Lunes, 14 de Octubre de 2019
Twitter
Facebook
Youtube

El Tratado Fiscal sobre Gibraltar permitirá a esta jurisdicción formar parte del Marco BEPS de la OCDE

  • Evita que las empresas multinacionales aprovechen los desajustes fiscales

    Fabian Picardo, en la sede del Gobierno de Gibraltar
    Fabian Picardo, en la sede del Gobierno de Gibraltar
    Economía

    Gibraltar será miembro del nuevo Marco BEPS de la OCDE, que afecta a las transferencias que las empresas aplican de sus impuestos y beneficios en jurisdicciones fiscales internacionales. El Tratado Fiscal hispanobritánico sobre Gibraltar ha permitido que se desbloquee el ingreso del Peñón como jurisdicción, ya que, además de las medidas que contempla, tanto España como Reino Unido son miembros del Marco desde su inicio.

    El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, mostraba ayer su satisfacción: “Nuestra incorporación al marco BEPS de la OCDE en calidad de miembro de pleno derecho constituye una demostración más sobre el compromiso de Gibraltar con los estándares internacionales de transparencia y cooperación en materia fiscal. Asimismo, es un resultado tangible de la formalización del Tratado Fiscal Internacional con España”.

    El Marco BEPS es un grupo de trabajo de la OCDE que incorpora a países o jurisdicciones, establecido desde junio de 2016, después de la recomendación que en octubre de 2015 hicieron los líderes del G20. Este Marco Inclusivo sobre la Base Imponible y el Traslado de Beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés) facilita el trabajo conjunto entre países y jurisdicciones miembros para desarrollar estándares de seguimiento a las empresas multinacionales que explotan los desajustes de los sistemas fiscales.




    Formar parte de este Marco obliga a Gibraltar, como jurisdicción fiscal, a aplicar el paquete de medidas BEPS que evitarían los traslados de beneficios de las empresas de una localización internacional a otra, práctica que supone en Europa una pérdida de ingresos de entre 100-240 millones de euros anuales.

    La aceptación del ingreso de Gibraltar en el Marco Inclusivo BEPS “se produce después de un importante e intenso periodo de diálogo entre funcionarios de Gibraltar y de la OCDE en el que resultó evidente que la membresía de Gibraltar en el Marco Inclusivo de BEPS estaba bloqueada por España”, según informó ayer el Gobierno gibraltareño.

    “El Gobierno español –continua la nota-- aceptó eliminar el veto sobre la membresía de Gibraltar del Marco Inclusivo de BEPS tras el acuerdo sobre el Tratado Fiscal Internacional entre Gibraltar y España. No obstante, en el periodo previo a la decisión sobre la membresía, Gibraltar había estado cumpliendo los estándares del Proyecto BEPS a través de la transposición de las Directivas de la UE pertinentes que hacen efectivo el contenido sobre las medidas de acción de BEPS de la OCDE, como la presentación de información país por país y el intercambio de convenios tributarios”.




  • Save the children