Miércoles, 20 de Noviembre de 2019
Twitter
Facebook
Youtube
Junta de Andalucía - Gusto del Sur

Menos inversión, empleo y consumo en el Reino Unido en vísperas del Brexit

  • Los síntomas de recesión disparan las alertas

    La economía británica se debilita antes del Brexit
    La economía británica se debilita antes del Brexit
    Economía

    El Reino Unido comienza a mostrar los efectos del Brexit antes, incluso, de que éste se produzca y la economía británica muestra síntomas de recesión que disparan las alertas. Dos de los principales motores económicos, empleadores y compradores, se han vuelto más cautelosos, según informaba Reuters, y une encuesta de Bloomberg prevé una contracción del 0,1% en la economía británica en el segundo trimestre del año, a pesar del repunte del mes de mayo.

    Cuando apenas quedan tres meses para la fecha término del Brexit, en octubre, los indicadores económicos del Reino Unido comienzan a preocupar. Ya se ha detectado una contracción de la producción total y se teme que esta desaceleración económica puede ir a más.

    En concreto, el grupo de contratación industrial REC informó del descenso del número de personas contratadas para trabajos permanentes en Gran Bretaña por cuarto mes consecutivo. El vicepresidente de KPMG ha avisado que “el estancamiento del Brexit continúa embargando el mercado laboral que se añade a la ralentización de las contrataciones”.

    En cambio ha aumentado el número de contrataciones temporales, lo que los economistas británicos también relacionan con la incertidumbre del Brexit ya que, piensan, estos pueden ser despedidos rápidamente y las empresas prefieren este tipo de activos cortoplacistas en lugar de invertir en equipos o contrataciones de trabajo a largo plazo.





    Otro dato que han detectado los economistas británicos es que ese aumento de empleo temporal, lo que significa más dinero entre los consumidores, y las rebajas de verano no han tenido efecto sobre las compras. "Vimos a los minoristas hacer descuentos a principios de junio, lo que añadió más presión a los estrechos márgenes, pero aún así no pudieron salvar el mes", explicó la jefe de ventas de BDO.

    Son todos síntomas de que el dinero no se está gastando ni en consumo ni en inversiones ni en empleo y que el espejismo actual de la contratación temporal puede protagonizar un estallido próximo, cuando las empresas no renueven esos contratos a corto plazo.

    De hecho, la economía británica podría haber entrado ya en recesión, según la encuesta de Bloooberg que contradice el anuncio realizado en su día por el Banco de Inglaterra para el segundo trimestre. Mientras la institución central adelantaba un estancamiento en crecimiento cero, Bloomberg informa de una recesión del 0,1%, lo que unido a las debilidades comerciales internacionales y el Brexit podría representar una recesión muy severa en los próximos trimestres.

     




  • Save the children