Domingo, 17 de Febrero de 2019

Formulario de búsqueda

    Las compañías de juego Betfred y Codere se trasladan a Ceuta y Melilla

  • Control de los canales de televisión de Betfred
    Noticias Gibraltar

    La casa de apuestas británica Betfred, que hasta ahora estaba en Gibraltar, se traslada a Ceuta y Codere lo hará a Melilla. En ambos casos, las empresas de juego online requieren estar en territorio europeo para desarrollar sus estrategias de mercado y el Brexit lo impedirá.

     

    Ceuta se configura como la alternativa a Gibraltar más deseada por las empresas de juego online. Ya son siete las casas de apuestas que han confirmado su traslado, entre ellas la citada Betfred procedente de Gibraltar. También lo harán Suertia y Mondobet y otras cuatro compañías de las que no se ha querido hacer público sus nombres.

     

    Para operar desde la ciudad autónoma española, las empresas de juego deben trasladar al menos la mitad de su personal y la sede fiscal de la compañía. A cambio ofrece importantes ventajas fiscales, tales como impuesto de sociedades al 7,5% los dos primeros años de actividad y luego al 12,5%; bonificación del 50% en la cotización empresarial de la Seguridad Social; bonificación del 75% en el impuesto del patrimonio, sobre actos jurídicos documentos e impuestos locales y del 60% en el impuesto de la renta. En las ciudades autónomas españolas, además, no se aplica el IVA sino un impuesto especial del 4% que, en el caso de operadoras de juego online, será aún más reducido.

     

    Estas ventajas fiscales y la amenaza del Brexit también han decidido a la empresa de juegos Codere para trasladarse a Melilla, la otra ciudad autónoma española del otro lado del Estrecho. También en el caso de Melilla hay otras empresas, cuatro más en concreto, que se han interesado por su traslado allí.

     

    Mientras, el nuevo director del departamento del juego del Gobierno de Gibraltar, Andrew Lyman, se ha mostrado optimista respecto al futuro y ha declarado a la televisión pública local GBC que no espera un éxodo de empresas como consecuencia del Brexit.