Jueves, 6 de Mayo de 2021
Twitter
Facebook
Youtube

La nueva terminal de gas natural licuado empieza a funcionar en Gibraltar

  • La nueva terminal de Gibraltar con las urbanizaciones de viviendas al fondo. Foto InfoGibraltar
    La nueva terminal de Gibraltar con las urbanizaciones de viviendas al fondo. Foto InfoGibraltar
    Economía

    Ayer comenzó a operar oficialmente en Gibraltar la nueva terminal de regasificación de gas natural licuado (GNL) en la que han trabajado las empresas Shell y Gasnor. La nueva planta tiene 80 megavatios de capacidad y, según la información facilitada, ayudará a proporcionar “electricidad a los hogares y negocios de Gibraltar a través de este combustible fiable y más limpio”.

    El ministro principal Fabian Picardo, que asistió a la puesta en marcha, declaró: “Me siento enormemente orgulloso de que, bajo este Gobierno, hayamos llevado a cabo esta crucial transición hacia la generación de energía más limpia. En lugar de utilizar tecnología anticuada en la parte central del Peñón, ahora podremos generar electricidad segura mediante gas desde el puerto durante al menos 20 años. Se trata de un fantástico avance tecnológico”.

    El Gobierno de Gibraltar ha puesto especial interés para evidenciar que se trata de una mejora medioambiental y que se trata de “un paso muy importante de cara a reducir las emisiones y cumplir con el objetivo del Gobierno de Gibraltar de reducir la producción de dióxido de carbono y mejorar la calidad del aire en torno al Peñón de Gibraltar”.





    La construcción de esta central de gas natural licuado, no obstante, ha estado sujeta a distintas críticas y polémicas públicas, no tanto por el uso de una energía menos contaminante que el diésel, sino por las medidas de seguridad y la cercanía de la planta a importantes núcleos residenciales de Gibraltar y, también, La Línea. En este sentido, la información de la oficina de prensa gubernamental dice que “el Gobierno de Gibraltar se ha asegurado de que el diseño y construcción de la nueva central eléctrica incorporen los más altos niveles de seguridad y rendimiento medioambiental”.

    También ha habido críticas respecto al suministro del gas natural licuado a la central eléctrica y, en este sentido, la misma información dice que “el GNL será suministrado a la planta por barco dos veces al mes durante la noche, minimizando los efectos para el puerto y aeropuerto vecinos” y que “el material será almacenado en cinco tanques con doble capa de acero inoxidable, con capacidad para 1.000 metros cúbicos de GNL cada uno”.

    “Me gustaría felicitar a Gibraltar por hacer realidad esta visión de un sistema energético más limpio”, declaró Maarten Wetselaar, director de Nuevas Energías y Gas Integrado de Shell que también asistió a la puesta en marcha oficial. “La conclusión de este proyecto representa un ejemplo tangible de la estrategia de Shell de proporcionar energía más limpia. Creemos que proyectos como este pueden ofrecer beneficios reales en otros lugares del mundo”.




  • Cáritas diocesana Cádiz
    Cáritas diocesana Cádiz