las relaciones laborales y profesionales en las empresas señala que aquellas establecidas en España, con trabajadores desplazados en Reino Unido o Gibraltar, “deberán seguir aplicando la legislación del Reino Unido”; pero de inmediato advierte que “esta previsión solo será aplicable en caso de que se reconozca por parte de las autoridades competentes un tratamiento recíproco a los trabajadores que estén desplazados temporalmente a España por empresas establecidas en el Reino Unido o en Gibraltar”.

    Igualmente, y siempre “condicionado a la concesión de un tratamiento recíproco”, los trabajadores de empresas del Reino Unido o Gibraltar que ya fueron desplazados a España hasta diciembre de 2020 podrán permanecer hasta que concluya su prestación prevista sin necesidad de obtener autorización previa de residencia y trabajo, aunque si se quiere “extender la duración inicialmente prevista del desplazamiento, será necesario obtener una autorización previa de residencia y trabajo”, sin exigirse visado. Visado, autorización previa de residencia y trabajo que sí deberán poseer los trabajadores de empresas británicas o gibraltareñas desplazados a España a partir del 1 de enero de 2021.





    El proyecto de ley español también prevé la continuidad de “las actividades de investigación, desarrollo e innovación … en los mismos términos en que lo tengan reconocido, siéndoles de aplicación la legislación española vigente, siempre y cuando se reconozca un tratamiento recíproco a los nacionales españoles por parte de las autoridades competentes en el Reino Unido o en Gibraltar”.

    Prestaciones por desempleo

    En cuanto al acceso a las prestaciones por desempleo, el artículo 10 establece textualmente lo siguiente:

    “Los ciudadanos de la Unión Europea que se desplazan diariamente a Gibraltar para realizar una actividad laboral y que mantienen la residencia en España y no se encuentran dentro del ámbito de aplicación del Acuerdo de Retirada, podrán acceder, hasta el 31 de diciembre de 2022, a las prestaciones por desempleo, por los períodos de seguro acreditados en Gibraltar antes y después de la finalización del período transitorio, sin que sea necesario que hayan cotizado en último lugar en España.

    En los supuestos de períodos de seguro acreditados o realizados en Gibraltar a partir del 1 de enero de 2021, se reclamará a las autoridades británicas correspondientes el reembolso de las prestaciones abonadas por España cuando se acuerde un instrumento internacional que establezca los mecanismos de colaboración necesarios para el reembolso y la concesión de prestaciones por desempleo a los trabajadores mencionados en este artículo”.

    Asistencia sanitaria

    En cuanto al acceso a los servicios sanitarios de personas a las que asiste este derecho en Reino Unido o Gibraltar “recibirán la asistencia sanitaria del Sistema Nacional de Salud español, en los mismos términos y con sujeción a las mismas condiciones establecidas con anterioridad al 1 de enero de 2021, siempre que el Reino Unido preste asistencia sanitaria a los españoles y nacionales de otros países” con derecho asistencial en España.

    Como también afirma expresamente el principio de reciprocidad en cuanto a la dispensación de recetas de medicamentos.




  • Abogados - Jiménez Laz y Cadenas
    Abogados - Jiménez Laz y Cadenas