Jueves, 25 de Abril de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El GSD cuestiona las “credenciales socialistas” del Gobierno de Picardo, que no protege a los trabajadores de agencias

  • Feetham reclama las medidas adoptadas por Londres

    Daniel Feetham (GSD)
    Daniel Feetham (GSD)
    Economía
    El GSD, a través de su parlamentario Daniel Feetham, ha cuestionado las “credenciales socialistas” del Gobierno de Picardo, que no protege a los trabajadores de agencias (empresas privadas contratadas para servicios públicos), mientras que un Gobierno conservador en Reino Unido anuncia reformas destinadas a protegerlos.

     

    El Gobierno del Reino Unido anunció ayer una serie de reformas destinadas a proteger a los trabajadores británicos, incluido terminar con las lagunas legales que permiten a los trabajadores de las agencias ser empleados con salarios más reducidos que los empleados permanentes. Un asunto que está generando polémica en Gibraltar, debido a las continuas quejas del colectivo de las que se viene haciendo eco el parlamentario del GSD, Daniel Feetham.

     

    Las reformas siguen un informe elaborado por Mathew Taylor (CEO de la Royal Society of Arts) sobre las prácticas de empleo en el Reino Unido que el primer ministro británico había encargado en 2016.

     

    “Es realmente triste que en un momento en que los derechos de los trabajadores del Reino Unido experimentan un gran salto, el Gobierno se niegue a intervenir y no haga todo lo posible para prevenir la explotación de los trabajadores de agencias en Gibraltar”, dice el parlamentario del GSD Daniel Feetham.

     



    “Muchos de estos trabajadores simplemente no pueden obtener una hipoteca debido a la inseguridad de su situación laboral y, con razón, sentirán que el hecho de que se les pida gastar hasta £ 300,000 en las llamadas "casas asequibles" en Hassan Centenary Terraces es, en el mejor de los casos, un sueño lejano”. Para Feetham, esto no es más que “una muestra de cómo el Gobierno se ha desconectado de las aspiraciones de los trabajadores de esta comunidad”.

     

    También hace alusión a que fue el Gobierno de Picardo, en su primer mandato en 2013, el que aumentó la cantidad de tiempo que los trabajadores de agencias necesitaban para cualificarse con los mismos derechos de pago y licencia que sus homólogos permanentes”. Desde 12 semanas (como lo fue en el Reino Unido) hasta 52 semanas en Gibraltar.

     

    “Nunca se ha explicado por qué era necesario –dice-- y ha impedido que cientos de trabajadores de agencias obtengan derechos como sus homólogos permanentes de servicio público”.

     

    Feetham considera que, lo ocurrido en el Peñón, es “una acusación a las credenciales socialistas del Gobierno, porque mientras un Gobierno conservador en el Reino Unido cierra un vacío legal cuestionable, un Gobierno socialista en Gibraltar las perpetúa".

     

    No se trata solo de criticar al Gobierno, subraya. “Hemos sido positivos y hemos hecho públicas nuestras propias propuestas de reforma. Estas reformas incluyen la publicidad de vacantes genuinas en el servicio público, reduciendo el período de calificación de 52 semanas a 12 semanas como lo era antes de 2013”.


  • Te puede interesar

  • publicidadcaritas
    publicidadunicef
    publicidadAyuntamiento de La Línea